close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El Brexit, a tres años del referéndum
El Reino Unido sigue padeciendo las heridas de un castigo autoinfligido que derivó en una crisis política a partir del resultado del referéndum que ordenó “recuperar el control”.
Por Alberto Lozano
27 de junio, 2019
Comparte

Este domingo se cumplieron tres años del referéndum en el que una mayoría de votantes en el Reino Unido se pronunció por abandonar la Comunidad Económica Europea a la que pertenecen desde 1973.

En una extraordinaria producción intitulada “Brexit: la Guerra No Civil” (Brexit: The Uncivil War), HBO retrató recientemente el éxito de la campaña en torno al referendum que apeló al sentimiento más profundo de los británicos con la frase “Recuperemos el Control” (Take Back Control).

La mayoría de los británicos votó con el corazón con la convicción de que al abandonar la Unión Europea se recuperaría la soberanía del Reino Unido, el control de la inmigración y que el Brexit brindaría además la oportunidad de negociar individualmente acuerdos con sus principales socios comerciales en el mundo, incluyendo México por supuesto.

Pero los otros 27 países que integran la denominada Unión Europea tienen otra visión y se niegan a conceder privilegio alguno al país socio que pretende el divorcio el próximo 31 de octubre.

A ello obedeció la renuncia del Primer Ministro, David Cameron -quien organizó el referéndum- y también la de su sucesora Theresa May, quien al borde de las lágrimas tiró la toalla el 7 de junio pasado.

Ahora la pregunta es: ¿quién sigue?

El gran favorito es Boris Johnson, el carismático aunque también controvertido exalcalde de Londres y exsecretario británico de Relaciones Exteriores, abiertamente identificado como promotor del Brexit.

En la democracia parlamentaria del Reino Unido, en una elección general los electores emiten un voto por el partido que desean que gobierne y el líder de éste toma posesión como Primer Ministro, previo consentimiento de la Reina Isabel II.

Sin embargo, en este caso no se llevará a cabo una elección, sino un proceso interno de selección del nuevo líder del Partido Conservador –hoy en el poder- quien de facto ocupará la oficina marcada con el número 10 de la calle Downing, el 22 de Julio próximo, luego de un mes de campaña y la emisión de un voto postal.

Un hecho singular es que no podrán participar los 47 millones de británicos que tienen derecho a sufragar en una elección, sino sólo los 124 mil miembros activos del Partido Conservador (97 % anglosajones, de cierta posición económica y mayores de 45 años en promedio), con lo que se deja fuera al 99 % de la población con derecho al voto, entre quienes figuran los jóvenes, los grupos étnicos minoritarios y los más pobres.

Así, el Reino Unido sigue padeciendo las heridas de un castigo autoinfligido que derivó en una crisis política a partir del resultado del referéndum que ordenó “recuperar el control”.

* Alberto Lozano (@alozanom) es analista de ADN40 y se ha desempeñado como director general de Comunicación Social de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y como agregado de prensa y vocero en el Consulado General de México en San Diego, California y en las embajadas de México en Canadá y el Reino Unido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.