Conducta suicida: razones y señales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Conducta suicida: razones y señales
En el marco del Día Internacional para la Prevención del Suicidio, este 10 de septiembre, es necesario que tomemos conciencia de las probabilidades de salvar una vida si, como familiares, amigas o amigos, aprendemos a conocer las señales, por muy pequeñas que parezcan, de quien enfrenta severos problemas emocionales.
Por Salvador Guerrero Chiprés
10 de septiembre, 2022
Comparte

Una tristeza profunda invadió a Roberto cuando sus padres se separaron. El joven de 16 años, quien junto con su hermano se quedó a vivir con su papá, se culpaba por la ruptura. Su rendimiento escolar vino a menos, no podía concentrarse y perdió todo interés en las actividades que le gustaban; tenía pensamientos suicidas.

Su historia es uno de los 12 mil casos de Primeros Auxilios Psicológicos que el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México ha brindado entre 2021 y agosto de este año por medio del programa DISÍ a la Vida.

Menores, mujeres y hombres de todas las edades, de todo el país y del extranjero han recibido apoyo por medio del Chat de Confianza (61.5%) o de la Línea de Seguridad (36.1%), 55 5533 5533, que opera 24/7, gratis y confidencial con psicólogos especializados en la contención de este riesgo. Otras y otros han optado por el correo electrónico o las redes sociales.

Roberto fue canalizado a uno de los Centros de Recuperación Emocional del Consejo para recibir terapia presencial gratuita de 12 sesiones, en las que pudo identificar sus emociones, fortalecer el vínculo con su papá y llorar, como no lo había podido hacer, por la separación de su madre.

El joven comenzó a tener nuevas amistades, ahora va al gimnasio y aprendió a ver el lado positivo de las cosas que ocurren en su vida. La desesperanza, que es la principal razón de ideación suicida en las niñas, niños y adolescentes de hasta 17 años, con un 47%, ha sido procesada por Roberto con acompañamiento profesional.

Ante el Día Internacional para la Prevención del Suicidio, a conmemorarse este 10 de septiembre, es necesario que tomemos conciencia de las probabilidades de salvar una vida si, como familiares, amigas o amigos, aprendemos a conocer las señales, por muy pequeñas que parezcan, de quien enfrenta severos problemas emocionales.

El análisis de las atenciones revela que el 30% de las personas apoyadas son menores de 17 años y la principal razón es la desesperanza, seguida de la dificultad para expresar sus emociones con 31% y el maltrato infantil con 17%.

El 46% tiene entre 18 y 30 años —representa el grupo etario predominante— y de ellos, el 38% lo hace por desesperanza; como segunda y tercera razón surgen los problemas de pareja y familiares, con 24% y 20%, respectivamente.

Entre los 31 y los 60 años, los problemas de pareja se constituyen como el motivo central de la ideación suicida con un 34%; la desesperanza se manifiesta en el 31% de las atenciones y la violencia familiar en el 17%, principalmente de parte de mujeres en una proporción de tres a uno con relación a los hombres.

En las personas adultas mayores la desesperanza, con 34% de los casos y generada en muchas ocasiones por la soledad, vuelve a ser la razón central; la violencia familiar —ya sea física o psicológica y sobre todo proveniente de hijos e hijas— es la segunda causa, con 22%, y el duelo ante la pérdida de seres queridos significa el 19%.

Las señales de alerta no siempre son obvias. Es importante hacer conciencia de que una persona con ideación suicida no siempre lo revela en su apariencia, e incluso puede presentarse como alguien sonriente.

Pero si observamos con atención a familiares y amistades que sabemos atraviesan por situaciones emocionales difíciles, es posible detectar cambios repentinos y constantes de humor, aislamiento social, dificultades en la comunicación o poco gusto por hobbies e intereses que antes no se perdía por ningún motivo.

Entonces puede ser momento de hablar con ella o él, preguntarle sobre su estado de ánimo y sea cual sea su respuesta, indagar más, nunca minimizar lo que siente o juzgar la forma en que percibe los problemas. Si vemos que atraviesa por alguna forma de depresión a desesperanza o nos confiesa directamente que ya no encuentra motivos para seguir adelante, nuestra responsabilidad es no soltarle y ayudarle a buscar ayuda especializada. Una palabra a tiempo puede salvar una vida.

* Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.