Contemos: cero y van más de 10 - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Contemos: cero y van más de 10
Ninguna de las decisiones que este gobierno ha tomado contribuyó a mantener con vida a las 8,817 mujeres asesinadas desde 2018. Si de contar se trata, parecería que las mujeres no contamos con ni para esta administración.
Por Mariana López Zaldivar
29 de mayo, 2020
Comparte

El gobierno federal difundió una campaña preventiva de violencia –sin perspectiva de género ni de derechos humanos– que invita a contar hasta diez y a sacar la bandera blanca de la paz.

Contemos:

Uno: nuestro presidente afirmó que el 90% de las llamadas por incidentes de violencia hacia las mujeres son falsas. Esto a pesar de la evidencia disponible que sugiere lo contrario y que es constantemente publicada por parte de colectivas que trabajan directamente con peticiones de auxilio, tales como la Red Nacional de Refugios (RNR). Incluso la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) también tiene otros datos que contrastan con la afirmación de López Obrador.

Dos: se cancelaron recursos para el Programa de Fortalecimiento de los Pueblos Indígenas, los cuales incluyen recursos destinados a las Casas de Atención a la Mujer Indígena y Afrodescendiente (CAMIs).

Tres: a pesar de que se han sostenido reuniones entre sociedad civil y autoridades del Estado, no hay claridad respecto de los recursos que se destinarán a refugios y centros de atención externa. Tampoco hay certidumbre respecto de los recursos que se destinarán a la prevención y atención de violencias hacia las mujeres en México.

Cuatro: ninguno de los programas para prevenir y atender violencias contra las mujeres se encuentra expresamente en la lista de 38 programas prioritarios del gobierno federal. Eso sí: se priorizaron recursos para la construcción del Tren Maya y la refinería Dos Bocas.

Cinco: ha habido drásticos recortes presupuestarios en la administración pública federal que también repercuten en la operatividad de Centros de Investigación –como CIDE, Instituto Mora, CICESE, CIESAS y COLEF–, varios de los cuales han sido fundamentales para el estudio de violencias hacia las mujeres y para el análisis de políticas públicas relacionadas con la igualdad.

Seis: después de las marchas organizadas para denunciar violencias hacia las mujeres y tras el feminicidio de Ingrid Escamilla, López Obrador pidió –con todo respeto– a las feministas no pintar las puertas ni las paredes durante sus marchas.

Siete: el secretario de Relaciones Exteriores también reprochó los modos de las manifestantes a pesar de considerarse feminista y de promocionar la adopción de una política exterior feminista.

Ocho: en plena pandemia por COVID-19, se publicó, en el Diario Oficial de la Federación, un acuerdo que involucra expresamente a la Fuerza Armada en tareas de seguridad pública. Es decir, parece que es prioridad de esta administración perpetuar un modelo de militarización de la seguridad pública que, hasta el cansancio, se ha demostrado incompatible con el respeto y protección de los derechos humanos. Incluyendo los derechos de las mujeres.

Nueve: ¿la Guardia Nacional? Ésa sí está considerada como programa prioritario, lo cual, entre otras cosas, significa que está blindada de la posposición de acciones y gasto de gobierno en el contexto de austeridad por la pandemia (a diferencia de la violencia hacia las mujeres en este país).

Diez: hace varios días, el gobierno federal difundió una campaña preventiva de violencia que invita a contar hasta diez y sacar la bandera blanca de la paz: un “método antiguo, pero muy sabio y además muy eficaz para contener las actitudes impulsivas o las pasiones que se desbordan”.

También hace varios días, Diana Carolina Raygoza Montes, estudiante de 21 años, fue asesinada en su hogar. Al igual que ella, más de 8,817 mujeres han sido asesinadas en México desde 2018: el mismo periodo en el que todas las decisiones enumeradas se tomaron. Ninguna de esas decisiones contribuyó a mantenerlas con vida. Si de contar se trata, parecería que las mujeres no contamos con ni para esta administración.

* Mariana López Zaldivar es oficial de proyecto del área de políticas públicas en la organización @EquisJusticia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.