Coronavirus: los escenarios para México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Coronavirus: los escenarios para México
El gobierno no ha sido claro sobre el número de muertes que espera ni en los efectos que sus políticas de salud pública tendrán sobre la tasa de mortalidad.
Por César Palacios González
21 de marzo, 2020
Comparte

El nuevo coronavirus hace que los líderes de Europa canten al mismo son. “La peor crisis de salud pública de esta generación”, fue como calificó la epidemia el primer ministro Inglés, Boris Johnson. La canciller Alemana, Angela Merkel, afirmó que “desde la unificación de Alemania -no, desde la Segunda Guerra Mundial- ningún desafío a nuestra nación ha exigido tal grado de acción común y unidad”. Y el primer ministro italiano Giuseppe Conte comentó: “He estado pensando en los viejos discursos de Churchill – es nuestra hora más oscura, pero lo lograremos”. Esto debería ser más que suficiente para que el gobierno mexicano movilice todos los recursos necesarios, y a toda la sociedad, para atender lo que podría ser la emergencia de salud pública nacional más grande en tiempos recientes. Si no toma acciones extraordinarias moviliza todos los recursos y políticas públicas a su alcance, el gobierno de López Obrador pasará a la historia como aquel que pudiendo ver venir el tren desde hace meses decidió que lo mejor era que la nación mexicana se quedara sentada en las vías mientras él avanzaba incesantemente.

El gobierno ha repetido una y otra vez que la gran mayoría de las personas que se enfermen de COVID-19 no serán paciente graves, y esto es correcto. El problema está en que el gobierno no ha sido claro sobre el número de muertes que espera. Y tampoco ha sido claro en los efectos que sus políticas de salud pública tendrán sobre la tasa de mortalidad. Ahora, las predicciones del gobierno mexicano sobre qué tan grande será el impacto del coronavirus están en un modelo matemático que no se ha hecho público. No publicar el modelo es problemático por varias razones.

  1. Otros investigadores no pueden evaluarlo. Esto ha sido esencial, por ejemplo en el Reino Unido, para descubrir errores en los modelos y los supuestos con los que se construyen.
  2. No tenerlo a la mano dificulta explicar por qué ciertas medidas extremas son necesarias. Por ejemplo, por qué será necesario cerrar la mayoría de las escuelas por un largo tiempo.
  3. No sabemos cómo cambia la carga a la que se ve sometido el, de por sí rebasado, sistema de salud dependiendo de las medidas que tome el gobierno. Con una gráfica podríamos ver claramente cómo cada medida que tome el gobierno, por ejemplo cerrar universidades, afecta el número de pacientes por COVID que llegan al sistema de salud.

En situaciones como la que enfrentamos la transparencia es un requerimiento ético. Aun cuando no tenemos el modelo del gobierno hay dos razones más que suficientes para tomar las medidas más radicales desde el día de hoy. La primera razón es ver la cantidad de recursos económicos que otros gobiernos, que cuentan con mejor infraestructura científica y médica, han asignado para hacer frente a este virus. Por ejemplo, el gobierno americano pasó legislación aprobando cerca de 8 mil millones dólares para combatir el coronavirus, y el canciller del gobierno británico aparto 5 mil millones de libras esterlinas para hacer frente a este problema. Por su parte el gobierno mexicano anunció que se cuenta con 3,500 millones de pesos, cantidad que puede incrementar. Esta cantidad es una minúscula fracción de lo que el Reino Unido, país con menor población que México, va a gastar para atacar la misma enfermedad. Y aquí hay que tomar en cuenta que el Reino Unido empieza la batalla contra el coronavirus con un sistema de salud superior al mexicano (por ejemplo, el Reino Unido tiene 8,175 ventiladores para una población de 66 millones de habitantes, mientras que México tiene 2,053 ventiladores para una población 129 millones de personas). La cifra de 3,500 millones de pesos muestra que el gobierno no está tomando medidas extraordinarias para combatir al coronavirus. Esta cantidad, por ejemplo, es menor que aquella que en 2020 recibirán los partidos políticos. En 2020 los partidos recibirán 5,239 millones de pesos. Para que el sistema de salud mexicano pueda salvar más vidas se necesitan más recursos.

La segunda razón que debería mover al gobierno a actuar de manera extraordinaria es la tasa de mortalidad que tiene este virus. Analizar los datos epidemiológicos mundiales sobre la tasa de mortalidad de este coronavirus no es tarea sencilla. Lo que sabemos a la fecha es que la tasa de mortalidad del COVID-19 varía de país a país, desde 0.18% en Alemania hasta 8.3% en Italia, así que tomemos uno de los números más conservadores que han identificado los científicos: 2%. Ahora, este 2% se debe de aplicar al número de paciente contagiados de COVID-19. El peor escenario modelado en el Reino Unido (esto quiere decir no hacer nada para frenar el virus) mantiene que el 80% de la población se podría infectar (otro modelos establecen que entre 20% y el 60% de la población mundial se enfermará). Tomemos la cifra más conservadora y apliquémoslas al caso de México.

¿Qué pasaría si el gobierno mexicano lograra mantener la infección al 20%? Antes de avanzar cabe resaltar que este porcentaje es el más conservador. México tiene una población aproximada de 129 millones de personas. Esto quiere decir que aproximadamente 26 millones de personas se enfermarían de COVID-19. Y de ellas aproximadamente 500 mil personas morirían. Esto podría ocurrir hasta dentro de un lapso de 18 meses, de acuerdo a expertos de la Universidad de Harvard. Para poner lo anterior en perspectiva, es como si dentro de un plazo de 18 meses se muriera el 70% de la población de Colima. Y aquí hay que tener en cuenta que este número ni siquiera considera fallecimientos a causa de otros padecimientos que no podrían ser atendidos si el sistema de salud colapsa por la cantidad de enfermos de COVID-19. Alguien podría decir que esta proyección está mal, pues el número actual de personas enfermas por el coronavirus es mucho, mucho menor. La respuesta a esta pregunta es sencilla, la curva de infección apenas empieza a ascender en todos los países del mundo. En muchos lugares se espera que el pico de la curva sea hacia el verano. Infografía: Objetivo: frenar la curva | Statista Más infografías en Statista

Ahora bien, cuando pensamos en el COVID-19 no solo se tiene que tomar en cuenta la tasa de mortalidad, sino que debemos considerar el número de personas que requieren hospitalización y cuidados intensivos. Es cierto que se calcula que el 80% de las personas infectadas experimentan un padecimiento leve. Pero esto quiere decir que el 20% requerirán hospitalización, y el 5% requerirá de tratamiento intensivo (esto es aproximadamente un millón y cuarto de personas). El presupuesto apartado por la administración no es suficiente para reforzar al sistema de salud para que pueda tolerar dicho número de hospitalizaciones durante 18 meses. Estos números también muestran por qué es absolutamente necesario que el gobierno implemente medidas radicales de distanciamiento social. Si el 20% de la población infectada quebraría al sistema de salud, ni qué decir si los números de infecciones fueran mayores.

Pongamos lo anterior en el contexto de lo que están haciendo otros países. Hace solo tres días el primer ministro Inglés llamó a la ciudadanía a no acudir a los pubs, antros y teatros, y a evitar todo viaje y contacto no esencial. Y ayer el gobierno clausuró dichos lugares. El gobierno del Reino Unido cambió dramáticamente su rumbo de acción (renunciando a un plan más conservador que se había seguido hasta el momento) porque la investigación que ha guiado su respuesta a esta emergencia de salud (del Imperial College) muestra que si medidas más rigurosas no se toman en este momento el COVID-19 puede llegar a matar en el Reino Unido a cuando menos un cuarto de millón de habitantes. Y aquí hay que hacer la aclaración de que este número ya tiene en cuenta un sistema de salud trabajando a tope.

Yo sé que las comparaciones son odiosas, pero lo siguiente debería ser claro para los gobiernos locales, estatales, y federal. Si el sistema de salud de Italia del norte está en gravísimos problemas por el coronavirus, y si el sistema de salud del Reino Unido prevé estar en gravísimos problemas por el coronavirus, y si ambos sistemas de salud son mejores que el mexicano, esto quiere decir que el sistema de salud mexicano se encontrará ante una situación gravísima si no se toman las medida adecuadas.

¿Qué medidas debería de tomar el gobierno hoy mismo? Estas son algunas de las más básicas:

  • Aprobar un fondo multimillonario adecuado para combatir al coronavirus. La austeridad republicana no tiene lugar aquí.
  • Incrementar sustancialmente las pruebas del coronavirus, como ha recomendado la OMS. El éxito de Corea del Sur contra el coronavirus tiene que ver principalmente con la cantidad de pruebas que han hecho.
  • Dar prioridad en las pruebas a los proveedores de salud y al personal de atención peri-hospitalaria. Si los proveedores de salud tienen que entrar en cuarenta eso disminuirá dramáticamente los números de personal de salud disponible (esto ya pasó en el Reino Unido).
  • Proteger a todos los proveedores de salud proveyéndoles de equipo de protección adecuado. En Italia y en China se vio que por falta de equipo el personal de salud contrajo coronavirus, y esto afecto la capacidad de respuesta del sistema. En México la falta de material es pan de cada día; por ejemplo, al día de hoy hay clínicas de salud en lugares turísticos, como Puerto Vallarta, que no tienen ni siquiera tapabocas.
  • Habilitar escuelas para los hijos del personal esencial: doctores, enfermeras, enfermeros, camilleros, empleados de los supermercados, policías etc. Cerrar todas las escuelas obviamente impacta el número de personal de salud que puede trabajar, alguien tiene que cuidar a los niños.
  • Adquirir y producir el número adecuado de insumos médicos que se necesitarán para esta emergencia. Aquí será necesario que, como en EUA y en el Reino Unido, el gobierno voltee al sector público para identificar quién puede producir (o en su caso reparar) dichos insumos- los productores de ventiladores están trabajando al máximo y el tiempo de espera para obtenerlos es de meses. Ésta no es sólo una crisis de salud, sino una crisis económica: México necesita movilizar la manufactura de equipo médico y de protección personal tanto para proteger a los prestadores de servicios de salud como para reactivar una economía en recesión.
  • Seguir incrementando la capacidad de las áreas de cuidados intensivos en los hospitales públicos y privados. China construyó dos hospitales casi de la noche a la mañana en el epicentro. México difícilmente podrá hacer lo mismo, pero se puede sistemáticamente designar más y más presupuesto al sector salud.
  • Incrementar la capacidad de los hospitales en general. Es hora de que los procedimientos no esenciales sean pospuestos.
  • Ubicar espacios que puedan servir como hospitales provisionales (por ejemplo la Ciudad Universitaria en la Ciudad de México).
  • Hacer que los hospitales privados trabajen en conjunto con los hospitales públicos bajo un marco común de atención (y con un costo monetario solo de recuperación para el gobierno, cuando más).
  • Invertir en el desarrollo de una vacuna o farmacéuticos que ayuden a controlar la enfermedad.

Aquí en el Reino Unido las fatalidades aumentan cada día, y como alguien que siente ya vibrar las vías del tren, solo puedo esperar que el gobierno mexicano se ponga a la altura de las circunstancias.

* César Palacios González (@CPalaciosG) es académico de la Universidad de Oxford (especialista en ética médica) y miembro del Colegio de Bioetica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.