close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
¿Cuál es el perfil de alguien que comete un delito?
Sí existe algo parecido a un perfil, pero no es físico, es el perfil de los adolescentes que como sociedad y gobierno hemos condenado al abandono, a través de dádivas, de políticas públicas mal enfocadas, de permitir la violencia y la impunidad, de volver héroes a las personas equivocadas.
Por Jimena Cándano
11 de abril, 2019
Comparte

Los seres humanos por lo general estamos acostumbrados a juzgar a los demás, sobre todo cuando no se parecen a nosotros, y por lo tanto, nos sentimos amenazados. La gente me pregunta si no me da miedo lo que hago, estar en un lugar lleno de jóvenes que cometieron algún delito, y yo no lograba entender ese pensamiento hasta que la misma pregunta me la hizo mi sobrino de 10 años y cuando le enseñé una foto me contestó; ¡Pero son como tú y como yo! Fue entonces que entendí que muchas personas creen que aquel que comete un delito tiene un perfil físico específico que independientemente de la persona y el delito, lo hace alguien violento, un perfil que sólo existe en su mente.

La realidad es que el 99% de las personas hemos transgredido alguna ley incluso un porcentaje casi igual de alto ha cometido algún delito, sabiéndolo o no. Pero al parecer buscamos en México venganza y no justicia.

Así que antes de ser tan duros y antes de pensar en vengarnos de otros hagamos un ejercicio, ¿Qué pasaría si hubieran agarrado a tu primo (a), hermano (a), mejor amigo (a) etcétera por comprar piratería? ¿Si le acusaran de un delito que no cometió? ¡Ni hablar si te pasara a ti! ¿Cómo te gustaría que lo o te trataran? Nadie, absolutamente nadie, está exento de verse involucrado en el sistema de justicia penal, y lo cierto es que hay una gran diferencia entre quien tiene dinero y quién no. Y es por eso que se dice que las cárceles están llenas de pobres, no necesariamente de culpables.

Los adolescentes con los que trabajamos en Fundación Reintegra, y la mayoría de los que se han visto involucrados en el sistema de justicia penal en todo el país, tienen muchas cosas en común. Vienen de comunidades de escasos recursos, no necesariamente pobreza extrema, donde la violencia y el delito están normalizados, casi todos tienen algún familiar que estuvo en prisión, violencia en la escuela y pocas oportunidades para la educación formal o la capacitación en algún oficio técnico y por supuesto consumo de sustancias psicoactivas. El resto son características inherentes a la adolescencia, falta de control de impulsos, sentirse invencible, sin autoconocimiento y con autoestima baja.

Así que en efecto sí existe algo parecido a un perfil, pero no es físico, es el perfil de los adolescentes que como sociedad y gobierno hemos condenado al abandono, a través de dádivas, de políticas públicas mal enfocadas, de permitir la violencia y la impunidad, de volver héroes a las personas equivocadas, de culparlos de los problemas de seguridad del país, de llamarlos “ninis” como si fuera su decisión y no una imposición por el simple hecho de nacer en un lugar que ellos no escogieron, por discriminarlos, por tenerles lástima cuando son niños y miedo cuando son jóvenes, por no atrevernos a verlos a los ojos, por no atrevernos a ver las grandes diferencias que hay en nuestro país.

Así que piensa, ¿qué hubiera sido de ti?, con todas las imprudencias que seguro has cometido a lo largo de tu vida (como todos), si no hubieras tenido suerte, dinero, contactos, alguien que creyera en ti y te guiara y te diera una segunda oportunidad.

Lo que todos necesitamos es otra oportunidad, que alguien crea en nosotros y nos guíe para poder tener un proyecto de vida positivo.

¿Dónde quieres estar tú? ¿Apoyando a estos jóvenes que no saben lo que eso significa o condenándolos a seguir en ese abandono y por lo tanto en ese camino de la comisión del delito?

Porque el cambio es posible y lo hemos logrado desde hace 35 años y teniendo una tasa de éxito sostenida desde el 2013 del 96% de éxito en la reinserción, por eso sabemos que no sólo pueden construir un mejor futuro para ellos, sino también pueden convertirse en agentes de paz y transformar a su familia, su comunidad y nuestro México.

 

* Jimena Cándano estudió la licenciatura de Derecho en la Universidad Iberoamericana. Obtuvo el grado de Maestría en Administración Pública, Comunicación Comunitaria y Transformación Social en la Universidad de Nueva York. Actualmente es la Directora Ejecutiva de la Fundación Reintegra, fundación que trabaja a favor de la justicia social, equidad de oportunidad y derechos para los jóvenes en conflicto con la ley. Tiene como misión prevenir el delito y reintegrar a la sociedad a quienes experimentan conflictos penales, fortaleciendo sus capacidades y concretando un proyecto de vida, siendo un referente en la opinión pública nacional e internacional en la prevención del delito a través de la reinserción social.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.