Datos, dudas y luces sobre la violencia contra las mujeres - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Datos, dudas y luces sobre la violencia contra las mujeres
De 2000 a 2017, más de 140 mil mujeres fueron asesinadas en México, Colombia y Brasil, representando un aumento del 131% en el período. En los tres países se identifica que el riesgo de las mujeres está en casa, donde los agresores son conocidos y con una fuerte presencia de violencia física directa.
Por Katherine Aguirre
3 de febrero, 2020
Comparte

Es evidente que en los últimos años se habla más abiertamente sobre la violencia contra la mujer. Cada día vemos desde testimonios individuales que llegan a convertirse en iniciativas de denuncia colectiva, a manifestaciones públicas de rechazo contra las violencias. Este crecimiento se puede asociar, en primer lugar, a los espacios de reflexión y debate abiertos por décadas de activismo de mujeres en el mundo y en la región. Sin embargo, también hay implicaciones de las mejoras en la información para medir los riesgos de esta violencia, datos que evidencian que efectivamente sus diversas manifestaciones vienen en expansión en la región y en México.

El riesgo es real, y las evidencias sobre ello han aumentado en la región

La disponibilidad de esta información permite evidenciar que la violencia contra la mujer no solamente se enmarca en la violencia física, llegando al homicidio y al feminicidio, sino que hace parte de una dolorosa y silenciosa cadena que incluye agresión sicológica, moral y económica.

Para arrojar luces sobre la escala del problema, el Instituto Igarapé lanzó la plataforma de datos e información EVA – Evidencia sobre violencia y alternativas para las mujeres y las niñas Violencia contra las mujeres, en México, Colombia y Brasil. Su propósito es identificar patrones de victimización de las mujeres y contribuir al desarrollo de políticas públicas para prevenir, reducir y eliminar la violencia contra ellas. Se presentan en el sitio datos de diversas manifestaciones de violencias, avances en normatividades nacionales y regionales, así como una exploración de iniciativas implementadas en los países.

La dimensión que se revela sobre la violencia contra las mujeres es impresionante: de 2000 a 2017, más de 140 mil mujeres fueron asesinadas en los tres países, representando un aumento del 131% en el período. En los tres países se identifica que el riesgo de las mujeres está en casa, donde los agresores son conocidos y con una fuerte presencia de violencia física directa.

Para el caso de México, los patrones se mantienen, sin embargo, cada vez el país presenta los rasgos de los países más violentos: como ha identificado Data Cívica, desde 2007 hay un aumento de la proporción de homicidios de mujeres en el espacio público, concentrada en poblaciones jóvenes y por arma de fuego. Estas formas de criminalidad – que se manifiestan de esta manera también en los hombres – están altamente relacionadas con contextos de alta violencia interpersonal y de crimen organizado. Esta dinámica es diferente a la de contextos con bajos niveles de violencia, donde las agresiones contra la mujer suelen estar explicada en su mayoría por la violencia intrafamiliar.

Otras fuentes de información pueden mostrar de manera más precisa formas de violencia menos visibles, como las no letales. Desde 2012, más de 2 millones de mujeres fueron atendidas en los sistemas de salud de los tres países, 635 mil de ellas en México. Se identifica también una concentración en contextos familiares, en casa, mediante el uso de fuerza física directa y por parte de perpetradores conocidos.

Por otro lado, la información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública es muy limitada. A nivel municipal, no cuenta con distinción por sexo o edad, y a nivel de estado la información se limita a pocos delitos. Se registran 65 mil casos de abuso sexual, 54 mil de violaciones, casi 7 mil de acoso y 850 de rapto, entre 2015 y 2018. Los datos, que ya se actualizaron a 2019 anticipan crecimientos en la mayor parte de las violencias.

Los datos son deficientes e insuficientes

Aun con las fuentes oficiales, es difícil comprender la dimensión real y las características de la violencia contra las mujeres en la región. Las formas de violencia que sufren más las mujeres están altamente subnotificadas, en particular las formas de violencia no física. Hay una gran ausencia de estandarización de los datos, dificultando los análisis comparativos a través de países e incluso de estados al interior del país.

En muchos casos los registros están mal hechos o están incompletos, particularmente faltan datos cruciales para mejor comprensión sobre los patrones de victimización. Igualmente, las fuentes de información no son confiables, los datos son escasos, incompletos y desactualizados.

EVA pretende dar un paso para recopilar y representar la información oficial. La información está disponible para incidencia, investigación y seguimiento por parte de autoridades públicas, quienes deben preocuparse por tales deficiencias de los datos.

* Katherine Aguirre es (@katheaguirreCOL) investigadora del Instituto Igarapé (@igarape_org) interesada en temas relcionados con violencia armada y desarrollo, principalmente en medición de la violencia, iniciativas de reducción y prevención de la violencia y violencia después de conflictos armados.

 

EVA es una producción del Instituto Igarapé con el apoyo de Uber.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts