De la prisión a Naciones Unidas

Es necesario que poblaciones afectadas por las políticas de drogas punitivas asistan a los foros internacionales. Las voces de mujeres como yo, ex privadas de la libertad, así como de mujeres usuarias, cultivadoras, transportistas, vendedoras, familiares, entre muchas otras, tienen que ser oídas.