Desmitificando la lactancia materna
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Desmitificando la lactancia materna
De "no todas las mujeres tienen leche” a “mi leche no le llena o no tengo suficiente leche”, existen mitos que han contribuido a que en México solo el 28.8 % de niñas y niños menores de 6 meses reciben lactancia materna exclusiva y, por el contrario, 7 de cada 10 han consumido alguna fórmula láctea o sucedáneo.
Por Tamara Andraca Artigas
3 de agosto, 2022
Comparte

La lactancia materna es la mejor manera de alimentar a las y los bebés, ya que gracias a ella se fortalece su salud y desarrollo adecuado durante sus primeros 1,000 días de vida.

Es tan importante, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se alimente a la o el bebé con leche materna desde la primera hora de vida. De hecho, los nutrientes que contiene se adaptan a las necesidades individuales de cada niña y niño, por lo que durante los primeros seis meses de vida no es necesario que consuman otro alimento, ya que puede interferir con el mecanismo natural de la lactancia. 1

La lactancia exclusiva en los primeros seis meses y complementaria hasta los dos años, también ayuda a proteger a las y los bebés frente a infecciones respiratorias, enfermedades diarreicas y otras afecciones que pueden ser mortales; asimismo, disminuye el potencial de malnutrición, alergias, obesidad, sobrepeso infantil y diabetes tipo 2 al mediano y largo plazo. 2

Las mujeres y personas amamantando, de igual manera, se ven beneficiadas por esta práctica, ya que reduce el riesgo de que padezcan cáncer de mama, cáncer de ovario, hipertensión y enfermedades cardiovasculares. 3 Inclusive, la lactancia materna favorece la economía familiar porque no existe otro alimento en el mundo que brinde la cantidad de vitaminas, nutrientes y anticuerpos gratuitos como la leche materna. 4

Sin embargo, en México solo el 28.8% de niñas y niños menores de 6 meses reciben lactancia materna exclusiva; 5 y, por el contrario, 7 de cada 10 han consumido alguna fórmula láctea o sucedáneo. 6

Existen diversas razones por las cuales esta práctica no es tan común como debería de serlo, y una de ellas son los mitos. A continuación desmitificaremos algunos: 7

  • “No todas las mujeres tienen leche”: esto no es exacto, ya que casi todas las mujeres producen suficiente leche para alimentar a sus hijas e hijos; sin embargo, la baja producción se puede deber a factores culturales y sociales, así como a la falta de información, insuficiente acompañamiento, e incluso condición genética.
  • “La leche de algunas mujeres es muy delgada o es agua”: la leche materna está especialmente constituida para la o el bebé, y por lo mismo, irá cambiando su composición a medida que ella o él crezca. Muchas veces el color de la leche puede parecer transparente o con falta de color, pero eso no significa que no contenga nutrientes, pues no son perceptibles a simple vista y, en realidad, son inigualables a cualquier otra leche comercial.
  • “Mi leche no le llena o no tengo suficiente leche”: en ocasiones no sabemos reconocer cuánta leche toma la o el bebé, pero el cuerpo produce la cantidad de leche que ella o él necesite para saciar su apetito.
  • “Mi bebé necesita beber agua, la leche no le quita la sed”: a pesar de que exista mucho calor en el ambiente y pueda parecer lógico que la o el bebé necesite agua para hidratarse, es importante recordar que la leche les mantendrá hidratados, ya que contiene todo lo que necesitan.
  • “Mi bebé no para de llorar, tiene cólicos. Le daré un té para que se relaje” : tomar tés o cualquier otro tipo de líquido puede afectar a la o el bebé, incluso hasta provocar el rechazo de la lactancia materna, y puede colocar bases para futuros padecimientos como alergias y problemas gastrointestinales.

¿Cómo podemos fomentar la lactancia materna?

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible se estableció la meta de que al menos el 50% de las y los bebés reciban lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer.

La baja tasa de lactancia materna exclusiva es un problema de salud pública y, por ello, requiere de la colaboración de todos los actores de la sociedad. Es necesario que el gobierno cumpla con todas sus obligaciones: el Sistema de Salud debe orientar a las madres y personas amamantando para que se sientan confiadas en su habilidad de amamantar y, asimismo, es necesario que difunda información sobre los derechos de las madres, personas amamantando, niñas y niños, de tal forma que los prejuicios culturales y sociales en torno a la lactancia materna se derrumben.

En específico, desde Save the Children hacemos el llamado a que el Estado mexicano diseñe políticas públicas para:

  • Apoyar a las casi 13 millones de mujeres que laboran en condición de informalidad, 8 para que puedan contar con periodos de maternidad que les permitan practicar la lactancia materna.
  • Regularizar el acceso a lactarios para las mujeres y personas amamantando en el sector formal.
  • Ampliar la licencia de maternidad a por lo menos 90 días después del parto, garantizando su salario.
  • Ampliar la cobertura de los servicios de salud del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).
  • Brindar capacitaciones para el personal de salud, madres y padres sobre la lactancia materna y dotarles de herramientas para mejorar la práctica.
  • Brindar apoyos económicos para que las madres no sufran la urgencia económica de regresar a trabajar inmediatamente después del nacimiento de sus hijas e hijos.
  • Brindar talleres y capacitaciones para las mujeres privadas de su libertad y al personal de las cárceles para que mejore la práctica, asegurando que los espacios sean propicios para lograrlo.

Con estas acciones se podrán garantizar los derechos y el bienestar de las madres, personas amamantando, niñas y niños en el país. Consulta los videos y materiales sobre los paneles del 7° Foro Nacional de Lactancia Materna 2022 para conocer más de este tema.

* Tamara Andraca Artigas es oficial de Incidencia Política en Save the Children en México (@SaveChildrenMx), organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

Visita nuestra página y nuestras redes sociales:

Facebook: @SavetheChildrenMexico

Twitter: @SaveChildrenMx

Instagram: @savethechildren_mx.

 

 

1 Save the Children México (2013). Lactancia y maternidad en México. Retos ante la inequidad.

2 Organización Mundial de la Salud (2017). Metas mundiales de nutrición 2025. Documento normativo sobre la lactancia materna.

3 Organización Mundial de la Salud (2020). Semana Mundial de la Lactancia Materna.

4 Save the Children México (2021). Guía para una lactancia materna desde la ternura.

5 Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (2018). Resultados Nacionales.

6 Instituto Nacional de Salud Pública. (2020). ENSARS-COV-2

7 Save the Children México (2021). Guía para una lactancia materna desde la ternura.

8 INEGI (2022). Indicadores de ocupación y empleo. Comunicado de prensa número 339/22.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.