¿Dónde quedan las migrantes mexicanas? COVID 19 y la violencia de género - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
¿Dónde quedan las migrantes mexicanas? COVID 19 y la violencia de género
Es alarmante que en el contexto de pandemia y aumento de violencia contra las mujeres se plantee siquiera la cancelación del Fideicomiso para Cubrir Gastos de Demandas en el Extranjero y el Mandato para el Desarrollo de la Estrategia de Fortalecimiento para la Atención a Mexicanos en Estados Unidos.
Por Selma Maxinez y Ana Paula Lamas
10 de abril, 2020
Comparte

Actualmente nos encontramos viviendo una contingencia sanitaria con efectos globales a raíz del COVID-19, por lo que resulta fundamental que el Estado mexicano tome las medidas necesarias para proteger a todas las personas mexicanas en sus diferentes contextos.

Para atender la crisis sanitaria, se ha instaurado el Consejo de Salubridad General que atiende la pandemia dentro del territorio nacional. Sin embargo, a esta estrategia le falta un enfoque integral de protección y sobre todo entrelazar realidades, como las de las mujeres mexicanas migrantes que se encuentran en situación de violencia generada por el confinamiento.

Ya la violencia contra las mujeres significaba una realidad muy preocupante, considerada por la ONU como una pandemia.1 Además, en este contexto de confinamiento la violencia contra las mujeres dentro del espacio doméstico ha aumentado en todo el mundo.2 También la ONU se ha pronunciado y ha llamado a los Estados a tomar las medidas adecuadas para proteger y atender a las mujeres víctimas de violencia.

A este contexto global en el que convergen dos pandemias, la generada por el COVID-19 y la que es una realidad cotidiana, se le agrega la migración, que durante los últimos años ha sido una crisis humanitaria a nivel global. La migración de mujeres principalmente se genera por las situaciones de violencia extrema, por razones de género, que viven en sus países de origen; en consecuencia, emigran huyendo del peligro.3

Las personas en el extranjero se enfrentan todos los días ante diferentes tipos de discriminación por su condición migratoria.4 A pesar de que la migración es un derecho de todas las personas, en los países de paso o destino las mujeres migrantes enfrentan situaciones complejas y distintos tipos de violencia. No contar con un estatus migratorio regular que perjudica directamente su derecho a la identidad para ellas y sus hijas e hijos es un factor que incide en el acceso a diferentes derechos.5

Posiblemente nos encontramos ante una de las crisis más complejas de los últimos tiempos a nivel global. Sin embargo, representa una buena oportunidad para el Estado mexicano de atender situaciones de las que poco se ha hablado, por ejemplo, la violencia contra las mujeres migrantes y el poco o nulo acceso a los derechos básicos que ante el contexto actual son de suma importancia, como lo son el acceso al derecho a la salud6 y a la justicia7.

La violencia de género que se vive dentro de las casas, a pesar de ser una de las principales causas de muerte de las mujeres, debido a los estereotipos de género y la poca sensibilidad por parte de la sociedad y sobre todo de las autoridades, se considera parte del espacio privado. Ante la indicación que en televisión nacional se repite todos los días “quédense en casa” para evitar la propagación del virus, el espacio privado se ha convertido sin retorno en el espacio público. Y con ello la violencia doméstica, ahora más que nunca, en una situación que debe atenderse de forma urgente.

En el contexto de pandemias se muestran efectos diferenciados entre hombres y mujeres.8 Asimismo, dentro del contexto que ha generado la pandemia del COVID-19, personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.9

A pesar de ser la violencia contra las mujeres una situación global, poco se ha hablando de la violencia de género que viven las mujeres migrantes en el exterior. Esto a pesar de que el mismo Secretario General de la ONU se ha pronunciado y ha reconocido que en la medida que el virus se propague crecerá la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas por la violencia que viven en los hogares y peor será la respuesta de las instituciones.10 Esto agregando la situación migratoria, que de por sí es preocupante.

De igual manera, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos insta a los gobiernos a “dar especial importancia al cumplimiento de su obligación de debida diligencia con respecto a los derechos de las mujeres” e implementar medidas para prevenir la violencia de género, intrafamiliar y sexual durante el aislamiento social, asegurando que existan mecanismos seguros de denuncia y a asegurar la protección de grupos vulnerables, entre los que destacan migrantes11. De manera similar lo ha hecho la Organización de los Estados Americanos.12

El Gobierno de México se ha comprometido a proteger a las personas migrantes en el exterior por medio de una estrategia de protección los derechos humanos, cuya finalidad es que los Consulados, actuando como procuradurías, protejan efectivamente a la comunidad mexicana13.

Este compromiso no sólo se trata de una prerrogativa política adoptada desde administraciones anteriores. Es importante recordar que con fundamento en artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las autoridades mexicanas en el ámbito de sus competencias están obligadas a proteger, respetar, promover y garantizar los derechos humanos brindando la protección más amplia, sobre todo a las personas que se encuentran en una especial situación de vulnerabilidad. En este caso a las mujeres migrantes14.

Ante el aumento de la violencia contra las mujeres a nivel global, ahora más que nunca es pertinente preguntarse, ¿las autoridades están garantizando la protección de las mujeres migrantes que se enfrentan a la violencia de género ante las medidas de aislamiento?

El pasado 26 de marzo, ONU Mujeres emitió una resolución sobre 5 pasos que pueden llevar a cabo los gobiernos en el contexto del COVID-19, entre los cuales destacó que debe asegurarse que las líneas directas y los servicios para todas las víctimas de abuso doméstico se consideran servicios esenciales.15 En este sentido, el Estado mexicano tiene la obligación, al igual que en territorio nacional, de garantizar el cumplimeinto de estándares mínimos de protección a las mujeres víctimas de violencia que se encuentran en el extranjero. Lo anterior sería posible a través de la aplicación del Protocolo de atención consular para personas víctimas de violencia basada en el género y de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su Reglamento16.

Las acciones que el gobierno de México decida llevar a cabo para la atención de las personas mexicanas víctimas de violencia de género en el exterior preocupan aún más ante el contexto que planteó el pasado dos de abril el presidente Andrés Manuel López Obrador, en un Decreto por medio del cual se extinguen todos los fideicomisos públicos que no tengan personalidad jurídica propia o que hayan sido mandatados por ley17. Si bien es una de las medidas que ha tomado la actual administración para cumplir con la política de austeridad republicana, es alarmante que en este contexto de pandemia y aumento de violencia contra las mujeres se plantee siquiera la cancelación del Fideicomiso para Cubrir Gastos de Demandas en el Extranjero y el Mandato para el Desarrollo de la Estrategia de la Estrategia de Fortalecimiento para la Atención a Mexicanos en Estados Unidos.

Es importante destacar que cuando se anunció la política de austeridad republicana al inicio de la actual administración, diversas organizaciones criticaron los recortes presupuestales18 y propusieron contemplar en el paquete económico del 2020 los servicios de atención a mujeres víctimas de violencia de género19. ¿Se consideraron los efectos de esos recortes en su momento? En principio y de conformidad con el artículo 221 fracción III del Reglamento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, dichos recursos tendrían que enterarse a la Tesorería de la Federación. Si esto sucede, ¿se planteará reasignar dichos recursos a las dependencias para cumplir con las actividades que llevaban a cabo con los fideicomisos o se destinarán a la “reactivación económica”? Ni el presidente, ni la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se han pronunciado al respecto.

Ya que tampoco se ha mencionado con qué recursos se va a atender a las personas migrantes en el exterior que soliciten ayuda al gobierno mexicano para dar cumplimiento a la estrategia de protección, ante el aumento de la violencia doméstica, cabe preguntarse cómo se va a atender a las mujeres y niñez migrantes víctimas de violencia. Al respecto es importante que el Estado mexicano garantice la protección de todas las personas mexicanas en el exterior, sobre todo de las mujeres y niñez víctimas de violencia empleando los recursos existentes y en las políticas de recuperación económica.20

Por lo anterior es importante y urgente que el Estado mexicano:

  1. Revoque la extinción de los fideicomisos a cargo de la Secretaría de Relaciones Exteriores para la protección de la comunidad mexicana en el exterior.
  2. En caso de extinguir los fideicomisos, establezca de forma clara y transparente cuál será el presupuesto que será destinado para la atención de casos de violencia contra las mujeres y niñez que viven en el extranjero.
  3. Cree, urgentemente, una política de atención para las mujeres y niñez víctimas de violencia que viven en el extranjero que contemple estándares mínimos para salvaguardar su vida e integridad, dentro de las medidas de atención al COVID-19.
  4. Establezcan medios de comunicación eficaces para la atención de mujeres migrantes mexicanas en todos los países.
  5. Gestionar una campaña de difusión, a través de la cual se dé a conocer a las mujeres mexicanas en el exterior el apoyo que pueden brindar los Consulados de México.

* Selma Maxinez (@selmaxinez) es integrante del Circulo Feminista de Análisis Jurídico (@circuloanalisis) y Ana Paula Lamas (@AnaPau_Lamas) es abogada en la Embajada de México en Estados Unidos.

 

1Violencia contra las mujeres: la pandemia en la sombra”, consultado el 8 de abril del 2020.

2Violencia contra las mujeres: la pandemia en la sombra”, consultado el 8 de abril de 2020.

3Mujeres en Fuga. Relatos de primera mano de refugiadas que huyen de el Salvador, Guatemala, Honduras y México. Un estudio realizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. ACNUR (2015), disponible aquí.

4Mujeres Migrantes en situaciones de violencia familiar en México: retos y recomendaciones. Sin Fronteras IAP (2003), disponible aquí, acceso: 8 de abril del 2020.

5 Mujeres Migrantes en situaciones de violencia familiar en México: retos y recomendaciones. Sin Fronteras IAP (2003), disponible aquí, acceso: 8 de abril del 2020.

6Artículo 12 del Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, acceso: 8 de abril del 2020.

7Artículo 8 de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Convención De Belém Do Pará”, acceso: 9 de abril del 2020.

8Coronavirus: Una pandemia mundial que afecta diferenciadamente a las mujeres”, acceso: 9 de abril de 2020.

9Guia Practica de Respuestas Inclusivas y con Enfoque de Derechos ante el COVID-19 en las Américas. OEA/Ser.D/XXVI.16 , p. 54-56.

10Ante el aumento de la violencia doméstica por el coronavirus, Guterres llama a la paz en los hogares”, acceso: 9 de abril de 2020.

11La CIDH y su REDESCA instan a asegurar las perspectivas de protección integral de los derechos humanos y de la salud pública frente a la pandemia del COVID-19”, acceso: 7 de abril del 2020.

12Al enfatizar que se requiere la incorporación de medidas alternativas para la atención y asistencia a víctimas de diversas manifestaciones de violencia de género. OEA/Ser.D/XXVI.16, p. 20.

13Política del Gobierno de México para atender a las personas mexicanas en el exterior 2019-2024, publicada el 1 de marzo de 2019, disponible aquí.

14Artículo 9 de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer “Convención de Belém Do Pará”, disponible aquí.

15Las mujeres y el COVID-19: Cinco acciones que los gobiernos pueden adoptar sin demoras”, acceso: 9 de abril de 2020.

16El protocolo señala que los Consulados implementarán acciones en el primer nivel de atención, las cuales incluyen servicios de difusión, detección, atención inmediata y referenciación a las mujeres en situación de violencia.

17 DECRETO por el que se ordena la extinción o terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos, acceso: 8 de abril de 2020.

18Recorte a albergues para mujeres violentadas abre nuevo frente al gobierno” (22 de feberro de 2019), acceso: 8 de abril de 2020.

19 Un Presupuesto Público para Todas las Personas. Propuestas para el Paquete Económico 2020. Fundar, acceso: 8 de abril de 2020.

20Policy Brief: The Impact of COVID-19 on Women”, acceso: 9 de abril de 2020.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.