Economía Social en tiempos de COVID - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Economía Social en tiempos de COVID
La economía mexicana necesita toda la ayuda posible en este momento y parte de la respuesta se encuentra en la ayuda mutua, la pertenencia a la comunidad y un modelo más equitativo.
Por Roberto A. Pérez González
31 de agosto, 2020
Comparte

En tiempos de crisis como la que vivimos es necesario voltear a ver nuevas opciones de cooperación comunitaria y desarrollo empresarial. De acuerdo al INEGI, más el 85% de las microempresas en México se conforman solo por el dueño y un trabajador y cerca del 92% no tienen acceso a financiamiento, datos poco esperanzadores para su futuro y para el de miles de familias de nuestro país1.

En este contexto, hace unos días en Palacio Nacional, Humberto Cerdio, Coordinador de Desarrollo Empresarial del INAES (Instituto Nacional de Economía Social) exponía ante los medios los avances de los programas de Economía Social del gobierno federal.

¿Qué es la Economía Social?

Básicamente es un modelo distinto de producción, distribución y servicios que busca ser más solidario priorizando a las personas, la sustentabilidad y el compromiso con la comunidad. Este modelo genera relaciones de solidaridad y cooperación más fuertes entre sus miembros y fomenta una distribución más equitativa de la riqueza.

En palabras de Cerdio Vázquez: “Esto es la Economía Social, un modelo que pone a la persona en el centro respetando sus decisiones y distribuyendo mejor la riqueza, respetando siempre al medio ambiente bajo una lógica de gestión sustentable… si pensamos de forma colectiva en vez de individual tendríamos muchísimas ventajas”.

Las empresas cooperativas tienen que ser rentables, como cualquier otra, con la diferencia de que cuando sean rentables, esos beneficios se van a distribuir de manera equitativa en la comunidad donde se encuentran.

Algunos casos de éxito

Som Energía nació en Girona en 2010 como la primera cooperativa de España que buscaba cambiar el modelo energético y promover la producción de energía renovable. Cuentan con más de 62 mil socios y 14 plantas de energía a lo largo de su país. Hace unos meses inauguraron su última planta financiada íntegramente con aportaciones de ciudadanos que buscan conseguir un modelo 100% renovable.

De acuerdo con el sitio de Som Energía para ser socio solo hay que llenar un formulario y realizar una aportación única de 100 euros. Ser socio permite acceder a los servicios de consumo de electricidad verde certificada e inversión en proyectos renovables, además permite participar en el desarrollo de la cooperativa.2

Otro caso en tierras españolas es el de Fiare Banca Ética, un banco cooperativo con más de 42,000 personas asociadas en España e Italia. Su objetivo es recuperar el valor social del dinero financiando proyectos vinculados a la inserción social y laboral de personas, la agroecología, la eficiencia energética, la educación y la cultura y el comercio justo, entre otros. 3

Financiamiento

En México existen 156 Sociedades Cooperativas de préstamo, autorizadas y reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por lo que ese 92 % de empresas que no tienen acceso a financiamiento con la banca comercial pueden acercarse a estas cooperativas financieras para buscar opciones de crédito que les permita crecer y desarrollarse en momentos donde la liquidez es crítica.

La Economía Social puede aplicar en cualquier sector, no solo son empresas de commodities o productos de bajo valor, puede haber cooperativas tecnológicas, de impulso empresarial, de productos innovadores, incluso el coordinador mencionó el ejemplo de Canadá, donde una aerolínea se acaba de formar como cooperativa ante los riesgos de caer en bancarrota.

Finalmente Cerdio invitó a los jóvenes a buscar ser empresarios, generar empresas de economía social de propiedad colectiva, teniendo una vinculación con su comunidad, formando a la gente y fomentando el ahorro, todo eso se puede lograr a partir de la Economía Social.

A lo largo de los últimos meses muchos de quienes escribimos alguna columna como ésta hemos señalado todas aquellas decisiones del gobierno de López Obrador que parecen hacer retroceder a nuestro país en materia económica, destruyendo lo que se había avanzado. Por ese motivo da gusto escuchar propuestas distintas, que buscan construir, generar empleos y apuntalar a las empresas más vulnerables de nuestro país, a través de un modelo de comunidad y cooperación.

La economía mexicana necesita toda la ayuda posible en este momento. Tal vez parte de la respuesta se encuentre en la ayuda mutua, la pertenencia a la comunidad y un modelo más equitativo.

* Roberto Abraham Pérez González (@robertoabraham) es consultor de Estrategia y Operaciones, Emprendedor, MBA por IPADE Business School (Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa).

 

1 Disponible aquí.

2 Disponible aquí.

3 Disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.