El asesinato de Francisco Javier Barajas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El asesinato de Francisco Javier Barajas
“Ya encontré a mi corazón, ahora busco a sus desaparecidos, por eso estoy aquí para ayudarlos en las búsquedas”, resumía en un mensaje Francisco Javier Barajas tras encontrar en una fosa a su hermana desaparecida. Fue asesinado el 29 de mayo a quemarropa en el centro de Salvatierra, Guanajuato.
Por Raymundo Sandoval
6 de junio, 2021
Comparte

“Ya encontré a mi corazón, ahora busco a sus desaparecidos”.

Francisco Javier Barajas Piña

 

En uno de los grupos que compartíamos, Francisco Javier escribió: “Ya encontré a mi corazón, ahora busco a sus desaparecidos, por eso estoy aquí para ayudarlos en las búsquedas”, resumiendo su condición de víctima indirecta, de familiar de una persona desaparecida y luego encontrada en una fosa y, al mismo tiempo, de persona buscadora dentro de una institución oficial. El 29 de mayo fue asesinado a quemarropa en el centro de Salvatierra, Guanajuato.

Es el primer caso en el país del que se tenga noticia de un buscador de personas desaparecidas que es asesinado impunemente y cimbra no sólo a las buscadoras de Guanajuato sino a las de todo México. Impunidad, la misma que en el caso de la hermana de Francisco Javier y en el caso de los cientos de personas desaparecidas en la entidad. Ni una sola sentencia por desaparición. Si bien la Comisión local de víctimas ya realizó la primera reparación por un caso individual, lo cierto es que Guanajuato está todavía muy lejos de una política de acceso a la justicia en el contexto de las desapariciones.

Guerra, eso es lo que hay en Guanajuato. Más allá de la propuesta de organizaciones nacionales de que ya la disputa entre los grupos delincuenciales puede considerarse ya un Conflicto Armado No Internacional (CANI), lo que se vive en la entidad con más homicidios dolosos y asesinatos a policías, es una guerra por el control territorial.

La Comisión Nacional de Búsqueda y todas las Comisiones Locales de inmediato externaron su profunda consternación y exigieron una investigación pronta y eficaz, lo mismo que la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. La ONUDH por su lado, hizo un llamado a que se realice una investigación diligente y se sancione a los responsables.

Los Consejos locales de víctimas y de búsqueda, solicitaron un posicionamiento del Gobernador. Y casi 50 Colectivos de todo el país fueron más lejos, y solicitaron al Mecanismo Federal que ofrezca planes de protección colectivos para las familias, y a la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas (CEAIV) a que realice una reparación a la familia y que, como medida de garantía, implemente un MEMORIAL de paz en Salvatierra, Guanajuato.

El asesinato de Francisco Javier demuestra claramente la ausencia del poder público en Salvatierra y en toda la entidad, el dominio territorial de la delincuencia organizada en zonas enteras de Guanajuato. El Gobernador tardó dos días en reconocer públicamente que es necesario ofrecer protección a las buscadoras, más allá de la seguridad durante las búsquedas en campo. Esperemos que el Estado en su conjunto, incluido el Gobierno Federal, esté a la altura para presentar los planes de protección que son necesarios en este caso, y lo más importante, para reconocer que está capturado por la macrocriminalidad. ¿Por dónde comenzar a descapturarlo?

Guanajuato duele, como ha escrito Fabrizio Lorusso.

Adiós Francisco Javier.

* Raymundo Sandoval (@ray_sandoval) es es defensor de derechos humanos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.