close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El ingreso de los hogares y su número de integrantes: una medida alternativa de la disponibilidad de recursos
La medición de CONEVAL es un ejemplo claro de la importancia que tiene el rigor metodológico para lograr que nuestras medidas de los problemas sociales sean válidas, es decir, que realmente midamos lo que pretendemos medir.
Por Data Lab MX
30 de agosto, 2019
Comparte

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares (ENIGH) de 2018, elaborada por el INEGI, proporciona información importante para conocer la realidad financiera de los hogares del país. A partir de esta información se miden algunos de los principales problemas públicos, como la pobreza multidimensional, la desigualdad de ingresos y la vulnerabilidad financiera de los hogares. Sin embargo, dado que la unidad de observación en esta encuesta son los hogares, entendidos como el grupo de personas que cohabitan y comparten un mismo gasto en alimentación, el procesamiento de la información debe atender algunas consideraciones. En el análisis de los ingresos de los hogares se debe tener especial cuidado con el hecho de que estas unidades tienen tamaños muy diversos; los hogares con más integrantes tienen la posibilidad de percibir más de un ingreso por trabajo, a la vez que su carga en gastos aumenta.

El ingreso mensual por tipo de hogar: la medida hace la diferencia

La ENIGH reconoce cuatro tipos de hogar según la relación que exista entre sus integrantes: los hogares pueden ser nucleares, ampliados, compuestos, corresidentes o unipersonales. En los hogares nucleares, ampliados y compuestos, los integrantes tienen vínculos familiares con distintos grados de cercanía, a diferencia de aquellos que simplemente son corresidentes. Si comparamos la distribución del ingreso mensual de los distintos tipos de hogar observamos que los hogares unipersonales se encuentran en los valores más bajos de ingreso, con una mediana de $7 mil pesos mensuales. Sin embargo, esto bien podría deberse a que cuando un hogar tiene más integrantes, otros de esos integrantes pueden aportar al ingreso del hogar. Si se considera el ingreso corriente mensual dividido entre el número de los integrantes del hogar, la distribución por tipo de hogar cambia drásticamente.

Respecto de esta medida alternativa, los hogares unipersonales se posicionan en valores más altos que los hogares nucleares, ampliados y compuestos, precisamente porque cuentan con un solo integrante y la división no los afecta. Sin embargo, los hogares corresidentes son los hogares que se ubican en los valores superiores de ingreso mensual, tanto en la medida del ingreso total como en la de ingreso por integrante. Este patrón es un primer indicio de la importancia que tiene considerar el número de integrantes de los hogares al comparar sus ingresos. En la siguiente gráfica queda claro que el panorama de los recursos con que cuentan los distintos tipos de hogares es totalmente distinto según la medida que se seleccione para observarlo. Sin embargo, pese a su relevancia, muchos análisis ignoran este aspecto de la distribución del ingreso.

Ingreso total del hogar contra ingreso por integrante

Los deciles de ingreso por integrante del hogar

Para conocer mejor la distribución de los hogares mexicanos en esta medida alternativa de ingreso, calculamos los deciles y los comparamos con los deciles del ingreso corriente mensual. Esta medida aporta un mejor panorama de los de recursos de que disponen los hogares para satisfacer sus necesidades. Según este cálculo, el 10% de los hogares con mayor ingreso se ubican por encima de los $11 mil mensuales por integrante. Una característica de este decil es su alta dispersión. Esto significa que los hogares que forman parte de este grupo presentan ingresos muy diversos, que van desde el valor de corte hasta un caso con $750 mil mensuales por integrante. Los demás deciles tienen mucha menor dispersión: el de menor ingreso lo constituyen aquellos hogares con un ingreso mensual de hasta $1,375 por integrante. Los límites de los deciles intermedios pueden apreciarse en la siguiente gráfica.

Comparación con deciles ING_MEN

Además del ingreso mensual total del hogar, el otro insumo requerido para calcular el ingreso por persona es el número de integrantes del hogar. El número promedio de integrantes por hogar es 3.6. Sin embargo, esta medida aumenta conforme avanzan los deciles de ingreso. El grupo de menor ingreso tiene un promedio de 2.7 integrantes, y este valor llega hasta 4 en el grupo de mayor ingreso. Sin embargo, si se consideran los deciles de la medida alternativa que calculamos, el ingreso por integrante del hogar, el número promedio de integrantes disminuye en los deciles más altos. Este patrón indica que conforme aumenta el número de integrantes de los hogares su ingreso total puede aumentar, pero su ingreso por integrante tiende a disminuir. Un hogar puede tener ingresos más altos, pero si ese ingreso debe bastar para más personas, la libertad financiera de ese hogar puede disminuir. En este sentido, el ingreso por integrante constituye una mejor medida de la realidad financiera de los hogares.

Otro patrón que se presenta es que conforme aumenta el ingreso por integrante de los hogares, el número de integrantes tiende a disminuir, mientras que el número de perceptores presenta variaciones mucho menores. Esta variación se aprecia en la siguiente gráfica. El número promedio de perceptores ocupados aumenta ligeramente en un inicio y después regresa a los valores de inicio, de aproximadamente 1.5 perceptores por hogar. En este sentido, los hogares de los deciles más altos alcanzan sus mayores ingresos por integrante en parte porque tienen el mismo número de perceptores ocupados, pero menos integrantes. Este patrón muestra que la exploración del ingreso por integrante no sólo refleja mejor las condiciones de vida de los hogares, sino que además puede ayudar a entender mejor las razones por las que unos hogares disponen de más recursos que otros.

La medición de pobreza: una buena práctica del procesamiento de la información

En México la medición de la pobreza está a cargo del CONEVAL, organismo que trabaja con una definición multidimensional de la pobreza. Esta definición tiene dos grandes componentes, ambos medidos mediante la ENIGH: el ingreso y un conjunto de seis derechos básicos que deberían garantizarse para todas las personas. En este sentido, una persona se encuentra en situación de pobreza si pertenece a un hogar cuyo ingreso no es suficiente para garantizar el bienestar de cada uno de sus integrantes, y además carece de al menos uno de los seis derechos considerados. Respecto del componente de ingreso, el criterio de suficiencia se define a partir de una “línea de pobreza”, dada por el valor de una canasta de bienes y servicios básicos, necesaria para el bienestar de una persona. Esta línea de pobreza tiene como referencia a un sólo individuo, y el hogar debe alcanzar un ingreso suficiente para superar ese valor multiplicado por su número de integrantes. Así, la medición del componente de ingreso de la pobreza multidimensional considera la disponibilidad de recursos midiendo el ingreso por integrante del hogar.

La medición de CONEVAL es un ejemplo claro de la importancia que tiene el rigor metodológico para lograr que nuestras medidas de los problemas sociales sean válidas, es decir, que realmente midamos lo que pretendemos medir. Cuando construimos indicadores de ingreso en los hogares es común que nuestro objetivo sea observar la disponibilidad de recursos en los hogares para alcanzar el bienestar de sus integrantes. Así, si algo hemos de llevarnos de esta exploración de datos es que la medida más válida de este aspecto de la sociedad mexicana es qué parte del ingreso de los hogares corresponde a cada uno de sus integrantes.

* Data Lab MX es una organización, apartidista, sin fines de lucro, multidisciplinaria, que combina experiencia científica, académica y profesional, para que con base en la ciencia de datos, desarrolle soluciones innovadoras para problemas complejos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.