close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google podría ser llevada a juicio en países que opera
Jueces abrieron la vía para que las empresas de buscadores puedan ser llevadas a juicio en México, si no bajan contenidos que lastimen la intimidad y el honor de las personas.
Por Jorge Camargo
9 de julio, 2019
Comparte

Lo que la gran mayoría de tribunales internacionales no ha logrado hacer, la justicia federal mexicana lo consiguió. Abrió la vía para que las empresas de buscadores puedan ser llevadas a juicio en México, si no bajan contenidos que lastimen la intimidad y el honor de las personas.

Una de las estrategias de esta clase de empresas consistía en privar a las personas de la posibilidad de defender sus derechos humanos para reclamar violaciones a su privacidad. El método era establecer su razón social en otro país y llevar a los tribunales de esa nación cualquier juicio con ese fin, lo que resultaba inalcanzable para un ciudadano común.

Sin embargo, esta estrategia ya no será eficaz al menos en México. De acuerdo con el amparo directo en revisión 535/18, del Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, la historia se desarrolla de la siguiente manera:

En febrero de 2015, una persona solicitó expresamente a Google México, S. de R.L. de C.V. la cancelación de sus datos personales que aparecen al ingresar su nombre en el motor de búsqueda “Google”, por considerar que dicha información es violatoria de los derechos humanos al honor, intimidad, vida privada, dignidad humana, entre otros.

Siempre de acuerdo con la versión de la resolución, la empresa respondió al solicitante que el servicio de motor de búsqueda y demás servicios disponibles para sus usuarios son prestados directamente por Google Inc.

Ante tal posición, la persona acudió al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, institución que el 24 de enero de 2017 confirmó la respuesta de la empresa, considerando que las pruebas presentadas, como una declaración jurada suscrita por un funcionario de Google Inc., los Certificados de Registrador de nombres de dominio, el título de registro de la marca “Google” emitido por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y diversos instrumentos notariales establecían que la compañía no prestaba ni administraba el servicio de motor de búsqueda en cuestión.

Posteriormente, mediante una sentencia del 23 de mayo de 2018, el Pleno Jurisdiccional de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa reconoció la validez de la resolución del INAI y sostuvo que el particular debía dirigir su acción de cancelación de tratamiento de datos personales ante la jurisdicción de los tribunales en donde reside la titular del motor de búsqueda, Google Inc., es decir, en los Estados Unidos de América.

Hasta esta parte del relato es donde suelen quedarse todas las intenciones de personas que buscan defender sus derechos frente a la omnipotencia de los algoritmos. Lucha titánica que suele terminar con la inobservancia al respeto de los derechos humanos, que son universales.

Pero la historia continúa. El 25 de abril de 2019, el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, revisó una propuesta de resolución del magistrado Jorge Arturo Camero Ocampo (los tribunales colegiados son integrados por tres magistrados, con historias y formaciones distintas) y concedió, por unanimidad de votos, el amparo para efectos y protección de la justicia de la Unión al solicitante de la cancelación del tratamiento de datos personales.

Y ¿cómo llegó a esta conclusión el tribunal federal? Estimó acreditado que se trata de una empresa constituida y autorizada para su funcionamiento conforme a las leyes mexicanas, aunado a que de la certificación secretarial emitida en su expediente luego de “googlear a google” –vaya paradoja-, tuvo como hecho notorio la existencia del contrato de licencia del registro marcario “Google”, otorgado por la empresa estadounidense a favor de su correlativa en territorio mexicano, y que se encuentra en la página electrónica del sitio MARCANET del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Más claro, y siempre de acuerdo con la resolución: la empresa en México funciona como licenciataria con facultades para ejercer el motor de búsqueda en territorio nacional, contrario a lo que había dicho ante el Tribunal de Justicia Administrativa y, por lo tanto, está sujeta a las leyes y tribunales de nuestro país.

Dice el tribunal colegiado que todo ello de acuerdo con la información oficial a disposición del público en general que aparece en la página electrónica del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Como conclusión, esta sentencia emitida por el Colegiado –que además de Camero lo integran los magistrados Oscar Fernando Hernández Bautista y Alfredo Enrique Báez López- implica un precedente muy importante, porque en los hechos los juzgadores mexicanos analizaron el derecho de protección de datos personales como un medio de tutela de los derechos al honor, intimidad, vida privada y dignidad inherentes a la condición de ser humano, frente al entorno digital cuyo espectro de difusión es global e indeterminado en su duración.

Muy probablemente esta resolución pueda ser impugnada ante la Corte por temas de constitucionalidad, que es el derecho de la empresa, y aun falta que la sala del Tribunal de Justicia Administrativa emita una nueva resolución pero considerando los elementos expresados por el Colegiado.

Sea cual sea la nueva resolución del Tribunal de Justicia Administrativa, los magistrados federales han abierto una ruta de interpretación para la defensa de los derechos humanos frente al poder de este tipo de empresas. Es un gran paso que debe celebrarse.

No dudo que la sentencia será observada con mucha atención desde otros países.

* Jorge Camargo (@jorgecamargoz) es experto en comunicación política y manejo de crisis en el sector público y privado. Imparte clases de comunicación estratégica y crisis para gobiernos en México y en el extranjero. Ha sido consultor,  vocero en el Ejecutivo Federal y la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ha ejercido el periodismo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.