La genialidad de Herly - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La genialidad de Herly
Por ahí de 1598, Shakespeare, en el Mercader de Venecia, disfraza a Porcia de hombre para hacerla pasar por abogado y salvar a Antonio. Porcia se trasviste en hombre porque solo así será escuchada y sus opiniones tomadas en cuenta. Herly se trasviste en Tomás porque de otra forma, su crítica al machismo pasaría desapercibida, como ha ocurrido a lo largo de los siglos.  
Por Sophie Anaya
15 de octubre, 2021
Comparte

Mientras me distraigo leyendo mi línea de tiempo en Twitter me topo con un video que claramente se escapó de TikTok, la otra red social a la que son asiduos los más jóvenes.  Se trata de una imagen en principio desconcertante: una mujer joven con el pelo teñido de rosa, pestañas postizas y labios carnosos distorsiona su aspecto con un filtro que le agranda de manera desproporcionada los ojos, al punto de hacerla parecer una caricatura y también usa un filtro para que su voz suene masculina, ya que está interpretando a un hombre.  La disonancia que provoca el video hace que uno no pueda dejar de mirar y escuchar lo que tiene que decir.

En 1920, Ramón del Valle Inclán acuño el concepto de “esperpento” y con ello inauguró un nuevo género artístico que deforma la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos para provocar en el receptor rechazo y después reflexión.

Cien años después, Herly, una tiktoker brillante recurre al mismo recurso a través de la creación del personaje de Tomás, el prototipo del macho.  Con videos cortos –el lenguaje contemporáneo por excelencia- Herly no solo plantea un monólogo inteligentísimo que desnuda por completo al personaje para exhibirlo como un machista, retrógrada y narcisista, sino que usa las capacidades de las herramientas tecnológicas para crear su propio material esperpéntico y lograr que quienes miramos sus videos nos movamos entre el desconcierto, la risa y la reflexión.

Las situaciones en las que Herly retrata a Tomás son escandalosas, por reales:  el personaje está platicando con un interlocutor que no vemos, pero que sabemos es uno de sus carnales. A través de estas conversaciones nos enteramos que Tomás no tiene un trabajo formal, que tiene al menos dos hijos con una mujer, “La Fanny”, con la que no vive y a la que le exige dos cosas: que sea buena madre y que no le pida dinero porque él lo necesita para “sus cosas”.  Tomás tiene necesidades: irse a beber con sus amigos, seducir mujeres y descansar; su pleito con la Fanny es que interfiere con esas necesidades al pedirle que cuide de vez en cuando a los hijos de ambos o que le dé dinero para pagar colegiaturas. Tomás se frustra porque las viejas no entienden; no solo Fanny es insensible a sus necesidades, su propia madre tampoco es capaz de entender que un hombre necesita un desayuno picoso cuando amanece crudo. Sí, Tomás vive con su mamá.

Por ahí de 1598, Shakespeare, en el Mercader de Venecia, disfraza a Porcia de hombre para hacerla pasar por abogado y salvar a Antonio. Porcia se trasviste en hombre porque solo así será escuchada y sus opiniones tomadas en cuenta. Herly se trasviste en Tomás porque de otra forma, su crítica al machismo pasaría desapercibida, como ha ocurrido a lo largo de los siglos.

Sí, Herly es genial, con estos recursos nos pone un espejo enfrente que nos deforma y nos da risa, pero al mismo tiempo, nos deja pensando. Incluso los trogloditas como Tomás no van a poder evitar mirarse en dicho espejo.

* Sophie Anaya (@sophieanaya) es Licenciada en periodismo (EPCSG) y maestra en comunicación (Ibero). En el sector educativo los últimos 12 años.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.