La paz no es para las mujeres en Yucatán - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
La paz no es para las mujeres en Yucatán
Yucatán no fue el lugar más pacífico para las 79 mujeres que han sido víctimas de feminicidio de 2008 a la fecha, de los cuales 26 se registraron en los tres años que lleva el gobierno de Mauricio Vila.
Por Efraín Tzuc
24 de noviembre, 2021
Comparte

“Yucatán es un estado de la República que se ha caracterizado por ser el más pacífico, de acuerdo con el Instituto para la Economía y la Paz. Tenemos el primer lugar con el menor número de robos, el primer lugar con menor número de saqueos, no se han presentado saqueos, y el primer lugar con la menor tasa de homicidios dolosos en todo el país”, presumió el gobernador Mauricio Vila hace menos de un mes en una visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Yucatán.

El mandatario estatal claramente no hablaba sobre las mujeres en el estado.

Yucatán no fue el lugar más pacífico para las 79 mujeres que han sido víctimas de feminicidio de 2008 a la fecha, veintiséis en los tres años que lleva el gobierno de Vila.

Tampoco fue el lugar más pacífico para las 6 mil 696 mujeres víctimas de delitos sexuales que, hasta septiembre de 2021, ha registrado la Fiscalía General del Estado (FGE), que contrastan con las 1 mil 857 denuncias de delitos sexuales contra hombres.

Definitivamente, Yucatán no es el lugar más pacífico si pensamos en la violencia familiar, delito denunciado 13 mil 586 ocasiones por las mujeres, 5.8 más que los hombres.

Mucho menos para quienes recibieron atención médica en los servicios de salud del estado por probables casos de violencia familiar y sexual –11 mil 636 en total, el 97.3% mujeres– o que tuvieron que hacer una llamada al 911 por incidentes de emergencia relacionados con violencia de género, 63 mil 919 desde 2018.

Yucatán Feminicida iniciamos un registro de muertes violentas de mujeres y feminicidios en 2016. En aquel momento, contabilizamos 57. Cuatro años más tarde –y una negativa para decretar la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres– la violencia feminicida no ha parado.

Este 24 de noviembre, junto con el Frente por los Derechos de las Mujeres en Yucatán, presentamos un nuevo dossier en el que damos cuenta de la situación de la violencia feminicida en el estado de 2008 hasta el pasado mes de septiembre, y lanzamos un sitio web como soporte a la investigación que hacemos: yucatanfeminicida.org

Aunque es claro que las denuncias y registros relacionados con violencia contra las mujeres que hemos consultado indican una disminución, lo cierto es que las organizaciones de la sociedad civil en Yucatán que brindan atención perciben que la violencia de género se ha agudizado.

En ese sentido, nos ceñimos a afirmar que las denuncias y los reportes han disminuido –conforme lo indican los datos– pero es importante reconocer como una limitante que no indagamos en las explicaciones de esa disminución.

Es decir, no sabemos si alguna política pública de prevención o atención está siendo efectiva, si las mujeres están enfrentando obstáculos más graves por los que no acuden a servicios de atención o denuncia o si los datos están incompletos.

Entre los principales hallazgos, encontramos que 28 de los 57 feminicidios ocurridos después de abril de 2012 –cuando fue tipificado el delito de feminicidio en el Código Penal del Estado– fueron investigados bajo tipos penales de homicidio simple, calificado o en razón de parentesco o relación, borrando las razones de género que motivaron a estos asesinatos de mujeres.

Del total de 79 feminicidio, independientemente bajo el tipo penal que fueron investigados, 48 obtuvieron una sentencia condenatoria, dieciséis no fueron iniciados o fueron sobreseídos porque se suicidó el responsable de cometerlo, seis continuaban en proceso penal, en tres casos se dictó una sentencia absolutoria ­–en un caso con dos acusados, uno de ellos obtuvo sentencia condenatoria y otro, absolutoria– ­­y en uno se determinó la libertad del imputado por falta de pruebas.

Ocho casos no fueron presentados ante una autoridad judicial, según la información obtenida por parte de la FGE y el Consejo de la Judicatura del estado. Además, en los casos con sentencias absolutorias, no hay evidencia de que la FGE haya iniciado nuevas investigaciones para llevar a juicio a los verdaderos responsables. En pocas palabras, estos feminicidios siguen en impunidad.

También obtuvimos datos desagregados por sexo y municipio, –y en algunos casos por edad– sobre delitos sexuales como abuso sexual, acoso sexual, hostigamiento sexual, estupro, lenocinio, trata de menores, corrupción de menores, pornografía infantil y violación, entre otros. Aunque mensualmente el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) difunde bases de datos de incidencia delictiva que incluye delitos sexuales y de víctimas, una de las principales críticas es que no desagrega la información por sexo, en el primer caso, y en el segundo, apenas incluye datos sobre los delitos de corrupción de menores y trata de personas.

Así notamos que, mientras la FGE reconoce 748 delitos de violación consumados en respuestas a peticiones de información, al SESNSP le reporta 100 delitos más, entre las clasificaciones de violación simple y violación equiparada.

Además de delitos, indagamos en dos registros administrativos relacionados con violencia de género que han sido poco explorados en su detalle. El primero fue de atenciones médicas por probables casos de violencia familiar y sexual de los servicios de salud de Yucatán. Este es un registro rico en información que incluye datos de los perpetradores y su relación con las víctimas. Encontramos que más de la mitad de los perpetrados eran cónyuge, esposo o exesposo de la víctima, en el 20% fue el novio, pareja, exnovio o expareja, otro 6.8% los identificamos como otros familiares. Es decir, los perpetradores son claramente hombres cercanos a las víctimas.

Pero la información está incompleta: los servicios de salud del estado no entregaron datos de 2013, 2014 y 2015. Al preguntarles si habían iniciado algún proceso administrativo o penal por la falta de estos datos, respondieron que no.

Finalmente, exploramos las llamadas al 911 por incidentes de emergencia relacionados con violencia de género. La Secretaría de Seguridad Pública solo entregó información del 23 de marzo de 2018 al 1 de septiembre de 2021. En total, reportaron 63 mil 919 llamadas, que dan un promedio de 50.8 al día que han salido de 102 de los 106 municipios del estado.

Esta base incluye información sobre colonias, pero en algunos casos parece que solo se anota el nombre de la localidad. Las colonias o localidades con mayores reportes son Ciudad Caucel, en Mérida (2 mil 432), Kanasín, en el municipio del mismo nombre (1 mil 726), la colonia Emiliano Zapata Sur segunda sección (1 mil 511) y el centro (1 mil 174), ambas en Mérida, y la colonia o localidad identificada como Valladolid, en Valladolid (1 mil 72).

Con estas aproximaciones podemos notar que la información sobre violencia contra las mujeres continúa fragmentada entre diversas instituciones del Estado que, en algún momento, tienen la obligación de atender a víctimas o, en el caso exclusivo de la Fiscalía, investigar delitos.

También es claro que no existe una metodología sobre qué información de los registros administrativos y de los delitos debe ser sistematizada para poder analizarse en conjunto.

En Yucatán Feminicida tenemos la convicción de que es indispensable contar con información para la exigibilidad del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y para generar políticas públicas focalizadas de prevención y atención basadas en la evidencia.

Los datos que obtuvimos –no sin dificultad–, sistematizamos y analizamos son públicos y están disponibles en nuestro sitio web aquí. Continuaremos solicitándolos y publicándolos trimestralmente para que puedan ser utilizados por quien tenga el interés de hacerlo.

* Efraín Tzuc (@efra_tzuc) es periodista y cocoordina la plataforma de investigación y comunicación Yucatán Feminicida.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.