close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Las mentiras de Rosario Piedra: dos posibles delitos
Las mentiras de Rosario Piedra Ibarra para ser candidata a la presidencia de la CNDH no sólo son una violación a los requisitos legislativos que debía reunir, también podrían constituir dos delitos federales que ameritan, cada uno de ellos, de cuatro a ocho años de prisión.
Por Miguel Alfonso Meza
15 de noviembre, 2019
Comparte

El pasado jueves 14 de noviembre, Ricardo Raphael publicó en El Universal que Rosario Piedra Ibarra, impuesta por Morena como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a través de un fraude legislativo, mintió ante el Senado de la República y medios de comunicación: sostuvo que su única relación con el partido era de militante, a pesar de que un documento del INE, actualizado hace menos de un mes, muestra que Rosario Piedra, hasta esa fecha, aún era integrante del Consejo Nacional de Morena, máximo órgano directivo del partido.

Esas mentiras no sólo son una violación a los requisitos que la candidata de Morena debería reunir para ser presidenta de la CNDH: no haber desempeñado cargo de dirección nacional en algún partido político el año anterior a su designación. También podrían constituir dos delitos federales que ameritan, cada uno de ellos, de cuatro a ocho años de prisión.

En primer lugar, el artículo 247, fracción I del Código Penal Federal (CPF) dispone que incurre en el delito de falsedad de declaraciones en informes dados a una autoridad aquella persona que, interrogada “por alguna autoridad pública distinta de la judicial en ejercicio de funciones o con motivo de ellas, faltare a la verdad”.

Cuando Rosario Piedra fue interrogada en su comparecencia en el Senado, afirmó que su autonomía no está comprometida por su militancia en Morena. Sin embargo, ocultó el hecho de que no sólo es militante del partido, sino que también es parte de su máximo órgano directivo, lo cual constituye una falta a la verdad.

En segundo lugar, la candidata podría haber cometido el delito de falsificación de documentos, previsto en los artículos 243 y 244, fracción V y 245 del CPF. Así, nuestra legislación penal dispone que comete dicho delito quien, atribuyéndose una “calidad o circunstancia que no tenga y que sea necesaria para la validez del acto”, falte a la verdad para “sacar algún provecho para sí”, que cause un perjuicio a los bienes de la sociedad o del Estado.

En ese sentido, la convocatoria emitida por el Senado para que se registraran los aspirantes a la vacante de presidente de la CNDH indica, en su base SEXTA, que estos debían presentar “los siguientes documentos que acrediten que son elegibles”:

Carta bajo protesta de decir verdad que no ha desempeñado ninguno de los cargos de las fracciones IV y V del artículo 9 de dicha ley, que a la letra establecen:

IV. No desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación”.

Según ese requisito, el Senado debe tener en su poder la carta de Rosario Piedra en la que, bajo protesta de decir verdad, afirma que no había desempeñado un cargo directivo en Morena durante el último año. También existe la posibilidad de que ella lo haya declarado, pero que los senadores hubieran aprobado su terna aún así, de manera ilegal.

No obstante, en caso de haber declarado falsamente en ese documento, Rosario Piedra podría ameritar de cuatro a ocho años de prisión, ya que cumple con todos los demás requisitos del tipo penal: i) atribuirse una calidad falsa que no reunía para la validez del acto —la de no haber sido, supuestamente, dirigente de Morena—, ii) sacar un provecho de la mentira —ser presidenta de la CNDH—, y iii) dañar los bienes del Estado de la sociedad, tanto económicos —el sueldo que corresponde al encargo de presidente de la CNDH—, como no económicos —el debido ejercicio de la función pública, entre otros—.

* Miguel Alfonso Meza es miembro del área de investigación y litigio estratégico de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.