Las operaciones aéreas, SENEAM y el rediseño del espacio aéreo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Las operaciones aéreas, SENEAM y el rediseño del espacio aéreo
Si bien es cierto que la maniobra realizada por la aeronave próxima a aterrizar es común y la misma se encuentra prevista, quedó en evidencia la falta de capacitación que alega la IFALPA respecto al personal de control de tránsito aéreo, misma que también ha sido alegada por el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo.
Por Juan Huitrón
11 de mayo, 2022
Comparte

El espacio aéreo situado sobre el territorio nacional es una vía general de comunicación. La explotación, uso o aprovechamiento de este se encuentra regulado por la Ley de Aviación Civil.

A través de la legislación citada, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes se encarga de regular el espacio aéreo situado sobre el territorio nacional y el mismo puede ser explotado por prestadores de servicio de transporte aéreo, quienes, atendiendo la modalidad de sus operaciones, pueden incluso obtener una concesión o permiso que les permita realizar operaciones aéreas dentro del territorio nacional y/o desde y hacia el territorio mismo. Las concesiones son otorgadas a empresas mexicanas, mientras que los permisos son otorgados a empresas extranjeras. Operativamente, una concesión permite a una aerolínea realizar vuelos dentro del territorio nacional; es decir, conectar dos o más puntos en México, con independencia de las autorizaciones para realizar vuelos internacionales (desde y hacia México). Por otro lado, el permiso únicamente otorga la facultad para realizar vuelos internacionales, quedando prohibidas las operaciones entre distintos puntos del territorio nacional.

Las concesiones son otorgadas por hasta un plazo de treinta (30) años y las mismas podrán ser prorrogadas. Los permisos son otorgados de manera indefinida; sin embargo, al igual que las concesiones, también pueden ser revocados.

El servicio público de transporte aéreo puede ser nacional o internacional, regular o no regular, comercial o no comercial.

Servicio público de transporte aéreo nacional regular: Puede ser de pasajeros, carga, correo o una combinación de dichas modalidades. El servicio corresponde a rutas dentro del territorio nacional y se encuentra sujeto a la autorización de rutas, horarios e itinerarios fijos.

Servicio público de transporte aéreo internacional regular: Puede ser de pasajeros, carga, correo o una combinación de dichas modalidades. El servicio corresponde a rutas desde y hacia México y también se encuentra sujeto a la autorización de rutas, horarios e itinerarios fijos.

Servicio de transporte aéreo nacional no regular: Puede ser de pasajeros, carga, correo o una combinación de dichas modalidades; sin embargo, dicho servicio no se encuentra sujeto a rutas, horarios e itinerarios fijos. En este rubro encontramos, principalmente, i) taxi aéreo; ii) fletamento; iii) ambulancia aérea.

Servicio de transporte aéreo internacional no regular: Puede ser de pasajeros, carga, correo o una combinación de dichas modalidades. El servicio corresponde a rutas internacionales y la operación no se encuentra sujeta a rutas, horarios e itinerarios fijos.

Servicio de transporte aéreo privado comercial: Se destina al servicio de una o más personas físicas o morales, distintas del propietario o poseedore de la aeronave y se realiza con fines de lucro. Tratándose de aeronaves extranjeras, las mismas tiene prohibido realizar prácticas de cabotaje dentro del territorio nacional; es decir, operar entre dos o más puntos dentro del territorio nacional.

Servicio de transporte aéreo privado no comercial: Es explotado para uso de un particular sin fines de lucro. No se requiere concesión o permiso y queda prohibido realizar servicios con fines comerciales para terceros.

Aeronaves del Estado: Son aquellas cuya propiedad o uso corresponden a la Federación, las de gobiernos estatales y municipales, entidades paraestatales o, las militares.

Para operar en México es necesario que todas y cada una de las aeronaves que presten los servicios anteriormente descritos cuenten con una marca distintiva de su nacionalidad y matrícula. Así, las aeronaves civiles en México quedan sujetas a las siguientes marcas de nacionalidad: i) “XA” (extra alfa), son aquellas que prestan el servicio público de transporte aéreo; ii) “XB” (extra bravo), son aquellas que prestan servicios privados, y iii) “XC” (extra coca), son aeronaves del Estado distintas a las militares.

Como ha quedado definido, las operaciones aéreas en México son diversas; sin embargo, ocurren de manera simultánea e implican la explotación de diversas rutas o puntos de conexión que pueden coincidir, pues el espacio aéreo no es exclusivo. Por lo anterior, con la finalidad de evitar accidentes, es necesario que exista cierto orden en el espacio aéreo. Para garantizar el correcto funcionamiento de las operaciones aéreas situadas sobre el territorio nacional, se creó un órgano desconcentrado de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, que es el encargado de proporcionar servicios de ayuda a la navegación aérea con seguridad, fluidez y orden, garantizando calidad y eficiencia conforme a la normatividad nacional e internacional. Dicho órgano es Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (“SENEAM”).

SENEAM se encarga que las operaciones aéreas situadas sobre el territorio nacional ocurran de manera continua, simultánea y segura.

En marzo del 2022 se inauguró el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (“AIFA”), mismo que fue construido con la finalidad de atender la saturación del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (“AICM”), saturación decretada por publicación en el Diario Oficial de la Federación del 29 de septiembre del 2014. La construcción del AIFA no implicó el cierre del AICM, por lo contrario, ambos aeropuertos permanecen operativos con operaciones simultáneas. Consecuencia de lo anterior, fue necesario rediseñar el espacio aéreo, en particular sobre el valle de México. SENEAM se encargó del rediseño y, en marzo del 2021 entró en operación la primera etapa del proyecto. En términos generales, el rediseño del espacio aéreo implicó el trazado de nuevas rutas de aproximación y salida para las operaciones aéreas sobre el valle de México, con la finalidad que la operación simultanea entre i) el AIFA;(ii) el AICM; e, incluso, iii) el Aeropuerto Internacional de Toluca Licenciado Adolfo López Mateos, ocurra de manera segura.

El 4 de mayo del 2022, la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (“IFALPA”) publicó un boletín de seguridad que hace referencia a diversos incidentes ocasionadas por el rediseño del espacio aéreo para las aproximaciones al AICM. Los incidentes reportados incluyeron: i) arribo de aeronaves con escaso combustible, debido a patrones de espera no planificados; ii) desvíos a aeropuertos alternos por demoras excesivas, y iii) diversa aproximación que pudo resultar en un vuelo controlado contra el terreno (CFIT: controlled flight into terrain), lo cual se traduce en un potencial impacto de la aeronave. Aunado a lo anterior, el boletín también hizo referencia a la apertura del aeropuerto MMSM (código OACI para el AIFA) y la poca capacitación que ha recibido el personal de control de tránsito aéreo para la correcta operación del espacio aéreo.

Consecuencia de lo anterior, la IFALPA exhortó a los pilotos que operen hacia el AICM a que i) consideren operar con una mayor carga de combustible; ii) consideren la altitud de ese aeropuerto y puedan operar adecuadamente; iii) se adhieran a las restricciones de altitud publicadas, y iv) en el supuesto de recibir una autorización que resulte cuestionable, resuelvan a su satisfacción; es decir, actúen de manera que puedan garantizar la seguridad operacional.

Por si lo anterior no fuera suficiente, en días recientes se viralizó un video en el cual una aeronave en la última fase de aproximación a la pista cinco izquierda (5-izquierda) del AICM tuvo que abortar el aterrizaje e ir nuevamente al aire para evitar una posible colisión con diversa aeronave que se encontraba manteniendo posición en espera de realizar la carrera de despegue desde la cabecera de esa misma pista. Si bien es cierto que la maniobra realizada por la aeronave próxima a aterrizar es común y la misma se encuentra prevista, quedó en evidencia la falta de capacitación que alega la IFALPA respecto al personal de control de tránsito aéreo, misma que también ha sido alegada por el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo. Lo anterior se suma a diversos reportes que alegan aumento de incidentes aéreos a partir del rediseño del espacio aéreo. De conformidad con la Ley de Aviación Civil, incidente es todo suceso relacionado con la utilización de una aeronave, que no llegue a ser un accidente que afecte o pueda afectar la seguridad de las operaciones. Por su parte, accidente es todo suceso en el cual se causen lesiones mortales o graves a personas a bordo de la aeronave, o en tierra por partes que se hayan desprendido, o bien, se ocasionen daños o roturas estructurales a la aeronave, o por el que la aeronave desaparezca o se encuentre en un lugar inaccesible.

Consecuencia de lo anterior, se ha instalado una mesa de trabajo para atender las necesidades que enfrenta la correcta operación del espacio aéreo y, de esta forma garantizar la seguridad de las operaciones aéreas, misma que es de interés público.

* Juan Huitrón es abogado experto en Derecho Aeronáutico, trabaja en Cervantes Abogados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.