close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lecciones del #Metoo en México
Si bien sabemos que el #Metoo desafió el orden social e institucional estableciendo un lugar para la denuncia pública, existen inquietudes sobre su origen, implicaciones y lecciones que nos deja, las cuales deben ser atendidas desde los enfoques de género y de derechos humanos.
Por Rita A. Muciño Corro
13 de mayo, 2019
Comparte

En marzo del presente año emergió en México el movimiento #Metoo, el cual incentivó a las mujeres a exponer en redes sociales los hechos, ámbitos, personas y lugares en los que experimentaron violencia con motivo de su género.

Este fenómeno polarizó la opinión social, dividiéndola entre quienes consideraban que las mujeres estaban haciendo un uso irresponsable de las redes sociales y quienes afirmaban que se trataba de una acción necesaria, para visibilizar la vigencia, frecuencia y dimensiones de este problema.

En cuanto al primer sector, la desigualdad que desencadenó el acoso generó a su vez que se juzgara a las víctimas por los efectos que la publicidad, tanto de los sucesos como del autor, pudiesen llegar a tener en la vida del agresor.

Respecto del segundo, retomo lo señalado por Catharine Mackinnon, quien sostiene que el movimiento hizo lo que la ley no ha podido, derribar dos grandes barreras: la incredulidad y la trivialización deshumanizante de las víctimas (1) .

Si bien sabemos que el #Metoo desafió el orden social e institucional estableciendo un lugar para la denuncia pública, existen inquietudes sobre su origen, implicaciones y lecciones que nos deja, las cuales deben ser atendidas desde los enfoques de género y de derechos humanos (2).

De acuerdo con Lucía Núñez, el #Metoo es un medio de control informal que surge a partir de los feminismos, cuya finalidad es generar el repudio hacia este tipo de conductas. Es un fenómeno que nació y tomó forma orgánicamente, en un contexto en el que las mujeres no tienen la posibilidad real de acceder a la justicia y a la reparación integral del daño.

De esta manera las redes sociales, siendo herramientas para el agenciamiento y construcción de resistencias, fueron el medio a través del cual se conformó un movimiento autónomo, para transformar las opresiones sistémicas, romper los pactos patriarcales y las complicidades.

Así también el uso de las plataformas digitales, favoreció el anonimato, aspecto que no obstante es uno de los más controversiales, se encuentra protegido por el orden jurídico, además de ser un elemento necesario para proteger a la víctima.

En este sentido es importante precisar, que la denuncia pública y la ocurrida en el marco de un procedimiento legal tienen fines distintos, a la vez que complementarios, ya que la primera, busca visibilizar una problemática e impactar en los canales adecuados para que los mecanismos previstos en la ley sean más eficaces.

Dicha cuestión debe tenerse en cuenta y no restarle valor a la iniciativa, solo porque no sigue los parámetros legales que consideramos adecuados e idóneos para calificar la pertinencia de una manifestación.

A esto se suma el hecho de que la mayor parte de las denunciantes, más allá de buscar que se castigue a la persona agresora, piden que reflexione sobre la forma en que la masculinidad machista y la manera en que fue construido socialmente, repercuten en su actuar.

El #Metoo nos lleva a examinar nuestras relaciones interpersonales y cómo actuamos en el día a día, asimismo, envía un mensaje a la sociedad y al Estado, de que la violencia de género no es un tema individual, es producto de las relaciones de poder y es corresponsabilidad de los aparatos estatales.

En este contexto, es indispensable procurar la conformación de opiniones serias e informadas, que nos permitan aportar al movimiento y responder a los argumentos que amenazan con deslegitimar, lo que se configuró como vía para apoyar y acompañar a aquellas mujeres que vieron en la sororidad, la posibilidad de ser escuchadas y fortalecidas ante un sistema que hasta ahora, no ha brindado una respuesta eficaz.

* Rita A. Muciño Corro es integrante del Círculo Feminista de Análisis Jurídico.

 

(1) Mackinnon, Catharine, “#MeToo Has Done What the Law Could Not”, 4 de febrero de 2019, New York Times, disponible aquí.

(2) En el presente documento se recogen algunas de las impresiones que tuvieron lugar durante el “Conversatorio: Lecciones del #Metoo en México”, efectuado el pasado 24 de abril, en el que participaron: Lucía Núñez Rebolledo, Lourdes Barrera, Amaranta Valgañón, Estefanía Medina, Karla Micheel Salas, Ana Velázquez, Claudia Ramos y Estefanía Vela.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.