Lecciones postCOVID: la necesidad de salud mental - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Lecciones postCOVID: la necesidad de salud mental
De enero del 2020 al primer trimestre de este año el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México suma 41,412 atenciones psicológicas y 4,398 reportes por violencia familiar.
Por Salvador Guerrero Chiprés
17 de abril, 2021
Comparte

Por primera vez comienza a comprenderse que la salud emocional es indispensable acompañante de la salud fisiológica en general, gracias al efecto combinado de la pandemia, el confinamiento, la caída del sistema educativo presencial, la incertidumbre económica, la ruptura de vínculos o su dimensionamiento en un contexto que los fortaleció o diluyó.

En algunos casos conocidos por el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México la vulnerabilidad por diabetes, obesidad o hipertensión catalizaron el riesgo para el paciente que, afectado ya por COVID o por una noticia estresante -como la pérdida del empleo- enfrentó los ampliados límites de su vulnerabilidad psicológica.

El estrés se llegó a convertir ocasionalmente en un acelerador del deterioro incluso en detonador de la muerte.

La pandemia hizo público lo privado: violencia familiar y de género, atención de personas de todas las edades en la expectativa de un acompañamiento más trascendente que los contenidos de las redes, Netflix o Prime Video, violencias previas del espacio público o laboral que se desplazaron al privado.

Las violencias ocurridas detrás de la puerta se asomaron a la calle y la calle invadió la casa con sus violencias.

Desde marzo del año pasado, el Consejo Ciudadano detectó un aumento en el número de llamadas para solicitar atención psicológica, a la Línea de Seguridad y/o el Chat de Confianza.

El primer caso de una persona contagiada por COVID-19 en México se registró a finales de febrero de ese año. Entonces las solicitudes recibidas fueron 952, y al mes siguiente aumentaron a 1,401.

Para abril, el incremento fue del 60%. Quedó clara la necesidad de la gente por un apoyo psicológico, en su mayoría relacionado con problemas entre la pareja, en la familia, por ansiedad o depresión.

El impacto de las medidas de contingencia sanitaria comenzaba a rebelarse como parte de la agenda pública, normalmente ignorada por los partidos políticos y los actores institucionales.

Entre el segundo y tercer trimestre del 2020 el promedio de atenciones se mantuvo por arriba de las 2 mil 200 llamadas.

Un comportamiento similar, en incremento, registraron los reportes por violencia familiar recibidos en el Consejo. Entre marzo y abril de ese año pasaron de 72 a 348: un aumento de 383%. Estos datos fueron presentados primero en una reunión privada encabezada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y por su intervención se hizo evidente, desde una voz de influencia nacional, que la vida doméstica era parte de la vida de las violencias, especial y mayoritariamente la padecida por las mujeres.

Los requerimientos de atención emocional y la necesidad de visibilizar a los agresores comenzaron a ocupar espacios en los medios. Ambos aspectos eran anteriormente del ámbito privado, por vergüenza o desconocimiento, o se hacía referencia a ellos desde lo político como un aspecto de una violencia patriarcal cuya dimensión emocional aún no ha adquirido todo el peso público que merece.

A partir de octubre, los reportes por apoyo psicológico registraron una segunda escalada: de 2 mil 340 en septiembre pasaron a 3 mil 890 y en ese nivel se mantuvieron hasta finalizar el año.

En esta etapa, el Consejo Ciudadano identificó una serie de factores conocidos en la literatura psicológica internacional como invierno emocional. La afectación emocional estacional se expresa, en esa temporada, como depresión, tristeza, ansiedad o enojo.

Sumados al segundo confinamiento, el estrés y temor al contagio, el duelo ante la pérdida de familiares o amigos, la llamada cuesta de enero y la situación económica incidieron en un aumento en atenciones psicológicas y reportes de violencia familiar.

Las primeras rondaron en los primeros dos meses los 4 mil casos, y para marzo subieron a 5 mil. Las llamadas por violencia familiar pasaron de 306 en diciembre a 413 en enero, 446 en febrero y 631 en marzo.

A nivel global, la pandemia ha tenido impacto en la salud mental y visibilizó la necesidad de atención psicológica de amplios sectores de la población.

Tres de cada diez personas que buscan atención tienen entre 18 y 30 años, y dos de cada tres son mujeres, lo cual demuestra al menos dos realidades: las mujeres también son más víctimas que los hombres y comunican más que ellos lo que sienten en los espacios de ayuda.

En el caso de la violencia familiar, el 96.6% de las víctimas son mujeres, la mitad tienen entre 21 y 40 años, los casos ocurren en un 89% en el hogar, en un 58% cometidos por cónyuges o concubinos. Dos de cada tres víctimas, fundamentalmente mujeres -pero no únicamente- refirieron agresiones físicas.

Los números revelan una realidad que salió del clóset: de enero del 2020 al primer trimestre de este año suman 41,412 atenciones psicológicas y 4,398 reportes por violencia familiar, recibidos en el Consejo Ciudadano.

Respecto de los primeros auxilios psicológicos que alguna vez podríamos necesitar todos, desde la pandemia, deja dos enseñanzas: las víctimas no están solas y la salud mental debe estar en el mismo nivel de atención que la salud física.

La Línea de Seguridad y el Chat de Confianza ofrecen apoyo psicológico gratuito y 24/7 en el 55 5533 5533.

* Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.