Los derechos no se “permiten” o “rechazan” - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Los derechos no se “permiten” o “rechazan”
La educación tiene que ver con mostrar, conocer, dar opciones y brindar herramientas para que, desde pequeñxs y en todo momento, sepamos que siempre hay mucho por conocer, disfrutar, crear e imaginar.
Por Lizbeth Quezada Hernández
24 de septiembre, 2020
Comparte

El “pin parental” es el nombre que se le ha dado a las iniciativas de reforma que se han propuesto en diferentes estados que incluyen un “permiso” o “rechazo” de madres, padres o tutores sobre los contenidos educativos, en especifico de aquellos relacionados a informar sobre sexualidad, diversidad y género.

Estas propuestas toman fuerza desde la desinformación y el miedo que tienen grupos que trabajan en contra de los derechos humanos y contra el ejercicio de los derechos sexuales: el reconocimiento de nuestros propios cuerpos, reconocer qué nos gusta y qué no, decidir de manera informada y libre el uso de métodos anticonceptivos y, fundamentalmente, el poder de decidir sobre nuestra sexualidad y reproducción.

Las familias y las comunidades deben saber que la educación, principalmente la Educación Integral en Sexualidad (EIS), permite que niñas, adolescentes y jóvenes:

  • Diseñen un plan de vida que de acuerdo con sus sueños y contextos.
  • Reconozcan su valor como personas capaces y con poder de cambiar su realidad actual.
  • Conozcan sus derechos y los ejerzan en libertad y con autonomía
  • Prevengan e identifiquen formas y expresiones de violencia, principalmente por razones de género, transformando las relaciones de poder.
  • Conozcan y reconozcan su cuerpo, su funcionamiento y el disfrute.
  • Identifiquen y denuncien situaciones de riesgo, como puede ser abuso o violencia sexual.
  • Establezcan relaciones con otras personas desde un enfoque de bienestar y cuidado.
  • Reconozcan y respeten la diversidad de gustos, sentires, orientaciones, cuerpos que existen entre las personas.

Transformar la realidad actual implica que las nuevas generaciones cuenten con información veraz, sin mitos ni tabúes, que sea amigable y entendible, que nos resuelva las dudas que tenemos a lo largo de nuestro desarrollo, que nos sirva realmente esa información para la vida y que reconozcamos la importancia del conocimiento para que podamos tomar decisiones informadas y que éstas nos hagan sentir felices.

También implica que la participación de personas adultas sea desde el respeto y no desde el control, que estén dispuestos a escuchar y aprender, que sean empáticos y, sobre todo, que reconozcan que la realidad nos incluye a todxs: que esas dudas y preguntas sobre sexualidad las tenemos ahora y que no podrán evitar que la información llegue. Garantizar que tenemos Educación Integral en Sexualidad en las escuelas es la vía más segura para que adquiramos las herramientas necesarias para despejar nuestras dudas y poder discernir de entre la abundante información que se encuentra en los medios, la que nos aporta a nuestro desarrollo y la que sólo profundiza la ignorancia, el tabú, los prejuicios y el estigma.

La educación tiene que ver con mostrar, conocer, dar opciones y brindar herramientas para que, desde pequeñxs y en todo momento, sepamos que siempre hay mucho por conocer, disfrutar, crear e imaginar. Brindemos esas opciones a niñas y adolescentes y participemos para crear un mundo libre y placentero para todxs.

* Lizbeth Quezada Hernández es coordinadora de Adolescentes, Autonomía y Sexualidad en Balance A. C. (@balancejoven).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.