close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Los motivos del miedo
El discurso de odio de Donald Trump ha alentado a los fanáticos a salir a las calles y el blanco son los latinos.
Por Alberto Lozano
9 de agosto, 2019
Comparte

La reciente masacre de El Paso Texas, en la que 22 personas fueron asesinadas, entre ellas 8 mexicanos, refrendó la imagen de Estados Unidos como un país donde se promueve el abuso de las armas, donde no se reprueban los atentados terroristas, ni el racismo, ni los crímenes de odio contra latinos.

Durante el tiroteo en la tienda Walmart, convertida literalmente en una trampa mortal, otros cinco nacionales de México resultaron heridos de gravedad.

Para nuestro gobierno se trató de un acto de terrorismo contra mexicanos y por ello emprendió una serie de medidas jurídicas y diplomáticas que incluyen desde la representación legal de las familias de las víctimas, hasta una posible solicitud de extradición del responsable.

Sin embargo, los compatriotas que viven, trabajan y contribuyen a la economía en el vecino país del norte tienen mucho miedo y con razón. Ya no sólo son las crecientes redadas y los operativos contra migrantes. El presunto terrorista denunció previamente en redes sociales “una invasión hispana en Texas”, estado que alberga actualmente a dos millones 533 mil mexicanos.

Consecuentemente, los 12 consulados de México en Texas están en alerta.

Pero ahora el discurso de odio de Donald Trump -quien ha calificado a los mexicanos como violadores, traficantes de drogas y criminales- ha alentado a los fanáticos a salir a las calles y el blanco son los latinos.

Esto incluye no sólo a los seis millones de mexicanos indocumentados, sino también a otros seis millones que tienen residencia legal y a otros 23 millones que ya son ciudadanos estadounidenses, porque lo que importa no es su calidad migratoria, sino su perfil racial, elocuentemente descrito, desde hace cuatro años, por el Presidente de Estados Unidos.

Poco después del tiroteo en El Paso, Texas, siguió la matanza de 9 personas en Dayton, Ohio. Otro supremacista blanco perpetró un atentado que dejó nueve muertos y 27 heridos.

Para sorpresa de propios y extraños, y como parte de su estrategia para reelegirse, Donald Trump publicó un mensaje en su cuenta de Twitter vinculando ambos atentados con la necesidad de una reforma migratoria, aunque este tema no tenga absolutamente nada que ver con ninguna de las dos tragedias.

Trump tuit

Parte del problema es que la segunda enmienda o capítulo dos de la Constitución de los Estados Unidos protege el derecho individual a mantener y poseer armas de fuego, así es que cualquiera puede comprarlas.

De hecho, en el atentado de El Paso, el asesino ordenó el rifle de asalto -tipo AK47- por Internet, aunque después pasó a recogerlo, sin mayor trámite, a una tienda de armas.

Y peor aún, muchas de esas armas de alto poder acaban en manos de auténticos criminales… ¡también en México!

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores, el 70 % de los homicidios dolosos en nuestro país se perpetró con armamento proveniente de Estados Unidos.

Pero del otro lado del Río Bravo son tiempos de campaña y por lo pronto, los motivos de miedo para los mexicanos persistirán.

* Alberto Lozano (@alozanom) es periodista y fue agregado de prensa en representaciones de México en San Diego, California, Canadá y en el Reino Unido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.