close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nuevos datos sobre homicidio en México: un contraste preliminar entre fuentes
El registro del homicidio intencional o doloso tiene ciertas características que lo convierten en un dato especialmente confiable como diagnóstico del problema.
Por Data Lab Mx y Horacio Ortiz Ríos
29 de agosto, 2019
Comparte

El número de homicidios intencionales registrados durante un año es una medida que suele emplearse como indicador del nivel de violencia que prevalece en un territorio. Si bien la violencia es un concepto más amplio que no se limita a las agresiones letales, el registro del homicidio intencional o doloso tiene ciertas características que lo convierten en un dato especialmente confiable como diagnóstico del problema. En primer lugar, se trata de un delito violento que tiene al menos dos fuentes alternativas de registro: el homicidio, como cualquier otro delito, se puede observar de manera aproximada mediante el número de investigaciones iniciadas por las autoridades de procuración de justicia, pero también se puede medir a partir de los registros administrativos de mortalidad producidos por las autoridades de salud.

En México, el primer tipo de medición es producido por la Fiscalía General de la República y las Fiscalías y Procuradurías estatales, aunque es el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) el organismo responsable de concentrar y reportar la información. La segunda fuente de información es publicada en nuestro país por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los expedientes o investigaciones iniciadas por homicidio intencional presentan el mismo problema que cualquier otro registro delictivo, aunque en menor medida: el subregistro correspondiente a todos los hechos delictivos que no son denunciados ante las autoridades, o que por algún otro motivo no generan un expediente de investigación. A pesar de esta limitación, esta cifra suele usarse para observar los niveles delictivos, precisamente porque se ha observado que esa “cifra negra” es menor en el delito de homicidio que en otros. Otra consideración que debe tenerse para atender la comparación de los niveles delictivos entre distintas unidades administrativas es considerar el número de homicidios en relación con el tamaño de la población. En este sentido, se suelen comparar las tasas de homicidios por cada cien mil habitantes.

El siguiente mapa representa la distribución de los municipios de México en quintiles según su tasa de investigaciones por homicidio por cada cien mil habitantes en 2018. Los datos de población provienen de proyecciones de población a nivel municipal elaboradas por el Consejo Nacional de Población (CONAPO). Para la construcción de los quintiles se consideró solamente a los municipios con una tasa mayor a cero, agrupando por separado a los 849 municipios en donde no se registraron investigaciones por homicidio. Bajo estas consideraciones, cada quintil está conformado por 322 municipios.

A simple vista, parece haber algunas agrupaciones de los municipios con mayor violencia, especialmente en los municipios de la costa del Pacífico, y en aquellos que se encuentran a lo largo de la Sierra Madre Occidental en los estados de Sinaloa, Chihuahua, Durango y Zacatecas. Además de estas agrupaciones, destacan los municipios del sur de Guanajuato, los municipios aledaños a Ciudad Victoria en Tamaulipas, y cuatro de los cinco municipios de Baja California. Por último, en la frontera norte se encuentran dos agrupaciones más de municipios con altos niveles de violencia: el municipio de Juárez y aledaños en Chihuahua, y los municipios del norte de Nuevo León.

Tasa de homicidios por cada cien mil habitantes, municipios en México, 2018

Fuente: Elaboración propia con información de SESNSP y CONAPO.

Como con cualquier otro dato, una aproximación a la confiabilidad de esta información resulta de su comparación con alguna fuente alternativa. Respecto de los homicidios, una fuente alternativa es la información que concentra INEGI de los registros de defunciones por causa de muerte. Sin embargo, en contraste con la información sobre investigaciones que se actualizan mes con mes, la información de INEGI no se había actualizado para incluir los datos sobre 2018. Con la más reciente actualización se cuenta con información de carácter preliminar sobre las defunciones por homicidio en todo el país en 2018, misma que se puede desagregar hasta nivel municipal. El nivel de detalle en la información proveniente de ambas fuentes favorece una verificación más profunda de su confiabilidad. En el siguiente mapa se muestran las diferencias que hay a nivel municipal en el número de homicidios registrados por cada fuente.

Diferencia entre el número de homicidios registrados por SESNSP y el INEGI, 2018

Fuente: Elaboración propia con información de SESNSP e INEGI.

En este mapa, los números positivos que se representan en la escala de color verde indican municipios en donde las autoridades reportaron un número de investigaciones mayor al número de defunciones registradas por INEGI. Dado que INEGI advierte claramente que se trata de información preliminar, lo que sucede en los municipios “verdes” puede deberse a que el registro de defunciones aún no se termina. Esto es especialmente relevante respecto de los municipios de Michoacán, donde las cifras de INEGI parecen ser, a primera vista, ampliamente optimistas: el contraste en ese estado es de 1726 homicidios registrados en 2017 contra 36 en 2018.

Sin embargo, dejando de lado la sección verde del mapa, los municipios en rojo son los que despiertan una primera alarma. Los municipios “rojos” son aquellos en donde el INEGI, aún en su registro preliminar, registra un número ampliamente superior de defunciones por homicidio respecto de las investigaciones que se iniciaron. Esto es especialmente alarmante en municipios en donde la diferencia es más marcada: en Juárez, Chihuahua, INEGI registró 436 homicidios más que el número de investigaciones iniciadas, y en Guadalajara, Jalisco, la diferencia es de 315. Por su parte, el Estado de México concentra varios municipios con las mayores diferencias en este sentido: Tultepec, Melchor Ocampo, Ecatepec, Almoloya y Naucalpan completan el listado de los municipios con mayores diferencias negativas entre el registro del SESNSP y el INEGI. Este indicio respalda algunas advertencias recientes sobre la pobre calidad de la información sobre homicidios que produce el Estado de México1. Otro estado en donde prevalece este patrón es Guanajuato, especialmente los municipios de Irapuato y Celaya.

Las diferencias que existen entre las fuentes de información pueden estar reflejando distintos problemas. En primer lugar, a pesar del carácter preliminar del registro de INEGI, un número mayor de defunciones registradas respecto de las investigaciones iniciadas indica un problema de impunidad de origen; es posible que algunos de estos casos sean homicidios en los que las investigaciones ni siquiera iniciaron. Esto es un problema grave en sí mismo, que sólo es profundizado por la incertidumbre que prevalece pese a las múltiples fuentes de información al respecto. En este sentido, un problema que se muestra claramente en ejercicios comparativos como éste son las discordancias en la información. Así se trate de un problema de registro o de compatibilidad entre fuentes, los problemas que se presentan en los datos sobre violencia en México deben ser atendidos para posibilitar en principio una toma de decisiones mejor informada.

* Data Lab Mx (@mxdatalab) y Horacio Ortiz Ríos (@hortizrios).

 

1 En el reporte Fallas de origen, 2019, de México Evalúa, el Estado de México obtuvo la peor calificación respecto de la confiabilidad de la información sobre homicidios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.