Pirinola electoral - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pirinola electoral
La ciudadanía determinó con sus votos que todos los partidos políticos tuvieran un carácter dual de ganador-perdedor. No existe una fuerza política que sea considerada como un absoluto vencedor o como un categórico derrotado, lo cual es sano para nuestra democracia. 
Por César Hernández González
20 de julio, 2021
Comparte

Una de las premisas de las elecciones democráticas consiste en que ningún actor lo gana o pierde todo. En otras palabras, los partidos políticos obtienen tanto victorias como derrotas en los comicios;  con ello, se genera una renovación del poder político, de la oposición, así como un ajuste en el sistema de pesos y contrapesos.

Las pasadas elecciones federales son un claro ejemplo de dicha premisa. La pirinola electoral fue lanzada por la ciudadanía y un ejercicio democrático se estableció que todos ganaron y que todos perdieron. Algunos avanzaron y otros retrocedieron. Todos tendrán que poner para legislar. Algunos arriesgarán todo y otros no cederán nada. Si las circunstancias lo ameritan, todos deberán flexibilizar sus posturas para lograr el bienestar de la sociedad mexicana.

Todos ganan

Los partidos políticos de la oposición obtuvieron 219 diputaciones; estos resultados permiten arrebatarles a los aliados del gobierno federal la mayoría calificada y con ello la posibilidad de aprobar reformas constitucionales. El PAN, el PRI, el PRD y MC conquistaron la victoria en 62 diputaciones más que en las elecciones de 2018, cuando en aquel año solo ganaron 157 diputaciones.

El PAN ganó 111 diputaciones -30 más que en 2018- y aumentó su votación en 96 distritos. Mientras que el PRI logró 70 diputaciones -25 más que en 2018- e incrementó el número de sufragios en 120 distritos. En tanto que MC fue el único que aumentó su votación en un 38.72%; tuvo 950 mil votos más que en las elecciones de 2018 y en 192 distritos sus votos aumentaron.

Los aliados del gobierno federal conquistaron 281 diputaciones. Ello implica que mantuvieron la mayoría absoluta, lo que en consecuencia les permitirá expedir leyes y aprobar reformas legales y presupuestos. Este resultado se convierte en un punto de quiebre en la tendencia histórica de derrotas de los aliados del gobierno federal, ya que Ernesto Zedillo perdió 108 diputaciones en 1997, Vicente Fox 71 en 2003, Felipe Calderón 63 en 2009 y Enrique Peña 9 en 2015.

MORENA, como partido gobernante, ganó 199 diputaciones -8 más que en 2018- pero solo en 54 distritos incrementó el numero de votos a su favor. Mientras que el PVEM alcanzó 43 diputaciones -27 más que en 2018- y adicionó el número de sufragios a su favor en 101 distritos.

El PRD, el PVEM y el PT, los partidos minoritarios, fueron quienes sin haber ganado una diputación en lo individual y sin haber aportado la mayor cantidad tendrán 70 diputaciones de mayoría relativa (7 el PRD, 31 el PVEM y 32 el PT). En promedio el PRD apoyó con el 7.58% de los sufragios, el PVEM con 6.51% y el PT contribuyó con el 5.40%.

Todos pierden 

MORENA dependerá de las alianzas con el PT y el PVEM para aprobar leyes, reformas, nombramientos y presupuestos, ya que solo tendrá 199 diputaciones, las cuales no conforman una mayoría absoluta.  Deberá negociar con los partidos políticos de oposición para lograr reformas constitucionales. Será un contexto adverso, pero no desconocido, dado que MORENA ha contado, en algunos momentos, con la votación a favor del PAN, PRI, PRD y MC.

El PAN y el PRI desaprovecharon la oportunidad de posicionarse como una oposición articulada y crítica, basada en la detección de problemas, desigualdades y carencias. En lugar de ello, se dedicaron a acompañar al gobierno federal en las campañas de descalificaciones sin sustento ni sentido, con lo que se agravó el problema de la polarización política.

El PRD, el PVEM y el PT redujeron su votación en 39%, 0.85% y 28%. El PRD tuvo una disminución de sufragios en 251 distritos, el PVEM en 199 y el PT en 237. El PRD tendrá 6 curules menos, puesto que solo tendrá 15 diputaciones y el PT tendrá 22 curules menos; únicamente tendrá 39 parlamentarios. MC tendrán 10 diputaciones menos, ya que solo tendrán 7 legisladores.

Todos ponen

Los partidos políticos de oposición y los aliados del gobierno federal deberán poner de su parte para generar las condiciones y los contextos que permitan la aprobación de leyes, reformas, presupuestos y nombramientos. No será una tarea fácil, ya que deberán flexibilizar posturas, maximizar el dialogo, ejercer la tolerancia y ceder en agendas. Deberán cabildear y proponer acuerdos para solucionar los problemas de la sociedad mexicana.

PAN, PRI, PRD y MC deberán constituirse como contrapeso del gobierno federal, pero esta función no deberá producir una lucha sin cuartel. Por el contrario, representa una exigencia de diálogo, apertura ideológica y visión democrática. No siempre serán los vendedores, pero tampoco serán los eternos derrotados. Tendrán que escoger muy bien las batallas que deberán dar para maximizar sus ganancias.

MORENA deberá reconciliarse con los valores de dialogo, pluralismo y tolerancia. Tendrá que reconocer que las agendas de la oposición no son actos de provocación o para menoscabar su poder político y social. Tendrá que buscar un acercamiento con los partidos políticos de oposición y, muy a su pesar, negociar. A su vez, deberá ceder en favor del PT y el PVEM, ya que si se produce un distanciamiento con estas fuerzas políticas, su poder de voto será reducido drásticamente, perdiendo la añorada mayoría absoluta.

Conclusión

La ciudadanía determinó con sus votos que todos los partidos políticos tuvieran un carácter dual de ganador-perdedor. No existe una fuerza política que sea considerada como un absoluto vencedor o como un categórico derrotado, lo cual es sano para nuestra democracia.  En estos comicios la pirinola electoral fue lanzada por la ciudadanía para equilibrar las fuerzas políticas y reconfigurar el poder político; esta vez ningún partido político obtuvo un ganar-ganar o un perder-perder.

* César Hernández González (@ZezarHG) es especialista en Derechos Humanos, Democracia y Elecciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.