close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Premio Nobel: baterías para una sociedad libre de combustibles fósiles
La descarbonización del modelo energético no es suficiente. Si se mantienen tecnologías fuertemente ligadas a los combustibles fósiles, alcanzar las metas de reducción de emisiones no será posible.
Por Aleithya Morales
17 de octubre, 2019
Comparte

Las baterías de ion litio han impulsado la transformación de la sociedad. La posibilidad de almacenar energía en una forma aparentemente sencilla, funcional y práctica ha permitido cambiar las formas tradicionales de comunicación, de trabajo y de movilidad, entre otras. La evolución de estas baterías en seguridad y capacidad de almacenamiento promete la posibilidad de una sociedad libre de combustibles fósiles, es por ello que recientemente se otorgó el Premio Nobel en Química a John B. Goodenough, M. Stanley Whittingham y Akira Yoshino por su aportación en el desarrollo de las baterías ion litio.

Hoy en día, la duración de una batería en un celular o una computadora portátil es clave en la decisión de compra. El usuario busca tecnología que pueda mantener funcionando por más tiempo, sin necesidad de tener que detenerse para recargar. Cada día realizamos esa actividad cotidiana de almacenamiento y carga, sin pensar todo el proceso que existe detrás o cómo pueden impactar estas decisiones y cambios tecnológicos en el sistema eléctrico, es decir, en la generación, transmisión y distribución de la energía necesaria para el funcionamiento de estas tecnologías.

Lo mismo sucede con los vehículos eléctricos. La diferencia de dicho proceso entre un auto y un celular es que el momento y lugar de carga tiene una influencia directa en el sistema eléctrico por sus requerimientos específicos. Aún así, cada nueva tecnología ha creado un impacto directo en el consumo de electricidad; por ejemplo, para 2014 se estimaba que los smartphones representaban alrededor del 1% del consumo global de electricidad. Es así que cada vez se han impulsado más medidas de eficiencia energética, celulares con más duración, menos consumo y regulación de consumo de energía desde el mismo gadget.

El impacto ambiental de las baterías ion litio puede ser cuestionable, no solo para los vehículos eléctricos como actualmente sucede, sino para cada uno de los aparatos que las usan. En ese sentido, se ha presentado evidencia de que los vehículos eléctricos tienen menor impacto ambiental en todo su ciclo de vida, a pesar de su uso de baterías ion litio. Un estudio de la European Environmental Agency concluye que emiten menos gases de efecto invernadero y generan menos contaminación en el aire.

A pesar de lo anterior, no queda duda que es urgente hablar de regulación, manejo de residuos y mejores prácticas en la producción y protección de los trabajadores en estas cadenas de producción. La necesidad de repensar las industrias y sus prácticas es parte de la transformación, como ha sucedido con la textil, pero esto no resta importancia de que las nuevas tecnologías también tienen un gran impacto para mejorar la calidad de vida y combatir la crisis climática.

La descarbonización del modelo energético no es suficiente. Si se mantienen tecnologías fuertemente ligadas a los combustibles fósiles, alcanzar las metas de reducción de emisiones no será posible. Por ello, la descarbonización del sector transporte debe ser considerada una prioridad, aunque la descarbonización de la matriz energética vaya a un paso más lento.

Mientras la tecnología y la investigación vaya avanzando, la electrificación será más clara hacia el futuro. Como sucedió con los teléfonos móviles, con los vehículos eléctricos la demanda de electricidad se incrementará, pero esto es justificado si se mejora la calidad de vida de las personas. Las medidas de eficiencia energética han tenido y tendrán un rol crucial en estas transformaciones. En México, la Comisión Nacional para el Uso Eficiencia de la Energía (CONUEE) y la implementación de estas medidas ha evitado que el consumo final de energía se elevara hasta 17% en un periodo de 25 años, mismos que esta Comisión ha impulsado la electrificación.

Reconocer el avance en el desarrollo de las baterías ion litio permite no solo poner la luz sobre la importancia de la inversión en investigación, ciencia y tecnología, sino también en la urgente transformación de los sistemas que nos rodean. Las baterías son relevantes en la modificación de las sociedades y serán prioritarias en dos de las más notables transiciones: la de movilidad y la de energía.

Estamos a casi 50 años del desarrollo de la primera batería de litio en 1970. Tanto la tecnología como la ciencia evolucionan y mejoran, la apuesta es que esto siga sucediendo bajo la lupa de la regulación y política pública. Las baterías continuarán influyendo en el funcionamiento y transformación de la sociedad, mientras más se acerque esta relación a una matriz energética limpia, los efectos serán más positivos para la sociedad.

* Aleithya Morales (@aleithya_md) es coordinadora de Política Energética de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas (@ethoslabmx).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.