¿Qué diablos es la descarbonización de puertos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
¿Qué diablos es la descarbonización de puertos?
Nuestros puertos y transporte marítimo también son una fuente de contaminación del mar y del aire proveniente de las emisiones de buques, remolcadores, grúas, montacargas, almacenes de refrigeración, así como también de los camiones y trenes que transportan las mercancías que llegan a los puertos.
Por Salomón Díaz
29 de septiembre, 2022
Comparte

Hoy casi todo mundo ha oído hablar del cambio climático, de sus causas y sus consecuencias. En todos lados escuchamos que es un fenómeno a nivel planetario relacionado con el efecto invernadero y la alteración del equilibrio de la entrada y salida del calor del planeta.

Ese fenómeno es ocasionado por el aumento de la concentración de gases como el bióxido de carbono, metano y vapor de agua, Pero ¿de dónde vienen esos gases? Principalmente de la quema de combustibles fósiles como el diésel y el gas natural, así como de la deforestación por la expansión de la agricultura y la ganadería.

En la mayoría de esas actividades se conoce relativamente bien su contribución a la generación de gases de efecto invernadero (GEI). Sin embargo, dentro del transporte hay un subsector que no es tan visible, pero que también debería ser atendido de forma prioritaria por sus emisiones de contaminantes.

Hablamos de los puertos y del transporte marítimo, particularmente de las emisiones de los buques que hacen escala en los puertos del país e incluso de barcos que sólo transitan de paso por aguas nacionales.

Imaginen una carretera o avenida principal en un día de tráfico pesado, pero en el mar. Miles de barcos navegando por los océanos de todo el mundo quemando toneladas de combustible y echando humo por sus chimeneas.

Ese humo de los barcos, que contiene gases de efecto invernadero se dispersa en el aire contribuyendo al calentamiento de la atmosfera, el cual a su vez aumenta la frecuencia e intensidad de fenómenos como huracanes, el nivel y temperatura del mar, la acidificación de los océanos.

Estos fenómenos a su vez impactan a la gente, la flora y la fauna, así como también a las operaciones de los mismos puertos. La acidificación del océano (disminución del pH, por la absorción de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera), dificulta la capacidad de animales como los corales y los crustáceos para formar los esqueletos duros hechos de carbonato de calcio que son esenciales para su existencia.

Otra parte de las emisiones de los barcos viajan con las corrientes de aire hacia los poblados costeros e incluso hacia ciudades alejadas en donde se combina con la contaminación de autos, fábricas, industrias, afectando la salud de la gente y causándoles problemas respiratorios e incluso la muerte. Esto le cuesta dinero al gobierno para atender a la gente que llega a los hospitales e incluso pérdidas económicas por el ausentismo laboral y escolar.

Eso pasa en todo el mundo y México no es la excepción. Nuestros puertos y transporte marítimo también son una fuente de contaminación del mar y del aire proveniente de las emisiones de buques, remolcadores, grúas, montacargas, almacenes de refrigeración, así como también de los camiones y trenes que transportan las mercancías que llegan a los puertos.

A eso hay que agregar la contaminación asociada a la electricidad que se consume en esos espacios ya que muchas veces proviene de termoeléctricas que usan combustibles fósiles y que también emiten contaminación.

Considerando que varios puertos del país se están expandiendo y que nuevas rutas de navegación costera se están proponiendo, se espera que la contaminación aumente en un futuro, si es que no se implementan medidas para reducir las emisiones de puertos y del transporte marítimo.

Afortunadamente, muchos puertos, empresas, industrias e incluso países de todo el mundo ya se han comprometido con lo que se denomina “descarbonización”, es decir, la reducción de combustibles fósiles o basados en el carbono por energía renovable, medidas de eficiencia energética y mejora logística, entre otras.

Con ello, se contribuye al cumplimiento de compromisos del Acuerdo de París y de la Organización Marítima Internacional (OMI). En México, cinco puertos cuentan ya con certificaciones nacionales como el reconocimiento de Puertos Verdes de PROFEPA o internacionales como Ecoports de Europa.

La descarbonización de puertos y del transporte marítimo de México se puede lograr mediante el uso de combustibles verdes, la eficiencia energética, el mantenimiento y la implementación de medidas operativas, muchas de ellas recomendadas por la OMI.

Esto traería muchos beneficios de salud, económicos, de competitividad y empleos verdes para nuestro país, el cual tiene un gran potencial para implementar tecnologías marítimas de baja o nula emisión de contaminantes. Esto podría atraer inversiones de varios miles de millones de pesos por la construcción de infraestructura, estaciones de recarga, operación y mantenimiento asociados a los nuevos combustibles limpios.

Para lograr la descarbonización marítima-portuaria, WWF México promueve acciones integrales y coordinadas entre gobierno, sociedad, academia y sector privado en los siguientes rubros:

  1. Datos, inventarios e información pública sobre las emisiones de GEI, accesible y actualizada periódicamente.
  2. Regulaciones sobre las emisiones de GEI y otros contaminantes atmosféricos, particularmente la ratificación de un instrumento internacional denominado Anexo VI del Convenio para prevenir la contaminación por buques, conocido como Marpol.
  3. Instrumentos de política pública que incluyan compromisos, objetivos y estrategias de descarbonización, como la Política Nacional de Mares y Costas y la Estrategia, el Programa Especial y la Contribución Nacional sobre Cambio Climático.
  4. Capacidades y entrenamiento en la implementación de medidas operativas y de eficiencia energética para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del transporte marítimo.
  5. Financiamiento, incentivos fiscales y económicos, certificaciones y reconocimientos sobre puertos limpios y desarrollo tecnológico de nuevos combustibles limpios y renovables.

De acuerdo con la ONU, este 29 de septiembre se celebra el día Marítimo Mundial, y el tema a discutir de este año (en Sudáfrica) son las “Nuevas tecnologías para un transporte marítimo más ecológico”, mismo que refleja la necesidad de apoyar una transición del sector marítimo hacia un futuro más sostenible y ecológico en el que no dejemos a nadie atrás, a pesar de enfrentarnos al reto de un mundo postpandémico.

La descarbonización de puertos y del transporte marítimo de México es posible y necesaria. La voluntad de todas las partes es urgente, quien no la tenga (la voluntad), estará condenando el bienestar de todos.

* Salomón Díaz es Coordinador para la Descarbonización de Puertos en WWF México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.