close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Universidad de la Salud: más allá de sólo formar médicos y enfermeras
México duplica la cantidad mínima de mé[email protected] que recomienda la Organización Mundial de la Salud. En cambio, la calidad de la educación y la distribución de los médicos a lo largo del país es el mayor reto en cuanto a formación médica.
Por Rodrigo Bazúa Lobato
16 de noviembre, 2019
Comparte

El pasado jueves 7 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheimbaum, anunciaron la creación de la Universidad de la Salud con el objetivo de formar profesionales médicos y de enfermería para todo el país. México duplica la cantidad mínima de mé[email protected] que recomienda la Organización Mundial de la Salud (1 por cada 1000 habitantes, y México tiene 2.24). En cambio, la calidad de la educación y la distribución de los médicos a lo largo del país es el mayor reto en cuanto a formación médico. Para realmente cubrir las necesidades de salud del país y lograr que el recientemente creado INSABI tenga éxito, esta universidad tendrá que ser mucho más innovadora y deberá formar profesionales de salud que se salgan de los modelos tradicionales de enfermería, odontología, psicología y medicina.

Escribo este artículo desde un distrito rural de Nepal, en el Sur de Asia. Es un lugar hermoso, con vista a los Himalayas, pero la población vive en alta marginación y pobreza. Vine aquí para conocer a un hospital que provee cuidados médicos de alta calidad en este contexto, con la esperanza de aprender de ellos y poder implementar programas similares en México.

Justo después de que yo llegara, llegó a la sala de urgencias una mujer embarazada con convulsiones que, a pesar de recibir el mayor tratamiento posible en el momento, falleció unas horas después junto con su bebé en el vientre. La enfermedad que ella padecía se llama preclamsia y es la primera causa de muerte materna en México. Como la mayoría de las mujeres que mueren por preclamsia, ella era una mujer muy pobre que vivía lejos del hospital, por lo que no recibió seguimiento médico durante su embarazo y acudió a buscar ayuda hasta encontrarse en un estado muy grave.

La preclamsia es una enfermedad tratable. Cuando se diagnostica a tiempo y se le da el apropiado seguimiento y tratamiento, normalmente las pacientes y sus bebés no sufren complicaciones y el embarazo puede desarrollarse apropiadamente. Casi todas las mujeres que mueren de preclamsia son pobres y viven en contextos de marginación, y solamente llegan a recibir el diagnóstico de preclamsia unas pocas horas o días antes de su muerte.

Yo soy médico en la Sierra Madre de Chiapas, y el contexto al que nos enfrentamos es muy similar al que encontré en Nepal rural: comunidades pobres y de difícil acceso con difícil acceso a servicios médicos.

Es aquí donde la Universidad de la Salud podría ser realmente innovadora e impulsar que los objetivos en salud del gobierno de López Obrador puedan cumplirse. La Organización Mundial de la Salud ha abogado desde el 2013 por que los países incluyan a “profesionales sanitarios de medio nivel”. Estos personales pueden recibir educación de 2 años para expandir significativamente la cobertura en salud.

En el caso de preclamsia, el diagnóstico no es complejo, pero debe ser oportuno y apropiado. Todo lo que se necesita es hacer una serie de preguntas a cada embarazada, medir su presión arterial frecuentemente y hacerle estudios básicos de orina (que pueden hacerse incluso en su domicilio). No se necesita que un médico haga esto (toma 6 años de formación para ser general y otros 4 años para ser especialista). Podríamos expandir con profesionales sanitarios de medio nivel la cobertura para poder diagnosticar preclamsia y otras enfermedades en casa de los pacientes, y referirlos oportunamente a una unidad médica en caso necesario. Esto podría salvar miles de vidas. Además, con este tipo de intervenciones se ha logrado disminuir significativamente la mortalidad infantil y aumentar el control de enfermedades como la diabetes y la hipertensión.

El gobierno se encuentra en proceso de reestructurar el Sistema de Salud con la intención de que todos los mexicanos, independientemente de su condición económica, tengan acceso a servicios médicos similares a los que provee el IMSS. Sin embargo, se calcula que para lograrlo se necesitaría aumentar 1.5% el porcentaje del PIB dedicado al sector salud, y por el contrario el presupuesto en salud se redujo en términos reales en el 2019.

Por lo tanto, para lograr atender con calidad y efectividad en los hospitales con el mismo presupuesto, se necesita tener un primer nivel de salud con capacidad de resolver el 80% de los problemas médicos. De acuerdo con la OMS, la única forma de lograr esto es a través de la incorporación de profesionales sanitarios de medio nivel, ya que así se resuelven las enfermedades más tempranamente sin que los pacientes se compliquen, lo que reduce costos.

Aquí es donde la Universidad de la Salud podría ser realmente innovadora y contribuir significativamente a la mejoría de las condiciones de salud a nivel de todo el país. Es muy difícil que en tan poco tiempo de planeación pueda realmente convertirse en una opción de calidad para la formación médica y de enfermería. Sin embargo, sí podría convertirse en la primera Universidad en México en formar profesionales sanitarios de medio nivel con alta calidad.

Si lográramos crear un sistema de salud en donde cada casa mexicana fuera visitada por estos profesionales sanitarios de medio nivel, conectados con servicios médicos de alta calidad no saturados, podríamos evitar la mayoría de muertes prevenibles, como las provocadas por preclamsia y finalmente cumplir con el mandato de que la salud es un derecho humano.

* Rodrigo Bazúa Lobato es médico general en la Sierra de Chiapas. Candidato a maestro en Políticas de Salud por la Universidad de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.