¿Para qué premiar las sentencias?

El Premio Sentencias es una iniciativa conjunta entre Sin Fronteras IAP, ACNUR, la Relatoría sobre los Derechos Humanos de las Personas Migrantes de la CIDH y la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia, A. C., con el objetivo de acercar la justicia a la población migrante y sujeta de Protección Internacional, con el objetivo de reconocer las buenas prácticas a nivel regional de los jueces, juezas, cortes y tribunales de todo el continente americano para logar el efecto boomerang.

Por: María Fernanda Rivero Benfield

¿La justicia se contagia? Después de tres premios sentencias podemos decir que sí. Requerimos aplaudir las buenas prácticas a nivel regional de los jueces, juezas, cortes y tribunales de todo el continente americano para logar el efecto boomerang.

Afortunadamente muchos países de la región están progresando e innovando en su manera de hacer justicia y poniendo el ejemplo a otros que siguen en la lucha; esto a través de la interpretación conforme en sus sentencias, considerando los tratados y los convenios internacionales. Hoy a la hora de impartir justicia vemos más allá de las normas nacionales.

Por la necesidad de crear conciencia y replicar los esfuerzos de las cortes americanas se crea el Premio Sentencias, una iniciativa conjunta entre Sin Fronteras IAP, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Relatoría sobre los Derechos Humanos de las Personas Migrantes de la CIDH y la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia, A. C., con el objetivo de acercar la justicia a la población migrante y sujeta de Protección Internacional.

La población migrante y sujeta de protección internacional es vulnerable en muchos sentidos, pero especialmente en su derecho de acceso a la justicia, porque al no ser nacionales, estar privados de la libertad, no contar con redes de apoyo se enfrentan a varios desafíos que no deberían existir; visibilizarlos es un reto y hoy se ha convertido en nuestra misión.

Las sentencias concursantes garantizan de una manera innovadora y notable el acceso a derechos como la salud, a un juicio justo, a no ser privado de la libertad sin media orden judicial, a defender derechos humanos, a una investigación diligente, a una representación legal, a un intérprete, a la protección especial que deben tener los niñas niños y adolescentes y las madres cabeza de familia.

En la primera premiación se analizaron 21 sentencias, en las segunda 31 y este año 48. Sí, vamos de gane y vamos por más.

Este viernes se hace la tercera entrega de los premios y estamos muy emocionados, ya que año con año vamos creciendo. En esta ocasión se sumaron como co-convocantes la Corte Interamericana de Derechos Humanos, UNICEF, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión de Derechos Humanos del D.F. En esta edición se recibieron 48 sentencias de 9 países de América Latina. 29 de México, 5 de Chile, 3 de Argentina, 3 de Colombia, 3 de Costa Rica, 2 del El Salvador, 1 de Brasil, 1 de Ecuador, 1 de Honduras. Como invitado está el Comité para la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares (ONU).

Finalmente, en Sin Fronteras consideramos que hablar de sentencias es hablar de personas.

 

* María Fernanda Rivero Benfield es Coordinadora de Comunicación de Sin Fronteras (@Sinfronteras_1).

Close
Comentarios