La otra verdad de Acteal, a 20 años de la masacre

Los sobrevivientes de Acteal, familiares de las víctimas y la organización Las Abejas han continuado la lucha para obtener justicia y verdad.

La otra verdad de Acteal, a 20 años de la masacre
Animal Político

Por: Cuauhtémoc Rueda Luna 

La masacre, la versión oficial. La matanza de Acteal debe situarse dentro del violento contexto de las políticas de Estado que generaron los gobiernos mexicanos contra el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Esas políticas incluyeron la creación y fortalecimiento de grupos paramilitares (Montemayor, 2009; Hernández Navarro, 2012), de los cuales desde el Estado aún en la actualidad se niega su existencia, al tiempo que se han realizado investigaciones sesgadas que impiden documentarlos y lograr una reparación a la población atacada.

En la mañana del 22 de diciembre de 1997, en Acteal, municipio de Chenalhó, Chiapas, fueron masacradas 45 personas: 21 mujeres -cuatro de ellas embarazadas- 15 niñas y niños, y 9 hombres. Las víctimas eran indígenas tzotziles pertenecientes a una organización pacifista llamada Las Abejas. Al momento de la agresión, los perpetradores dispararon contra una ermita en la que aquellas se encontraban rezando por la paz en Chiapas.

La masacre inició aproximadamente a las 10:00 horas y terminó siete horas después. Aunque la cercanía del ejército y de la seguridad pública local al lugar era evidente, durante ese tiempo deliberadamente omitieron intervenir; al respecto, existen diversos testimonios que señalan esta omisión como parte de la política de Estado descrita al principio.

La organización indígena Las Abejas no comparte la lucha armada asumida por el zapatismo, pero concilia y argumenta sus objetivos, lo que convirtió a sus integrantes en un objetivo de la estrategia estatal (Hernández Navarro, 2012). Por ello, las responsabilidades de la masacre de Acteal deben investigarse desde el diseño de esa política, el financiamiento, el tipo de armamento, la preparación y asesoramiento de los grupos paramilitares, la omisión, la masacre, y los efectos victimizantes que provocó en la comunidad y la región.

El manejo oficial se ha basado en reducir el enfrentamiento a una confrontación entre indígenas y con ello evitar la responsabilidad estatal por la masacre. Este fue el mensaje del entonces Presidente Ernesto Zedillo inmediatamente después de que se hiciera pública la tragedia, así como de la Procuraduría General de la República (PGR) a través de su Libro Blanco sobre Acteal, en que presentó las conclusiones de sus investigaciones, permaneciendo esta “verdad” hasta la fecha.

Así, el Estado mexicano no sólo ha desconocido su papel en la formación de grupo paramilitares en Chiapas, sino que reiteradamente ha negado categóricamente su existencia, como lo hizo ante el Relator Especial de Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los indígenas en 2003 (E/CN.4/2004/80/Add.2: párrs. 42-43) o ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH, 2010: párrs. 28, 34). Aún hoy, la lucha de los sobrevivientes de Acteal tiene un punto de anclaje central en que se asuma una responsabilidad por la paramilitarización.

¿Qué ha pasado con el caso Acteal?

Los sobrevivientes de Acteal, familiares de las víctimas y Las Abejas, acompañadas por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas A.C. (Frayba), han continuado la lucha desde entonces para obtener justicia y verdad

La presión nacional e internacional obligó a las autoridades a detener y procesar a diferentes paramilitares que participaron en la matanza, sin embargo, no se hizo responsables a los autores intelectuales. A este agravio se sumó que tras la defensa desde el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) de diversos acusados, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) liberó desde 2009 a 29 personas por violaciones al debido proceso.

En un comunicado del 23 de marzo de 2017, Las Abejas presentaron la campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza(1):

Con la presión de la sociedad civil nacional e internacional, el gobierno mexicano se vio obligado a detener varios paramilitares autores materiales de la masacre, pero, a los autores intelectuales […] hasta la fecha que en este año cumple 20 años […], siguen libres, gozando de la impunidad y, hasta premiados con cargos públicos. ¿En dónde están estos criminales? les pedimos señalarlos adonde quieran que vayan y estén.

Las personas que señalan y tenían altos cargos públicos cuando la masacre son Ernesto Zedillo Ponce de León, Emilio Chuayfet, Gral. Enrique Cervantes Aguirre, Gral. Mario Renán Castillo, Julio César Ruiz Ferro, Homero Tovilla Cristiani, Uriel Jarquín Gálvez, Jorge Enríque Hernández Aguilar y David Gómez Hernández.

A su vez recordaron que la responsabilidad estatal no se basa sólo en la paramilitarización sino en la liberación realizada por la SCJN, que ha dado lugar, indicaron, a que quienes participaron en la matanza y fueron liberados se jacten de su impunidad:

El Estado mexicano, no sólo armó a los paramilitares y propició la masacre de Acteal, sino, se encargó de liberar a los autores materiales, a través de la mal llamada ‘Suprema Corte de Justicia de la Nación’, que para nosotros es una suprema corte de ricos y criminales.

Gracias a la ‘suprema corte de ricos y criminales’ de ordenar la liberación de los paramilitares, hoy en día en el municipio Chenalhó reina el terror, el odio y los asesinatos, porque los paramilitares y autores materiales en propia voz de ellos, ‘robar, quemar casas, matar, es premiado con casas, tierras y pensiones mensuales y estamos dispuestos volver a hacerlo si queremos’, dicen jactanciosos.

En el año 2005, el Frayba y Las Abejas ya habían demandado al Estado mexicano ante la CIDH por la formación y apoyo de grupos paramilitares, por la omisión de intervenir al momento de la masacre y por la ausencia de acceso a la justicia respecto de los autores intelectuales (CIDH, 2010: párr. 21), aún no se liberaba a los autores materiales y tampoco se sabía que mujeres víctimas de la masacre también fueron violadas. Por ello, ante el ofrecimiento por parte del Estado mexicano de una solución amistosa en el procedimiento ante la CIDH, las víctimas se han negado a aceptarla (2). La petición de fondo es que el Estado reconozca que es responsable de la masacre y que se juzgue a los responsables materiales e intelectuales para impedir la repetición de los hechos atroces.

La historia y sus víctimas, la otra historia

A pesar de haber transcurrido 20 años desde la masacre, las acciones de los gobiernos se han mantenido en la versión oficial que omite la responsabilidad de los hechos del Estado mexicano, y en su lugar responsabiliza a los grupos indígenas. Así, la trayectoria de las víctimas, Las Abejas y el Frayba ha tenido también una vertiente esencial: sobreponerse a la historia oficial, revelar la implicación de las instituciones desde el más alto nivel del Estado mexicano y señalar a los paramilitares que ejecutaron la orden.

La paramilitarización es una forma de ejercer violencia y mantener la impunidad desde el Estado mexicano generando grupos civiles que realicen los ataques, y evitando la atribución de responsabilidades a las instituciones. Ocultan la verdad y pretenden adjudicar los eventos a agrupaciones que supuestamente tienen una confrontación étnica, ideológica o religiosa.

Las víctimas de Acteal deben ser reparadas por el daño histórico, la falta de verdad, la incapacidad para investigar los hechos y que el poder judicial brinde certeza y debida diligencia en el acceso a la justicia. A su vez, y no menos importante, la sociedad mexicana merece en su conjunto que esa otra historia sea contada, reconocida, y que podamos establecer un nuevo marco institucional militar que evite acciones de ese tipo. La justicia para Acteal es la justicia para todas y todos. Las víctimas y la sociedad tenemos el derecho a la verdad (CIDH, 2014: párr. 71; E/CN.4/2006/91, 2006: párrs. 35-36).

Frente a esta situación, desde las víctimas se ha propuesto Otra Justicia que es la que los colectivos construyen respecto de la versión oficial para no asumir la narrativa laxa del Estado; como describen en su comunicado “no es una justicia simulada como la del sistema de justicia podrido del mal gobierno, sino, una justicia verdadera y digna, Lekil Chapanel, Justicia Verdadera, la Otra Justicia”; que, lejos de la falta de investigación por las instituciones, mediante “el trabajo organizativo de lucha contra la impunidad” busca la paz, la memoria y la verdad. Es una justicia que se construye contando qué fue lo que pasó y por qué existen, a fin de dejar una historia sana y humana para sus hijas e hijos, y recordar que la lucha pacífica es más certera por el amor y el reconocimiento a la vida.

El derecho a la verdad

En México uno de los primeros mecanismos con el cual se ejerce poder en contra de la gente es limitar el acceso a la verdad sobre las violaciones de derechos humanos. El caso de Acteal no ha sido la primera vez en que institucionalmente se oculta la verdad, particularmente respecto de la actuación de los militares y de funcionarios del más alto nivel del Estado mexicano (Aguayo, 2010). En relación a Acteal, la insistencia del gobierno persiste incluso frente a la desclasificación de documentos en Estados Unidos que señalan su participación en el surgimiento y actuación de grupos paramilitares (Doyle, 2009) y las filtraciones que desde los 90 han revelado la existencia de una estrategia militar para generar esas agrupaciones (Montemayor, 2009).

El derecho a la verdad es esencial para poder construir otro país; su objetivo “consiste en restablecer la dignidad de las víctimas de violaciones manifiestas de los derechos humanos y procurar que no se repitan hechos parecidos nunca más” (A/HRC/5/7, 2007: párr. 13). La verdad por la que pelean los sobrevivientes y familiares de Acteal, Las Abejas y el Frayba, es a su vez el derecho a la verdad de toda la sociedad.

* Maestro en Ciencias Sociales. Es fundador e integrante de Efecto Útil, Monitoreo de Organismos Públicos de Derechos Humanos. Ha apoyado y participado en la defensa de derechos humanos y en movimientos sociales desde 1999.

(1) Comunicado de Las Abejas de Acteal en el lanzamiento de la Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza, 23 de marzo de 2017, Disponible aquí.

(2) La Masacre de Acteal, violencia hacia las mujeres indígenas. Disponible aquí.

Referencias

Aguayo, S. y Treviño, J. (2010). “El ‘piadoso olvido’: el pan y los derechos humanos”, en Alvarado y Serrano (coords.). Seguridad nacional y seguridad interior, México: El Colegio de México.

Doyle, Kate (2009). “Archivos Improcedentes”, The National Security Archive, 20 de agosto de 2009. Disponible en: https://nsarchive2.gwu.edu//NSAEBB/NSAEBB283/index2.htm

Hernández Navarro, Luis (2012). “Acteal: impunidad y memoria” en El Cotidiano, núm. 172, marzo-abril, Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco, México, pp. 99-115.

Montemayor, Carlos (2009). “Recordar Acteal” en Chiapas. La rebelión indígena de México, México: Random House Mondadori.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos (2014). Derecho a la verdad en América, 13 de agosto, OEA/Ser.L/V/II.152.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Informe No. 146/10, Petición 212- 05, Admisibilidad, Caso Manuel Santiz Culebra y Otros (Masacre de Acteal) Vs. México (1o. de noviembre de 2010).

Naciones Unidas, Comisión de Derechos Humanos, Informe del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas, Misión México, 23 de diciembre de 2003, E/CN.4/2004/80/Add.2.

Naciones Unidas, Consejo de Derechos Humanos, El derecho a la verdad. Informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 7 de junio de 2007, A/HRC/5/7.

Naciones Unidas. Comisión de Derechos Humanos. Estudio sobre el derecho a la verdad. Informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Derechos Humanos, 9 de enero de 2006, E/CN.4/2006/91.

“Comunicado de Las Abejas de Acteal en el lanzamiento de la Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza”, Chiapas denuncia pública, 23 de marzo de 2017. Disponible en: http://chiapasdenuncia.blogspot.mx/2017/03/organizacionsociedad- civil-las- abejas.html

“La Masacre de Acteal, violencia hacia las mujeres indígenas”. Chiapas denuncia pública (s.f.). Disponible en: https://soundcloud.com/chiapas-denuncia- p-blica/la- masacre-de- acteal-violencia- hacia-las- mujeres-indigenas

Close
Comentarios