Los designaciones pendientes que deja la ALDF

De acuerdo con el artículo Décimo Tercero transitorio de la Constitución de Ciudad de México, las y los titulares de los que integren el Sistema Anticorrupción Local deberían ser nombrados o ratificados antes del próximo 17 de septiembre, fecha en que inicia sesiones el próximo Congreso local y entra en vigor la Constitución de Ciudad de México. Las y los diputados locales han tenido más de 8 meses para hacer las designaciones; es claro que no hay voluntad política en las agendas.

A escasas semanas de que las personas que integran la Asamblea Legislativa del Distrito Federal dejen su cargo para que el nuevo Congreso de Ciudad de México entre en funciones, se dejarán pendientes designaciones de gran importancia y relevancia para la sociedad capitalina. Esto es, la integración de la Comisión de Selección del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción Local, la designación de las personas que integrarán el pleno del Instituto de Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas y el Fiscal Anticorrupción.

El Sistema Anticorrupción Local está incompleto y, de conformidad con el artículo Décimo Tercero transitorio de la Constitución de la Ciudad de México, las y los titulares de los organismos que integran el Sistema deberían ser nombrados o ratificados hasta antes del 17 de septiembre del 2018, fecha en que inicia sesiones el próximo Congreso local, y fecha en que entra en vigor la Constitución de Ciudad de México.

Las y los diputados de la actual legislatura local han tenido más de ocho meses para llevar a cabo las designaciones desde la publicación de las respectivas convocatorias. También ha pasado casi 1 año después de que se publicó —el 1 de septiembre de 2017— el Decreto por el que se expide la Ley del Sistema Anticorrupción de la Ciudad de México. En este sentido, es claro que no hay voluntad política en las agendas.

De igual forma, los Jefes de Gobierno del Distrito Federal (Miguel Ángel Mancera y José Ramón Amieva) no han hecho lo posible para llevar a cabo la designación del Fiscal Anticorrupción, cargo de gran relevancia para las funciones del Sistema. Miguel Ángel Mancera dejó una terna antes de presentar su renuncia como jefe de gobierno, pero hasta ahora la designación del Fiscal no se ha consolidado, lo que, una vez más, es señal de falta de voluntad política.

Todo indica que la carga de la responsabilidad la tendrá el próximo Congreso de la Ciudad de México y su Jefa de Gobierno para completar la tarea que no realizó la actual Asamblea Legislativa ni los dos Jefes de Gobierno.

Estas malas prácticas en designaciones afectan a la sociedad y sus instituciones, se pierde la legitimidad y la confianza en el ejecutivo y legislativo locales. No existen consecuencias ante estas omisiones, pero sí mantienen las violaciones tanto a los procesos como la ausencia del combate a la corrupción. De igual manera, sigue violándose al derecho de acceso a la información y la transparencia, si no se consolidan estas designaciones, debido a que el ejercicio de los mismos, está en una parálisis por la ausencia del funcionamiento de las instituciones, por lo que no podemos ejercer nuestros derechos por estas vías.

Desde la sociedad civil hemos insistido en agilizar las designaciones, en reanudar los procesos, en tener claridad y certeza en los mismos. Las irregularidades se encuentran desde la emisión de sus convocatorias, las cuales ocasionan que la falta de certeza jurídica y procesal en los plazos postergue las designaciones. Tal es el caso del INFODF, que en su convocatoria tuvo una serie de irregularidades en los plazos y fechas, así como en una posterior apertura para  la inscripción de candidatas fuera del tiempo legal previamente establecido, lo que ocasionó que se contaminara todo el proceso, que hasta la fecha no hay certeza del mismo, ni señales de que pronto vaya a realizarse.

El Congreso saliente deja un legado de pendientes, de una falta de compromiso y voluntad política, y se va con una imagen dañada y totalmente deslegitimada. Si a esto le sumamos el contexto en el que se encuentra actualmente el Sistema Nacional Anticorrupción, identificamos que las designaciones para los distintos Sistemas, se encuentran en un estado de espera, en el cual como sociedad no tenemos la certeza política ni jurídica sobre su culminación, mucho menos para el inicio de sus funciones, mismas que fortalecerían una democracia dañada y deslegitimada.

El Congreso entrante debe asumir la responsabilidad de llevar a cabo las designaciones pendientes en materia de combate a la corrupción, pues de eso depende que el Sistema entre en funciones. El ejercicio de nuestros derechos se verá garantizado por el Estado sólo a través del funcionamiento de cada institución y organismo. Este buen funcionamiento, evidentemente depende de que se hagan los procesos de designación con base en estándares de autonomía, independencia e imparcialidad.

El tema del combate a la corrupción es parte de la agenda del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, por lo tanto, parte de sus esfuerzos deben centrarse en conformar todos los Sistemas Anticorrupción de una manera eficaz y pronta, aún cuando no haya hecho mención de ello en sus 50 puntos para combatir la corrupción, ya que, sin duda, es un tema fundamental para la Federación y los Estados.

 

@article19mex

Close
Comentarios