Alguien no hizo su tarea

Tres días después de haber expuesto en este blog la venta de caballitos de mar en Mercado Libre, la empresa de comercio electrónico bajó las ofertas de su portal. En ninguno de los anuncios indicaba si tenían permisos de autoridades nacionales e internacionales para vender estas especies.

Por: Luis Rodmun (@luisrmunguia)

En julio de 2014 la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Mercado Libre firmaron un convenio de colaboración para el monitoreo de comercio ilegal de vida silvestre por internet. En diciembre del año pasado publicamos en este mismo espacio que esta plataforma de comercio electrónico, que cotiza en Nasdaq-100 bajo las siglas de MELI, ofertaba caballitos de mar vivos.

Respecto a la venta de estas especies protegidas a nivel nacional e internacional, Mercado Libre indicó a través de una carta que sus “Términos y Condiciones en su artículo 4.5 establecen expresamente la prohibición de comercializar flora, fauna y derivados que estén en peligro de extinción o cuya venta esté prohibida por la ley, incluyendo caballos de mar,  hipocampos y corales”.

Y que “cuando un anuncio de éstos es detectado, el portal lo retira inmediatamente e inicia un procedimiento de análisis, para aplicar las sanciones que correspondan a los usuarios que hubieren creado dichos anuncios, pudiendo suspender e inhabilitar sus cuentas”.

Cabe señalar que en el hilo de conversación entre comprador y vendedor de una de las ofertas de caballitos de mar registradas en Mercado Libre en diciembre pasado (de la que se tiene impresión de pantalla), se observa una pregunta borrada y aparece una leyenda: “Tuvimos que suprimir esta pregunta porque no cumple con nuestras Políticas de Publicación”; lo que sugiere que existió una moderación de la conversación por parte de Mercado Libre.   

¿Sabiendo entonces que eran caballitos de mar por qué no bajaron la publicación de inmediato? Además de otros anuncios que ofrecían la misma especie en la plataforma.  Alguien no hizo su tarea.

Tres días después de haber expuesto en este blog la venta de caballitos de mar en Mercado Libre, la empresa de comercio electrónico bajó las ofertas de su portal. En ninguno de los anuncios indicaba si tenían permisos de autoridades nacionales e internacionales para vender estas especies.

El posicionamiento de Mercado Libre sobre la venta de caballitos en su plataforma también refiere al convenio firmado con la Profepa en 2014: “…tiene como objetivo precisamente colaborar en las tareas de vigilancia de la institución y evitar así anuncios dentro del portal, publicados por terceras personas, que vendan o busquen algún espécimen que infrinja o viole las disposiciones de la legislación nacional en materia de vida silvestre”. Alguien (robots, filtros, personas, autoridad) no vigiló lo suficiente.

En su carta, Mercado Libre no indica si hubo sanción para los usuarios que anunciaron estas especies protegidas, o si el caso fue denunciado ante la Profepa para deslindar responsabilidades.

En marzo del año pasado, los portales de comercio electrónico eBay y Alibaba, entre otros gigantes de la industria de tecnología como Facebook, Microsoft, Google, Baidu e Instagram, se aliaron para proteger animales exóticos y especies en peligro de extinción por medio de la “Coalición mundial para acabar con el tráfico de vida silvestre en línea“.

El objetivo de esta coalición es reducir en el 2020 un 80 % el tráfico ilegal de animales exóticos y especies en peligro de extinción en todas las plataformas online, incluyendo claro, las especies marinas.

En México, hasta el momento, no se tiene registro de que empresas de comercio electrónico se hayan adherido a dicha iniciativa. Valdría la pena que Mercado Libre, forme parte de esta coalición, además de elevar la vigilancia en su plataforma para evitar la venta de especies amenazadas y en peligro de extinción.

El International Fund for Animal Welfare indica que una de las razones por la cual el comercio en línea de la vida silvestre protegida y en peligro de extinción y productos de vida silvestre es capaz de florecer, es porque gran parte de ella está sin supervisión.

El hallazgo de venta de especies protegidas en Mercado Libre es una breve muestra de laxitud y falta de vigilancia por parte de las autoridades. Algo más público que eso no puede haber.

Seamos parte de esa cadena de vigilancia; ciudadanos, organismos de la sociedad civil, compradores y vendedores de comercio en línea, vigilemos y denunciemos la venta de especies amenazadas o en extensión. También señalemos a empresas y autoridades omisas, corruptas, opacas y expongamos la falta de regulaciones o aquellas que están fuera de contexto.

En Oceana somos vigilantes permanentes en lo online y offline de todo aquello que amenace a las especies marinas. Nuestra misión es restaurar la abundancia de los océanos para alimentar al mundo, y tenemos decenas de victorias ganadas en diversos países, mismas que han provocado cambios positivos en la política pública e impactado virtuosamente en especies y ecosistemas marinos.

En México hemos comenzado, y este año publicaremos importantes e inéditos estudios sobre cómo te venden una especie de pescado por otra y casi nadie se da cuenta del engaño, entre otros temas del sector pesquero nacional. Aquí estaremos dando cuenta de ello. Feliz año y mucho ojo.

Pescadeando

El viernes pasado madrugué para visitar La Nueva Viga, al sur de la Ciudad de México. Este centro de abasto es catalogado como el mercado de pescados y mariscos más grande de América Latina y el segundo más grande del mundo (el primero está en Tsukiji, Japón) por su alto volumen de venta en sus 9 hectáreas de extensión. La Nueva Viga es un centro de venta y distribución con muchas oportunidades para implementar mejores prácticas, entre otras, de regulación, inocuidad, legalidad, vigilancia, comercio justo, trazabilidad, etc. Sin duda existen esfuerzos aislados que son ejemplo de que sí es posible hacerlo mejor. Al final del recorrido me despaché unas empanaditas de camarón recién hechas. Volveré muy pronto a la Nueva Viga a seguir explorando el maravilloso mundo de los pescados.

 

* Luis Rodmun es director de Comunicación de @OceanaMexico, la organización internacional más influyente centrada en la conservación de los océanos, la protección, restauración de los mares del mundo y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina. A lo largo de su desarrollo como periodista y estratega de comunicación en empresas nacionales e internacionales ha colaborado por el desarrollo sustentable de su entorno.

 

@OceanaMexico

Close
Comentarios