Sí, hay personas intersexuales en México

A diferencia de las otras letras del acrónimo LGBTI que se refieren a la orientación sexual (gays, lesbianas, bisexuales) y a la identidad de género (travestis, transgénero, transexuales), las personas intersexuales están relativamente invisibilizadas y la lucha por sus derechos tiende a ser incomprendida.

Por: Ricardo Baruch (@baruchdom)

El Frente Nacional por la Familia dice que hay que respetar la naturaleza que nos hizo hombre o mujer. ¿Y dónde quedan las personas intersex?

 

Hay cosas en la vida que no se pueden cambiar

Intentos de ordenar a la naturaleza

Pero yo prefiero estar en un lugar donde se da

un ritmo natural, caótica belleza

                  “Caótica belleza” – Esteman

 

Una de las premisas de los conservadores en tiempos recientes es que sólo hay dos sexos: machos y hembras. Y que no existe el género, es decir que hombres y mujeres cumplen ciertos roles sociales por nacer los primeros con pene y las otras con vulva. Con esto, pretenden echar a la basura décadas de discusión sobre las teorías de género que OJO, no son “ideología de género”.

Pero también ignoran que la naturaleza no nos hace a los mamíferos sólo machos o hembras, ya que aproximadamente una de cada mil personas nacen como intersexuales, es decir, con características sexuales que no se pueden catalogar completamente como las de un hombre o una mujer. Estas características pueden ser genitales, hormonales o de gónadas. Es decir, las personas intersex no necesariamente tienen genitales ambiguos como algunos creen, sino que las variaciones pueden ser de diversa índole, a veces visible desde el nacimiento o a veces notoria hasta la pubertad, cuando comienzan a aparecer las características sexuales secundarias.

La intersexualidad, que es la I de lo LGBTI, es constantemente dejada de lado ya que no es muy comprendida a pesar de que es una situación biológica, que existe desde que apareció la humanidad sobre la tierra. ¿O también van a decir los del Frente de la Familia que es una “moda”?

A diferencia de las otras letras del acrónimo LGBTI que se refieren a la orientación sexual (gays, lesbianas, bisexuales) y a la identidad de género (travestis, transgénero, transexuales), las personas intersexuales están relativamente invisibilizadas y la lucha por sus derechos tiende a ser incomprendida. Además, se debe reconocer que son parte de la diversidad sexual ya que pueden tener cualquiera de las orientaciones sexuales o identidades mencionadas.

Hace sólo unos días, el Comité de Derechos Humanos de la ONU recomendó a los gobiernos, al final de su sesión en Ginebra, garantizar la integridad corporal, la autonomía y la auto-determinación de la niñez, incluyendo a la niñez intersexual así como adoptar provisiones legales para atender a las víctimas de mutilación genital, incluyendo compensaciones adecuadas por los daños causados. Estas recomendaciones se basan en la Convención de los Derechos del Niño y surgen porque con el afán de “normalizar” a los bebés intersex, a la mayoría se les hacen intervenciones quirúrgicas que en casi todos los casos son irreversibles, para que puedan vivir como niño o niña, según el criterio de la persona que atienda la salud del neonato.

Brújula Intersexual es una organización que busca visibilizar la problemática de salud y social que experimentan las personas intersex en México. De acuerdo con Laura Inter, quien lidera la agrupación, existen pocos médicos capacitados y sensibilizados en el tema, por lo que el personal de salud tiende a recomendar cirugías genitales o tratamientos hormonales para que la persona intersex pueda vivir una vida “normal” como hombre o como mujer. Laura reflexiona “Yo imagino una sociedad utópica en la que se elimine la casilla de sexo en las actas de nacimiento y otros documentos oficiales, esto evitaría muchos problemas legales a muchas personas, no solo a personas intersex”.

Estos problemas legales a los que se refiere tienen que ver con básicamente todos los trámites que los padres tienen que hacer: obtener un acta de nacimiento, el registro en la escuela, la afiliación a un servicio de salud, entre otros. Para cualquiera de ellos es necesario decir si eres hombre o mujer. No es posible esperar hasta la adolescencia para que la persona pueda decidir con plena conciencia y voluntad, qué es lo que quiere ser con base en cómo se siente de acuerdo a su cuerpo.

Es necesario que el personal de salud tenga protocolos de actuación basados en un enfoque de derechos humanos pero además, se requiere que las familias de los niños intersex puedan tener consejería y apoyo para poder tomar las mejores decisiones para sus hijos. Además, es importante eliminar la discriminación hacia las personas intersex en todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo la escuela, el deporte, el trabajo y en el acceso a servicios públicos.

El 26 de octubre se conmemora a nivel mundial del Día de la Visibilidad Intersex, así que estamos en un buen momento para empezar a reconocer las necesidades particulares de este grupo de la población y asegurar que se respeten sus derechos humanos. La Secretaría de Salud y el CONAPRED han comenzado a tratar el tema de una manera seria, por lo que esperamos que sea el inicio de un reconocimiento transversal en las políticas de Estado. Sin embargo, la labor titánica será quitar los prejuicios y la discriminación de la sociedad que como hemos visto en los últimos meses, no sólo no ha mejorado sino que ha empeorado a raíz de la campaña conservadora en contra del reconocimiento de los derechos de la población LGBTI.

Retomando a Laura Inter, un cuerpo intersexual no intervenido, no implica automáticamente la sensación de bienestar. Las variaciones corporales despiertan la crueldad social, el desagrado y la burla. La vida no da blanco ni negro, sino una enorme gama de grises. Por eso, como dice la canción del colombiano de Esteman, la lucha por el reconocimiento de la diferencia debe ser central, “Por lo diverso, por este caos desordenado con mil encantos”.

 

* Ricardo Baruch D. es activista e investigador de temas de salud y derechos humanos. Miembro del Movimiento por la Igualdad.

Close
Comentarios