Por qué sí eliminar el ISR para los que menos ganan

Sí es posible eliminar el ISR para los trabajadores formales con mayores carencias si al tiempo se incrementa el salario mínimo para que sea equivalente al precio de la canasta básica, responde el equipo de Margarita Zavala a Democracia Deliberada.

Por: Demian Sánchez Yeskett

El artículo “El populismo fiscal ataca de nuevo” de Democracia Deliberada, publicado el 24 de octubre en este portal, afirma que la propuesta de eliminar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para los que menos ganan es un ejemplo de “populismo fiscal.”

A diferencia de lo planteado en dicho artículo, Margarita Zavala ha respaldado la idea de reducir el ISR a los que ganan hasta 15 mil pesos mensuales. Me permito exponer sus razones:

  1. Diversas estadísticas nacionales demuestran que los sueldos de los trabajadores mexicanos están estancados y que es muy difícil mantener dignamente a una familia. Nuestro país no puede seguir con un modelo económico donde el crecimiento está tan mal distribuido y, por lo tanto, creemos que es responsabilidad del gobierno ver cómo podemos ayudar solidariamente a las personas que menos ganan. Además de eliminar el ISR para los trabajadores formales con mayores carencias, Margarita Zavala apoya también la idea de subir el salario mínimo para que sea equivalente al precio de la canasta básica. Con medias como estas podemos mejorar el poder adquisitivo de las familias.
  2. México tiene un enorme problema de informalidad; según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la tasa de informalidad laboral es del 56 por ciento. Es decir, más de la mitad de los empleos son informales y esto se debe en gran medida a los altos costos tributarios y laborales de registrar un empleo formal. Tenemos entonces que encontrar formas de motivar y facilitar la creación de empleos formales, incluyendo la reducción de los impuestos a los trabajadores que menos ganan.
  3. Estamos de acuerdo en que México necesita un sistema fiscal fuerte, pero cuando el gobierno requiere más ingresos siempre pide a los ciudadanos que se aprieten el cinturón y paguen más impuestos. La actual administración implementó una reforma fiscal que nos puso en el peor de los mundos: pagamos más impuestos que nunca, pero tenemos servicios públicos malos y los ciudadanos nos sentimos agraviados por la ineficiencia y corrupción en el uso de los recursos públicos. Es por eso necesario que el gobierno ponga primero el ejemplo y recorte sus propios gastos antes de pedirle más sacrificios a los ciudadanos. Margarita apoya una reingeniería completa de la Administración Pública Federal, pasando por un presupuesto base cero que asigne dinero a las prioridades nacionales (hacer nuestras calles más seguras, eliminar la corrupción y mejorar el ingreso de las familias) y elimine o reduzca gastos innecesarios en otros temas. En particular, ella sostiene que se debe eliminar el financiamiento a partidos políticos, el gasto en publicidad gubernamental y el desafortunadamente famoso “fondo de moches” del Congreso. Podemos también reducir el número de secretarías federales y el gasto corriente del gobierno para darnos el margen necesario para bajar los impuestos a los que menos ganan.

Muchas de estas ideas están discutidas a mayor detalle en el libro “Es la hora de México”, que publicó recientemente Margarita Zavala, bajo el sello Grijalbo. Como se comenta en dicha publicación, estas ideas son sólo un punto de partida y por nuestra parte estamos abiertos a discutir todas las propuestas, con Democracia Deliberada o cualquier otro interesado, que abonen al objetivo de tener un país más próspero y justo.

 

* Demian Sánchez Yeskett es Coordinador de Asesores de Margarita Zavala, aspirante a candidata independiente por la Presidencia de la República.

Close
Comentarios