¿Qué falta a las campañas? ¡Accesiblidad!

¿Alguien de ustedes vio en las precampañas que acaban de terminar algún spot con un recuadro con un intérpreta en Lengua de Señas Mexicana y subtitulaje? ¿Recibieron algún flyer con algo de braille, macrotipos, en lectura fácil?

Por: Katia D’Artigues (@kdartigues)

Este año, el 1 de julio, todos y todas las mexicanas en edad de votar elegiremos a personas para ocupar 3 mil 406 cargos de elección federales y locales. Es obvio que queremos escuchar, leer y ver las diversas propuestas de campaña que harán a la ciudadanía para tomar la decisión de nuestro voto informado. Pero hay un grupo que no está en posibilidades de hacer esto como el resto de la población: las personas con discapacidad.

En las precampañas que terminaron el domingo 11 de febrero se transmitieron por la televisión más de 11 millones de spots. ¿Alguien de ustedes vio uno con un recuadro con un intérprete en Lengua de Señas Mexicana y subtitulaje? (Sí, necesitan los dos). Yo, al menos no. ¿Recibieron alguna propuesta o al menos flyer con algo de braille, macrotipos, en lectura fácil? Tampoco he sabido de ningún caso.

Es más, a los políticos que les he comentado del tema, en corto, se sorprenden de la petición. No porque nieguen el derecho que tiene este sector de la población a recibir información accesible, sino simplemente porque –para variar—se les olvidó.

Estamos justo a tiempo de hacer algo al respecto en esta etapa de “intercampañas”, del 11 de febrero al 29 de marzo.

¿Cómo son las elecciones accesibles? Tienen varios elementos.

Por un lado, está lo que debe garantizar el INE (Instituto Nacional Electoral): que las elecciones sean sin discriminación y que todas las personas que tengan credencial de elector puedan votar en igualdad con los demás, así de sencillo.

Que las casillas sean accesibles, que haya mamparas bajas para que las personas con discapacidad motriz puedan ejercer el derecho al voto libre y secreto; igual que las plantillas braille –en una tipografía estándar y adecuada que se pueda leer con las yemas por los votantes ciegos. O que puedan votar, en un ajuste razonable, o excepción, con alguna persona de su confianza. Que a una persona con discapacidad intelectual o psicosocial se le deje votar sin mayor obstáculo.

En ello hemos avanzado desde hace tiempo. El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), tiene una Guía para la Acción Pública de Elecciones sin Discriminación que pueden leer aquí.

Pero hay otra parte: que la información que den los partidos políticos y sus candidatos también sea así. Como sujetos obligados por la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública deben hacer este tipo de publicaciones. Según el artículo 51, el INAI debe garantizar la publicación de la información abierta y accesible. Incluye, sí, sus páginas web.

México firmó y ratificó la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, por lo que también ahí encontramos obligaciones a tomar en cuenta para las campañas que inician ya este 30 de marzo, como la obligación de la accesibilidad en la información (Artículo 9), y la Participación en la vida política y pública (Artículo 29). De manera específica está la Observación General 2, del 2014, hecha sobre el Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad de la ONU sobre Accesibilidad que dice:

“Es importante que las reuniones políticas y los materiales utilizados y elaborados por los partidos políticos o los distintos candidatos que participan en elecciones públicas sean accesibles. De lo contrario, las personas con discapacidad se verán privadas de su derecho a participar en el proceso político en condiciones de igualdad. Las personas con discapacidad elegidas para cargos públicos deben tener igualdad de oportunidades para ejercer su mandato de un modo plenamente accesible”.

Queda claro que es una obligación y esperamos que en las campañas que iniciarán los partidos lo cumplan. Y ah, importante, que se asesoren de expertos para hacerlo bien: si el intérprete no es bueno, no sirve de nada. Si una propuesta no está hecha en un formato bien hecho de lectura fácil no sólo no sirve, sino que confunde.

Aquí un buen ejemplo, de 2011, hecho por Inclusion Europe sobre cómo es la accesibilidad en las elecciones en un formato de lectura fácil.

Lo mejor: que al hacerlo, facilitarán que no sólo los votantes con discapacidad accedan a la información sino que mandarán un mensaje: gobernarán para todos y todas.

Ya de las propuestas hablamos otro día.

 

* Katia D’Artigues es Periodista desde que tenía 20 años; le cambió la vida un 12 de agosto de 2006. “Tu hijo tiene síndrome de Down”, dijo un pediatra. Todo comenzó a verse diferente. Si de por sí ser madre primeriza representa un reto, tener un hijo con discapacidad lo adicionó y ahora a casi doce años de distancia, está segura que para bien. Comenzó a escribir del tema, para entender y luego compartir. Comenzó a ser un puente entre organizaciones de y para personas con discapacidad, y la clase política y los medios. Con ayuda de especialistas varios, también aprendió a cabildear leyes (hasta el momento dos Reformas Constitucionales y una Ley Nacional). Fue diputada electa constituyente de la Ciudad de México para llevar los derechos de las personas con discapacidad a la primera Constitución de la Ciudad de México, en la que vive. En el 2010 fundó una asociación de la sociedad civil para trabajar en el tema que ahora comparte con su socia y amiga, la también periodista Bárbara Anderson.

Close
Comentarios