Las designaciones del INAI y por qué las aprobaron

Probablemente la totalidad de las y los senadores de los grupos parlamentarios de PRI y PVEM votaron a favor de los nuevos comisionados del INAI. Son 54 votos. Los otros once o doce votos a favor tuvieron que surgir de los otros 20 o 21 senadores presentes de los otros grupos parlamentarios. No todos, necesariamente, del PT / Morena.

Por: Guillermo Ávila

La rendición de cuentas del Poder Legislativo es precaria. Si bien es cierto que los resultados electorales reflejan, en alguna medida, la evaluación ciudadana sobre su desempeño, también lo es que los mecanismos de nuestro Congreso para informar, justificar y, eventualmente recibir una sanción son insuficientes cuando no inexistentes. Por eso siempre es buena noticia cuando se cuestionan las acciones, decisiones y omisiones de nuestros representantes, como en el caso de las designaciones del INAI.

Ese fue el último asunto de la sesión del Senado que comenzó el miércoles 25 y terminó la madrugada del jueves 26; se decidió, según la versión estenográfica, con “un total de 74 votos, de los cuales (son) 65 votos a favor de Carlos Alberto Bonnin Erales; 66 votos a favor de Blanca Lilia Ibarra Cadena y 8 votos nulos. Lo que nos dan en total 65, 66, más 8, 74 votos que fueron totalmente emitidos”.

Como el voto es por cédula y porque la transparencia no es el fuerte del Senado (ni de la Cámara de Diputados), no podemos saber cuál fue el sentido del voto de las senadoras y los senadores que estaban en el Pleno –usted puede ver el video de la sesión e intentar identificar a cada senadora y senador. Según las notas de prensa, los grupos parlamentarios del PAN y PRD intentaron evitar los nombramientos rompiendo el quórum, de forma que la sesión concluyera. De acuerdo con la norma, el quórum necesario para iniciarla y mantenerla es de la mitad más uno del total de sus integrantes. En el caso del Senado, dado que son 128 curules, es de 65 senadores.

Hay que decir, sin embargo, que ese no fue el único factor que permitió que se dieran estas designaciones tan cuestionadas. Para evitarlas se necesitaba un tercio más un voto de las y los senadores en el Pleno pues, de acuerdo con el artículo 6° constitucional, estos nombramientos se aprueban “con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes”. Es decir que si se aprobaron con 65 (Bonnin) y 66 (Ibarra) votos, se habrían necesitado 33 y 34 votos en contra o en abstención. Si contamos los ocho nulos, entonces serían “solo” 25 / 26 adicionales, sin necesidad de romper el quórum.

Horas antes, en esa misma sesión, la Ley General de Comunicación Gubernamental tuvo 107 votos, 46 de ellos en contra y una abstención, y fue el evento con el quórum mayor (107 asistentes). Esto nos sirve para saber cuál fue el número máximo de senadoras y senadores que estuvieron presentes, ese mismo día, en algún momento, en el Pleno.

Si descontamos del GPPAN los votos de los senadores Cordero, Lavalle y Vega –que no votan siempre en el mismo sentido de su grupo– pero sumamos los del GPPRD y el de la senadora Martha Tagle, se alcanzarían más de 26 votos. Por eso, además de exigir al PRI / Verde que justifiquen la idoneidad de los perfiles –y que aclare, junto con el PAN, si hubo un acuerdo para intercambiar éstas con las del INEE– es necesario preguntar por qué los grupos parlamentarios del Frente no lograron ese número para la designación INAI y, por lo tanto, no les quedó otra opción que intentar romper el quórum. ¿Dónde estaban sus demás senadores?

También hay que considerar algo más. De acuerdo con la misma senadora Tagle, doce senadores del PT estaban presentes en el Pleno para la votación de las designaciones, pero no podemos saber cuántos de los otros grupos. Una aproximación es posible si revisamos la votación inmediata anterior.

Minutos antes de los nombramientos, votaron el dictamen de ‘el Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y la República Oriental de Uruguay sobre Cooperación y Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Aduaneros’. Se aprobó con 75 votos a favor, sin votos en contra ni abstenciones. Inmediatamente después se votó la designación del INAI por lo que podemos presumir –pero no asegurar– que fueron los mismos senadores y senadoras.

Probablemente la totalidad de las y los senadores de los grupos parlamentarios de PRI y PVEM votaron a favor de los nombramientos. Son 54 votos. Los otros once o doce votos a favor tuvieron que surgir de los otros 20 o 21 senadores presentes de los otros grupos parlamentarios. No todos, necesariamente, del PT / Morena.

 

* Guillermo Ávila es investigador sobre Parlamento Abierto.

 

Close
Comentarios