Migración: lo dicho y lo omitido en el segundo debate

Observamos con preocupación la falta de conocimiento y entendimiento sobre las problemáticas del contexto migratorio, lo cual puede ocasionar la implementación de acciones que no solucionen las necesidades reales de algunas poblaciones migrantes, y continúe así una política migratoria de criminalización y violencia en contra de éstas.

Por: Programa de Asuntos Migratorios Universidad Iberoamericana Ciudad de México (@PRAMI_IBERO)

Después del segundo debate presidencial, realizado el pasado 20 de mayo, el equipo del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México realizó un análisis enfocado en los dos ejes relativos a la agenda migratoria: seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional, y derechos de las personas migrantes.

Por cada uno de los bloques, planteamos los temas que consideramos fundamentales, es decir, que no podían faltar en la agenda y esperábamos fueran mencionados por los candidatos. Las valoraciones se decidieron de la siguiente forma: 1) por ser los temas que, desde diferentes redes y colectivos de defensores y defensoras de los derechos de las personas migrantes, preocupan, y 2) ser temas que se plantearon en otros espacios con los candidatos: Foro de Candidatos: Mexicanas y Mexicanos en Estados Unidos ante las elecciones 2018[1] y Diálogos por la Paz y Justicia.[2] A continuación, se desglosan los temas evaluados.

En el caso del bloque de seguridad fronteriza, en la actualidad existen en todo el mundo dos enfoques en el contexto de movilidad humana: la securitización, que implica la criminalización de la migración y promoción de un discurso de seguridad nacional que deja desprotegidas y en situación de mayor vulnerabilidad a las personas migrantes; y el de seguridad humana, que busca la protección integral de las personas en movilidad. Actualmente México, a través del Plan Integral Frontera Sur (pifs),[3] sigue el primer enfoque.

Es fundamental generar políticas de protección a los derechos humanos de las personas migrantes, debido a las múltiples vulnerabilidades que ocurren en los países de origen, tránsito y destino; gran parte de estos riesgos ocurren por causa del crimen organizado transnacional. Desde un enfoque de seguridad humana, tendría que hablarse de las redes de trata y tráfico de personas, sobre todo con el propósito de escuchar las acciones encaminadas a la protección de las víctimas.

En el caso del bloque de derechos de las personas migrantes, planteamos las cuatro dimensiones de la migración: tránsito, origen, destino y retorno o deportación. En éstas, hay una serie de obligaciones que tiene el Estado mexicano, como la protección de personas solicitantes de refugio, integración social integral de las personas refugiadas en nuestro país, protección consular de migrantes mexicanos en el exterior, generar proceso de reintegración a personas retornadas o deportadas a México, etcétera.

Frente a estas necesidades, realizamos una tabla con estos temas e hicimos una valoración que toma en cuenta los siguientes puntos: a) los candidatos mencionaron el tema y están a favor; b) lo mencionaron sin profundizar ni explicar; y c) no lo mencionaron. En esta última opción, queremos aclarar que se refiere a que los candidatos no mencionaron el tema y no sabemos si están a favor o en contra.

Sobre seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional, era relevante saber la postura de los candidatos, pero las respuestas fueron muy vagas y se enfocaron en los temas relativos al tráfico de drogas.

En el tema de protección a personas víctimas de trata y tráfico, consideramos desatinado que sólo le hayan preguntado sobre la situación de las mujeres al candidato Jaime Rodríguez, ya que es un problema muy complejo; no pudimos escuchar las propuestas de los demás candidatos.

México es un país de tránsito, destino, retorno y origen, por lo que, en el bloque de derechos de los migrantes, puntualizamos las diferentes dimensiones y los temas de política pública particulares de cada una, y resaltamos lo siguiente:

  • Para la migración en tránsito, el tema de migrantes desaparecidos fue omitido, así como el de acceso a la justicia para migrantes víctimas de delito.
  • Los candidatos mencionaron de forma reiterada que a las personas migrantes se les debe tratar con respeto, y se debe poner el ejemplo a Estados Unidos, sin explicar con ello a qué se referían y qué acciones llevarían a cabo.
  • Un tema grave es la detención migratoria de personas en tránsito, que en 2017 fueron 95,497. Organizaciones defensoras de derechos humanos tienen documentada una larga lista de tratos crueles e inhumanos, e incluso tortura dentro de las estaciones migratorias; el tema ni siquiera fue mencionado por los candidatos.
  • Tampoco se discutió el tema particular de niños, niñas y adolescentes no acompañados en tránsito por México. José Antonio Meade sólo declaró que éstos y éstas deben tener un seguimiento en el tema de salud.
  • En migración de destino, en ningún momento se mencionó la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar), que es la instancia encargada de procesar las solicitudes y acompañar el proceso de integración de las personas reconocidas como refugiadas o sujetas a la protección internacional. Ricardo Anaya, bajo pregunta expresa del moderador, dijo que modificaría el sistema de asilo, sin especificar detalles y demostrando que no tenía conocimiento sobre la Ley sobre Refugiados. No se volvió a tocar el tema.[4]
  • Asimismo, ningún candidato mencionó el tema de acceso a derechos e integración de la población migrante y refugiada en México.
  • A pesar de que se habló del acceso a educación, empleo y salud para las personas deportadas, no se hizo sobre los documentos de identidad, un requisito básico para los derechos antes mencionados.
  • Tanto Andrés Manuel López Obrador como Ricardo Anaya propusieron fortalecer la protección consular para mexicanos en Estados Unidos, pero ninguno dijo con qué presupuesto.
  • Más allá del tema de protección consular, no hubo propuestas de trabajo con las comunidades mexicanas en Estados Unidos. Aquí se trata de acciones, programas y políticas públicas a través de las cuales el gobierno mexicano se vincula con las comunidades mexicanas en Estados Unidos.

Después de realizar el ejercicio de análisis, observamos con preocupación la falta de conocimiento y entendimiento sobre las problemáticas del contexto migratorio, lo cual puede ocasionar la implementación de acciones que no solucionen las necesidades reales de algunas poblaciones migrantes, y continúe así una política migratoria de criminalización y violencia en contra de éstas.

Durante el resto de las campañas electorales, es importante poner atención en los temas que se omitieron y dar seguimiento a las propuestas específicas de cada candidato, tanto las expresadas en el debate, como las que se han presentado en otros espacios en las últimas semanas. De igual manera, los candidatos y sus equipos deben dar explicación de cómo implementarían sus propuestas y qué presupuestos asignarían para garantizar su funcionamiento a favor de la protección y promoción de los derechos humanos de las personas migrantes.

 

Facebook: Programa de Asuntos Migratorios – UIA

Correo electrónico: [email protected]

 

 

[1] Para más información sobre este foro, consultar aquí.

[2] Para mayor información, véase aquí.

[3] El pifs tiene como objetivos “proteger y salvaguardar los derechos humanos de los migrantes que ingresan y transitan por México, y ordenar los cruces internacionales, para incrementar el desarrollo y la seguridad de la región”.

[4] Véase “Personas refugiadas, grandes ausentes en segundo debate presidencial”. Disponible aquí.

Close
Comentarios