#ElectionWatch México: tendencias transfronterizas

Como el autoproclamado “rey de las fake news” en México usó bots internacionales en Twitter y granjas en Facebook para impulsar mensajes políticos.

Por: Ben Nimmo (@benimmo), Donara Barojan (@donara_barojan) y Jose Luis Peñarredonda (@noalsilencio)

 


“Likes” en una publicación de Victory Lab, México, junto con las fuentes de las imágenes de perfil. (Fuente: Facebook / VictoryLabMkt / metro.co.uk / Instagram / Franciny Ehlke).

Antes de las elecciones presidenciales de México el 1 de julio, una red de páginas de Facebook y cuentas de Twitter ha estado promoviendo mensajes políticos proselitistas, la mayoría de ellos atacando al candidato favorito, Andrés Manuel López Obrador.

La red utiliza bots en Twitter que parecen haber sido contratados por proveedores externos, y likes en Facebook de usuarios en India, Brasil e Indonesia. Estas fuentes no mexicanas promueven los mensajes al darles cantidades engañosamente altas de likes y retweets.

La red parece estar conectada con el empresario mexicano Carlos Merlo, descrito en medios locales e internacionales como un “millonario de noticias falsas”. Merlo afirma que controla millones de bots automatizados en las redes sociales, y docenas de páginas y sitios web de lo que llama noticias falsas.

Las cuentas falsas y los ataques hiperpartidistas son preocupantes en cualquier momento, pero especialmente en el período previo a las elecciones del próximo domingo. En esta publicación, @DFRLab presenta nuestros hallazgos iniciales y metodología. La red es probablemente mucho más grande que el segmento inicial cubierto en esta encuesta; por lo tanto se necesita más investigación para verificar su alcance completo.

Así es Victory Lab

Carlos Merlo es socio de la consultora política Victory Lab, una empresa que a menudo se promociona con el hashtag #GanaConVictoryLab. Según sus propios comentarios, que han sido reportados en varias entrevistas desde principios de 2017, la firma ofrece servicios que incluyen “administración de bots, contención, ataques cibernéticos, creación de sitios de ‘noticias falsas’, administración de crisis y otros”.

Desde 2017, Merlo ha realizado al menos cuatro entrevistas importantes: en abril de 2017 en la página web del canal de TV estadounidense Univision; en noviembre de 2017, en la página web mexicana Expansion.mx; en febrero de 2018, en la página web mexicana ADNPolitico.com (el artículo se basó considerablemente en el artículo de noviembre); y en abril de 2018, en el diario español El País.

 

Entrevista con Carlos Merlo por Univision Noticias, 5 de abril, 2017. (Fuente: Univision Noticias).

Estas entrevistas pintan una imagen ampliamente consistente. Merlo dijo que controla una red de más de 150 páginas web, todas lo suficientemente antiguas como para parecer creíbles, mezclan noticias locales, historias falsas e historias plantadas para beneficiar a clientes políticos, ya sea elogiándolos o atacando a sus rivales.

Dijo que emplea a una docena de empleados y alrededor de 200 voluntarios, que crean bots, interactúan con otros usuarios, promocionan contenido y celebran cada vez que una de sus historias falsas llega a las noticias que publican los medios tradicionales. También afirma subcontratar parte del trabajo a “sectas” de jóvenes que venden compromisos en redes sociales –México tiene una serie de dichas sectas, con nombres como “100tifika” (un juego de palabras con la palabra “científica”) y “Holk” (Hulk).

Merlo dice controlar una vasta red de bots en Twitter. En la entrevista de abril de 2017, puso el número en 10 millones; un año después, hablando con El País, ofreció un número más modesto, cuatro millones.

En la entrevista de Expansion.mx, describió el comportamiento del grupo:

“Lo que hacemos es publicar en los sitios, en Facebook y en Twitter, a través de bots. Los colocamos con hashtags para que la gente se lo encuentre, empezamos a ‘arrobar’ a sitios de medios en tono muy ciudadano, a medios y periodistas, y ellos lo agarran y lo publican. Una vez que uno de éstos ‘jala’, es momento de meterle la pauta en Facebook, una pauta muy fuerte en 12 horas, como 90,000 pesos, y se hace nacional porque se hace nacional”.

Según la entrevista de Expansion.mx, sus tarifas van desde 49,000 pesos ($ 2,444 dólares a precios actuales) para un contrato básico de seis meses, hasta un millón ($ 50,000) al mes por el más caro.

Todas las entrevistas coincidieron en que Merlo se negó a nombrar los sitios falsos que dirige. @DFRLab investigó sus afirmaciones en un intento de establecer un patrón de comportamiento que permita identificar partes de su red.

Amplificadores de Facebook

Las fuentes de evidencia más inmediatas son la página de Facebook y la cuenta de Twitter de Victory Lab. En la página de Facebook, una característica que se destaca de inmediato es la sección de “páginas relacionadas”, una recomendación generada algorítmicamente por la plataforma de Facebook.

Los detalles del algoritmo no se conocen, pero parece estar basado en el comportamiento y las relaciones de las cuentas que se hacen ‘fans’, siguen o interactúan con la página en cuestión. En el caso del Victory Lab, las recomendaciones fueron todas asiáticas: el director de cine indio Indrajit Lankesh, el ministro de transporte indio Mansukh Mandaviya y el maestro de feng shui de Singapur, Kevin Foong.

Captura de pantalla de la página principal de Victory Lab en Facebook, que enseña las recomendaciones generadas algorítmicamente de “paginas relacionadas”. Archivado el 25 de junio, 2018. (Fuente: Facebook / VictoryLabMkt).

Esta es la primera evidencia que sugiere que la página de Victory Lab atrae actividad principalmente de usuarios en Asia, y no de México.

Las publicaciones de la empresa tienden a confirmar esta impresión. Todas las publicaciones recientes de Victory Lab compartieron enlaces a varias entrevistas de Merlo, y obtuvieron cientos o miles de likes. Compartieron también esta entrevista que Merlo le dio a Mundo Ejecutivo TV en febrero.

La entrevista de Mundo Ejecutivo que Victory Lab compartió en su publicación; tener en cuenta el número de likes. Archivado el 25 de junio, 2018. (Fuente: Facebook / VictoryLabMkt).

Esta publicación fue sospechosa porque obtuvo 3.500 likes (el ícono de aprobación), pero no consiguió otras reacciones o comentarios. Esto es muy poco probable para el engagement orgánico en Facebook. Después de que Facebook les permitió a los usuarios reaccionar de múltiples maneras en febrero de 2016; sería más probable una mezcla de diferentes reacciones que números altos de una sola de ellas.

Analizando un poco más a profundidad, vimos que todos los “me gusta” vinieron de cuentas con nombres y lugares aparentemente asiáticos, en su mayoría indios.

Algunas de las cuentas que le dieron “me gusta” a la publicación de Victory Lab que compartía la entrevista de Mundo Ejecutivo, archivado el 25 de junio, 2018. (Fuente: Facebook / VictoryLabMkt).

No hay una explicación creíble para que más de tres mil usuarios asiáticos de Facebook realmente den ‘me gusta’ a una entrevista en español con un empresario mexicano de noticias falsas. Tampoco es probable que una compañía mexicana de noticias falsas, cuyo mercado principal estaría en México, tenga bajo control miles de cuentas falsas con perfiles asiáticos.

Es probable que Victory Lab haya comprado estos likes en línea de una “fábrica de likes” asiática, que usa bots y usuarios de pocos recursos recursos para vender likes.

En general, las publicaciones de Victory Lab en Facebook mostraron repetidamente el mismo patrón: un gran número de likes, ninguna otra interacción, y un balance abrumador de usuarios indios y brasileños, no mexicanos.

Este patrón repetido sugiere fuertemente que el principal método de Victory Lab para promocionar su propio contenido en Facebook es comprar likes en el extranjero. Esto no significa necesariamente que compre likes extranjeros para sus clientes. Pero al menos, plantea tal posibilidad.

Amplificadores de Twitter

El patrón de amplificación en la página de Twitter de Victory Lab fue similar, aunque tuvo una base de actividad más baja: @Victory_Lab solo ha publicado 69 tweets desde que se creó en mayo de 2015.

La mayoría de sus tweets tenían algunos retweets, o ninguno. Dos, sin embargo, consiguieron cientos. Una era una oferta para una compañía de taxis, @Cabify_Mexico, que ofrecía desarrollar un “botón de pánico” en la aplicación para los clientes, que recibió 356 retweets.

Retweets de la propuesta de trabajo de Victory Lab, archivados el 6 de junio, 2018. La publicación se realizó el 16 de septiembre, hora de México, pero se registró aquí en una computadora con horario de verano británico, de ahí la fecha del 17 de septiembre. Tenga en cuenta cuántos usuarios protegen sus publicaciones. (Fuente: Twitter / @Victory_Lab).

De sus 356 retuits, 351 provinieron de cuentas que habían protegido sus publicaciones, lo que significa que sus perfiles no aparecían en la lista de retuits. Una proporción tan alta (98.6 por ciento) es completamente atípica del tráfico orgánico de Twitter, y sugiere que ese tuit fue amplificado por bots. (@DFRLab vio un patrón similar que afectaba a un tweet del Atlantic Council que fue retuiteado por más de 100,000 bots: más de 30,000 de ellos estaban protegidos).

Para verificar la amplificación, escaneamos la frase “Hola @Cabify_Mexico nuestros” usando la herramienta en línea de Sysomos. El escaneo arrojó 351 menciones en solo un minuto, un patrón de comportamiento parecido al de un bot.

Seguimiento de la frase “Hola @Cabify_Mexico, nuestros” del escaneo de máquina, 16 de septiembre, 2017. El escaneo se configuró a la hora de México. (Fuente: Sysomos).

Las cuentas que lo retuitearon tenían banderas de Estados Unidos con sus perfiles, y principalmente nombres en inglés, como muestra esta captura de pantalla del escaneo.

Cuentas que retuitearon la propuesta de trabajo de Victory Lab. Tenga en cuenta el tiempo de publicación idéntico (marca de tiempo en horario de verano británico debajo del nombre), las banderas de Estados Unidos y los nombres no-hispanos. Todas estas cuentas han sido suspendidas, confirmando que eran bots. (Fuente: Sysomos).

A partir del 25 de junio, todas estas cuentas fueron suspendidas, confirmando que se trataba de una red de bots torpemente administrada. Su apariencia no era mexicana, pero no había pruebas suficientes para juzgar si eran bots alquilados, como en el caso de Facebook, o bots pseudo-estadounidenses operados desde México.

La dinámica de como VictoryLabs interactúa tanto con sus seguidores en Twitter y Facebook, nos lleva a la conclusión de que la práctica laboral de Merlo en Twitter es similar a la de Facebook: contratar amplificación externa, en lugar de crearla.

Igualmente y de acuerdo al análisis completo de @DFRLab, hay tres cosas de interés respecto del manejo de los seguidores de Victory Lab en Twitter. Primero, el enfoque de sus cuentas de seguidores está muy lejos de México; hay rastros de que se siguieron a cientos de cuentas asiáticas, pero muy pocas en América Latina. Esto sugiere que son cuentas de alquiler basadas en Asia y que Victory Lab contrató para aumentar su número de seguidores.

En segundo lugar, la aparición de cuentas de países como la India e Indonesia -las mismas geografías que amplificaron Victory Lab en Facebook- sugiere que la amplificación de Twitter y Facebook puede haber sido adquiridas de los mismos proveedores, así como de los mismos países.

Tercero, este patrón nuevamente sugiere que la práctica de Victory Lab es comprar en amplificación desde el extranjero para sus propias publicaciones. Si bien esto puede ser una forma de ocultar el supuesto ejército de bots de Victory Lab, es una característica inusual y muy distintiva; lo suficiente como para merecer una búsqueda de amplificación extranjera del tráfico relacionado con las elecciones mexicanas.

En cuanto a los ataques a la campaña política de Andrés Manuel López Obrador, el mismo análisis completo de @DRFLab encontró que páginas en Facebook como una llamada “Contra AMLO” pudiera estar vinculada a Victory Lab. Igualmente se encontró que esta página compartió hashtags políticos que también se usaron en otras páginas de Facebook. Uno de ellos fue #LordMadrazos y el otro fue #AMLOcuras, mismos que fueron promocionados por usarios relacionados a Victory Lab.

Conclusión

La investigación de @DRFLab presenta una imagen inicial de lo que podría ser una red de influencia mucho más grande. Merlo aseguró que su red era de más de 150 páginas falsas y hasta 10 millones de bots.

Es probable que estas afirmaciones sean exageradas: especialmente en Twitter, la amplificación parece provenir de bots comerciales comprados en Asia. Tampoco se puede demostrar definitivamente que las cuentas y las páginas enumeradas arriba sean parte de la red de Victory Lab.

Lo que se puede decir con confianza es que todos exhiben el mismo patrón: repentina afición masiva por cuentas basadas en países muy lejos de México, a menudo con antecedentes brasileños o asiáticos, y ataques a la campaña de López Obrador. Es probable que un análisis más profundo de los hashtags compartidos por estas páginas de Facebook y los bots de Twitter lleve a más páginas con patrones de comportamiento similares.

A pocos días de las elecciones en México, será importante seguir analizando esta red y la infraestructura que la respalda.

 

Ben Nimmo es Investigador Principal de Defensa de la Información en el Laboratorio de Investigación Forense Digital del Atlantic Council (@DFRLab). Donara Barojan es Asociada de Investigación Forense Digital en @DFRLabJose Luis Peñarredonda es Asistente de Investigación Forense Digital en @DFRLab. Kanishk Karan es pasante en @DFRLab.

 

#ElectionWatch en América Latina es una colaboración entre @DFRLab y el Adrienne Arsht Latin America Center en el Atlantic Council.

Síganos para un análisis más profundo de nuestros #DigitalSherlocks.

Close
Comentarios