El acceso a la justicia de las mujeres en México

Organizaciones de la Sociedad Civil solicitamos al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer que recomiende al Estado mexicano reformar la Ley de Transparencia para que todas las sentencias se publiquen, además de crear mecanismos para ubicar sentencias y prácticas discriminatorias que deben ser atendidas y sancionadas, así como capacitar a las personas juzgadoras con indicadores claros centrados en su labor de impartición de justicia.

Por: Isabel Erreguerena (@isaerre)

El pasado lunes 2 de julio se inauguró el 70 período de sesiones del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés), en la sede de Naciones Unidas en Ginebra. En este marco se presentó el informe de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) mexicanas ante el Comité. El objetivo de esta presentación fue que las organizaciones presentáramos, de manera muy sucinta, las violaciones a los derechos de las mujeres en México que hemos documentado.

La coalición de organizaciones de la sociedad civil mexicana tocó varios temas alrededor del contexto de impunidad sistemática que vive el país, llamando la atención sobre la violencia contra las mujeres. Si bien todos los temas que se abordaron son de suma importancia, me gustaría centrarme en dos temáticas específicas: la situación de las mujeres en el contexto de la lucha contra las drogas y los obstáculos a los que se enfrentan para acceder a la justicia.

Respecto al primer punto, se mencionó que se han incrementado las desapariciones de niñas y mujeres en el contexto de la guerra contra el narcotráfico, así como los casos de tortura sexual en contra de las mujeres detenidas de forma arbitraria, lo cual es una práctica habitual por parte de las fuerzas armadas y policiales. Se mencionó que, desde el 2005, existen 17 casos (que incluyen 36 mujeres víctimas) donde la tortura sexual ha sido la constante. En todos los casos existe una recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

También se llamó la atención sobre la criminalización desproporcionada hacia las mujeres detenidas por delitos relacionados con las drogas. Según datos presentados por EQUIS Justicia para las Mujeres, la persecución de estos delitos a nivel estatal en el caso de las mujeres ha ido al alza, mostrando una tasa de crecimiento del 103,3 por ciento en los últimos 2 años. En el ámbito federal, estos delitos representan el 43 por ciento de los casos de ingreso de las mujeres a centros de reclusión. Además, estas mujeres enfrentan diferentes violaciones a sus derechos, tales como pasar largos períodos de tiempo en prisión preventiva, vivir en paupérrimas condiciones penitenciarias y no contar con políticas efectivas de reinserción penitenciaria.

Por otra parte, se abordaron los obstáculos en el acceso a la justicia de las mujeres en México que, en la mayoría de los casos, comienzan desde el momento en el que presentan una denuncia y se les revictimiza, continúa con la falta de debida diligencia y de perspectiva de género en las investigaciones. Se mencionó que es de suma importancia mirar el trabajo del Poder Judicial, mencionando la preocupación por las sentencias sin perspectiva de género, que reproducen y refuerzan estereotipos, justifican a los agresores e invisibilizan la violencia contra las mujeres. En este sentido, denunciamos que la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública de 2015 redujo el acceso a sentencias, al establecer que únicamente deben ser publicadas las que se consideren de “interés público”. Se hizo mención a que, si no se conoce el contenido de las sentencias, es prácticamente imposible visibilizar decisiones judiciales discriminatorias o estereotipadas.

Al respecto, dos expertas del Comité retomaron el tema de acceso a la justicia: Magalys Arocha y Gladys Acosta. Magalys Arocha retomó el tema de los estereotipos de género en las sentencias solicitando ejemplos, mientras Gladys Acosta solicitó información sobre mecanismos contra servidores que obstaculicen el acceso a la justicia. EQUIS Justicia para las Mujeres respondió a estas preguntas, destacando lo difícil que es encontrar sentencias discriminatorias después de la limitación para su publicación que está establecida, desde 2015, en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Respecto a las sentencias que conocemos, señalamos que se sigue destacando la idea de la feminidad en la conducta y el aspecto físico de las mujeres, así como atributos relacionados con la maternidad mediante el uso de estereotipos. Todo ello ha tenido como consecuencia la criminalización de mujeres por considerar que no cumplen con el rol tradicionalmente asignado, tal es el caso de una mujer española a quien se le juzgó con base en estereotipos de género al resolver la custodia de su hijo, pues se consideró que no cumplía con el rol de madre mexicana tradicional.

También mencionamos que identificamos como criterio generalizado del Poder Judicial la exigencia desproporcionada para acreditar la existencia del delito de violación sexual; esto es, que la mujer víctima del delito haya opuesto resistencia en el acto, dejando como elemento secundario la existencia o no de su consentimiento, además de no tomar en cuenta como prueba fundamental su testimonio. Señalamos que existen sentencias discriminatorias en casos de mujeres con discapacidad, poniendo como ejemplo la sentencia de una mujer en la que el juez señaló que, debido a su “retraso mental”, ella no estaba en posibilidades de decidir si tener relaciones sexuales.

Por todo lo anterior se solicitó al Comité que recomiende al Estado mexicano reformar la Ley de Transparencia para que todas las sentencias sean publicadas, además de crear mecanismos para ubicar sentencias y prácticas discriminatorias que deben ser atendidas y sancionadas, así como capacitar a los juzgadores con indicadores claros centrados en su labor de impartición de justicia.

Como mencioné estos son tan solo algunos de los varios temas que se tocaron en la sesión. Este dialogo continuará, pues la presentación del lunes dio inicio a una semana de actividades en las que se analizarán los derechos de las mujeres mexicanas. Seguido de esta reunión, se realizará un almuerzo a puerta cerrada entre las representantes de las OSC mexicanas y las expertas de CEDAW el jueves 5 de julio, estas últimas, plantearán preguntas sobre las violaciones a los derechos de las mujeres en México. El 6 de julio, el gobierno mexicano defenderá su informe sobre las acciones que ha tomado para proteger, promover y garantizar los derechos de las mujeres y, por tanto, cumplir sus obligaciones internacionales. En dicha presentación las expertas de CEDAW le harán preguntas específicas al gobierno sobre las acciones que reportan, o las omisiones que cometen. Esto con el fin de que la CEDAW emita recomendaciones para mejorar la protección de los derechos de las mujeres en México.

 

* Isabel Erreguerena es Coordinadora del Área de Políticas Públicas de EQUIS Justicia para las Mujeres (@EquisJusticia ‏).

 

Close
Comentarios