Comunicación, diseño gráfico y política

Si el nuevo gobierno apuesta por esta nueva identidad, más cercana, más mexicana, más humana, ¿donde encontramos esta cercanía en la nueva imagen institucional del gobierno federal?, ¿haberlo hecho gratuitamente habrá influido en el proceso?, ¿se habrán cumplido los objetivos de comunicación?, ¿los procesos de comunicación de la 4T no merecen también transformarse?

Por: Berenice Zambrano (@darkolina) y Agustín Martínez (@agusto19 ‏)

Es superficial. Es aburrido. Es banal. Es de nuevo una imagen institucional del gobierno federal.

Lo que sabemos del proceso

Según fuentes oficiales, fue diseñada de forma gratuita por Juan Pablo José y Erick Salgado. Y ya desde aquí sentimos un conflicto muy cerca de nuestro corazón democrático: ¿por qué la resistencia a un modelo de contratos abiertos y transparentes? Aquí es probablemente un ejercicio con mucho menos riesgo que, no sé, las licitaciones para hacer algún aeropuerto. No precisamente porque la metodología de un ejercicio de comunicación sea exportable a la de una licitación aeroportuaria. Tampoco porque vaya a estar exento de crítica. Pero sí como ejercicio para empezar a familiarizarnos con procesos de participación reales y dignos.

La nueva imagen institucional

No vamos a profundizar en analizar la imagen institucional en términos de diseño gráfico, nos parece que acá lo han hecho bastante bien. Lo que sí vamos a señalar es que han hecho un esfuerzo por representar las cuatro transformaciones (4T) más importantes de México, según la narrativa de AMLO. Para ello, han destacado lo que consideraron los cuatro elementos principales:

  1. El logotipo con las palabras: “Gobierno de México”.
  2. Los cinco próceres, que representan las tres transformaciones previas:
  • José María Morelos y Pavón y Miguel Hidalgo y Costilla que representan la Guerra de Independencia.
  • Benito Juárez con la Guerra de Reforma.
  • Francisco I. Madero que representa la Revolución Mexicana.
  • Y Lázaro Cárdenas, que representa el legado moral, social y político del S XX.
  1. El escudo de Armas Nacional.
  1. La textura del águila.

Algo pasa con los elementos que al verlos juntos, no queda clara la jerarquía visual. No hay contraste ni se sienten integrados. Para ser un gobierno que nos ha estado sacudiendo desde el 1 de Julio, están siendo muy anticuados en sus propuestas de diseño gráfico.

No sin nosotras, México

Una crítica que consideramos mucho más importante y que ha sonado en redes sociales –con toda razón– es la falta de mujeres. Jesús Ramírez, vocero de AMLO, responde que son símbolos y no tienen género. Antes de ponernos técnicos e ir a debatir sobre simbología, habrá que cuestionarnos qué tanto eso está por encima de visibilizar a las mujeres en un país donde matan a más de siete al día. Decir que las mujeres vienen incluídas en estos elementos y en este contexto es absurdo. Más bien, se están reafirmando estereotipos, prejuicios y las relaciones de poder en la construcción de los géneros. 

Es la primera vez que el Gobierno de México tiene a tantas mujeres desempeñando cargos públicos. Enhorabuena. Y que sean cada vez más. Pero eso no está peleado con visibilizar a las mujeres en la imagen institucional. De hecho, incluirlas nos parece sería lo congruente.

Nosotros pensamos que pueden corregirla, que están a tiempo y que pueden permitirse ser humildes al respecto. Porque este pensamiento crítico –que puede incomodar– no busca destruir lo analizado, más bien entender, aprender, y en este caso, con la oportunidad en la mano, corregir lo corregible.

Escucho voces

Hay una nueva cuenta en Twitter del Gobierno de México. La cuenta, que apuesta por una comunicación desde algo más cotidiano, se siente más cercana.

No sólo eso, las #FrasesPresidenciales como “Me canso, ganso” de cierta manera nos acercan. La propuesta de una conferencia de prensa a las 7AM diaria nos parece un gran esfuerzo –tal vez un poco sobrado, pero¿cuándo vimos a Enrique Peña Nieto contestar preguntas de esta forma? La nueva manera del gobierno de relacionarse con los medios hace parecer no solo al presidente, sino al ejercicio político más cercano, algo nuevo para los mexicanos y mexicanas. A nosotros nos da cierta tranquilidad quitarnos tanta tensión y protocolos de en medio.

Pero volvemos con más dudas sobre lo que nos interesa aquí. Si el nuevo gobierno apuesta por esta nueva identidad, más cercana, más mexicana, más humana, ¿donde encontramos esta cercanía en la nueva imagen institucional del gobierno federal?, ¿haberlo hecho gratuitamente habrá influido en el proceso?, ¿se habrán cumplido los objetivos de comunicación?, ¿los procesos de comunicación de la 4T no merecen también transformarse?

Reconocemos que para los gobiernos alrededor del mundo, uno de los retos de comunicación es unificarse a una sola voz. Que deje de parecer que tienen un trastorno de personalidad múltiple por departamento, pero que al mismo tiempo sean capaces de comunicarse con una población diversa. Ese es un gran reto.

Lo que nos parece importante en un contexto como el de México es un gobierno que está aprendiendo a unir la política pública con el ejercicio de comunicación. Un gobierno que aún le falta mucho para afinar sus procesos de comunicación social y de diseño gráfico. Y reconocer a estas carreras como un trabajo sería un paso en esa dirección. Un trabajo que si no es tomado en serio puede crear confusión en el mejor de los casos y desconfianza en uno de los peores. Un trabajo que si no es hecho con tiempo y estrategia, provoca errores como excluir a las mujeres de la imagen institucional de todo un país. Errores como tener una narrativa desintegrada, con elementos desvinculados y esta especie de trastorno de personalidad gubernamental múltiple. Esos errores a los que ya estamos acostumbrados y acostumbradas, pero que en cuanto a cambios sociales se refiere las estrategias de comunicación son fundamentales para generarlos, acelerarlos y acompañarnos. ¿No se trataba de esto la 4T?

  

* Berenice Zambrano y Agustín Martínez son diseñadores gráficos y activistas que les interesa la comunicación, la política y la ciudad.

 

Close
Comentarios