Centros de Justicia para las Mujeres y la violencia

¿Cómo lograr que, tanto hombres como mujeres, estemos más seguras y vivamos una vida libre de violencias? Lo primero es entender el fenómeno: hay que ver en dónde estamos más en riesgo y por qué. Posteriormente, necesitamos asegurarnos de que los mecanismos existentes funcionan.

Por: Paulina Padilla

El 6 y 7 de noviembre del 2001 ocho cuerpos de mujeres asesinadas fueron encontrados en un terreno de siembra de algodón en Ciudad Juárez, Chihuahua. Desde 1993más de 300 cuerpos de mujeres asesinadas habían sido encontrados en otros lugares de Ciudad Juárez, sin embargo, el caso conocido como Caso González y otras (Campo Algodonero)– por el que, en 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condena al Estado mexicano como responsable por la desaparición y muerte de tres mujeresllega a ser emblemático debido a las graves negligencias cometidas por parte de las autoridades. 

Han transcurrido nueve años desde que se emitió esta sentencia y las mujeres en México siguen siendo asesinadas. ¿Cómo prevenir estos asesinatos? ¿cómo lograr que, tanto hombres como mujeres, estemos más seguras y vivamos una vida libre de violencias?Lo primero es entender el fenómeno: hay que ver en dónde estamos más en riesgo y por qué.

Al respecto, un video realizado por EQUIS Justicia para las Mujeres y el Área de Derechos Reproductivos y Sexuales del CIDE -con información de Data Cívica-evidencia que el 33 por ciento de los asesinatos de mujeres ocurrieron en su vivienda, en comparación con el 12 por ciento de los asesinatos de hombresEsto quiere decir que las mujeres se encuentran más en riesgo en sus casas que los hombres. Asimismo, en dichos asesinatos se registró previamente un 5.18% de violencia familiar en el caso de las mujeres y un 0.77% para el caso de los hombres. Estas cifras muestran la importancia de reconocer y visibilizar las diferentes expresiones que toma la violencia contra la mujer, de tal modo que se diseñen acciones efectivas para su prevención y erradicación. 

A la fecha, la política pública para preveniratender y erradicarla violencia contra las mujeres está enfocada a los Centros de Justicia para las Mujeres (CEJUM), los cuales fueron creados justo después de la sentencia de Campo AlgodoneroEsta es una política pública que contempla el acceso a la justicia no solo como la disponibilidad de asistencia jurídica, sino que también incluye la atención psicológica, médica, bolsa de trabajo y empoderamiento, ludotecaalbergue, entre otros, a la cual se le han invertido recursos considerables.

Pero ¿cómo han funcionado estos Centros?, ¿contribuyen realmente a la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género?, ¿a qué retos se enfrentan?Frente a tales cuestionamientos, EQUIS Justicia para las Mujeres inició un monitoreo sistemático de los Centros de Justicia para las Mujeres en 2013, el cual eventualmente condujo a la realización de un diagnóstico nacional parmedir la fortaleza institucional de dichos Centros, entre 2016 y 2017, y a la creación, en julio de 2017, de un Observatorio Ciudadano de los Centros de Justicia para las Mujeres (OCCEJUMpara ampliar y profundizar el trabajo de monitoreo.

A continuación, destacamos algunos de los hallazgos principales que han surgido de estos trabajos:

– No existe una homologación entre los Centros de Justicia respecto a cómo fueron creados y de qué órgano de gobierno dependen en cada entidad federativa. La mayoría de los Centros son creados por decreto o acuerdo emitido por el gobernador, otros por acuerdo del fiscal o procurador del estadoEsto quiere decir que, así como fueron creados por los gobernadores y fiscales, éstos los pueden desaparecer, sin necesidad de pasar por los congresos locales. Asimismo, se encontró que en la mayoría de los Centros dependen de fiscalías, lo que dificulta su interlocución con otras secretarías estatales, ya que las fiscalías no están acostumbradas a realizar labores de coordinación.
– Otro elemento toral para asegurar la fortaleza institucional de los Centros de Justicia es la forma en cómo están constituidos los Centros. Al respecto, se encontró que la mayoría no cuentan con independencia presupuestaria, patrimonio ni personalidad jurídica propia¿Cómo puede funcionar un Centro sin un mínimo de autonomía y capacidad para decidir sobre el uso de sus recursos? 
– La gran mayoría no cuenta con requisitos para elegir a las directorade los Centros. En general, las directoras son asignadalibremente por quien ocupe el cargo de titular de la dependencia a la que estén adscritas los CEJUM. 
– Asimismo, preocupa que algunos Centros no cuentan con personal suficiente, y un porcentaje de este no depende de la dirección.Esto impacta no solo en la capacidad de los Centros para ofrecer a cabalidad todos sus servicios, sino también en la calidad de la atención que brindan (los CEJUM deben dar servicio 24 horas los 365 días al año).

Lo anterior nos invita a reflexionar sobre la necesidad de mirar las políticas públicas dirigidas a combatir la violencia contra las mujeres más allá de su creación. Es preciso ir más allá de las buenas intenciones y mirar a detalle el punto de partida de estos mecanismos. ¿Cuál es el problema que se desea resolver? ¿Se han identificado causas y efectos? ¿A quiénes afecta y cómo? Una vez implementadas las acciones, ¿se les está otorgando recursos? ¿Cómo se están ejerciendo? ¿Quiénes son las personas que están otorgando los servicios? ¿Están preparadas? ¿Qué acciones están ejerciendo? ¿Cómo se está midiendo su impacto y resultado?

Si bien en México hemos debatido mucho sobre la violencia contra las mujeres –sobre todo los feminicidios poco hemos volteado a ver cómo están funcionando los mecanismos para su prevención. Para reducir efectivamente la violencia contra las niñas y mujeres del país, debemos mirar y evaluar las normas, políticas públicas e instituciones creadas para ello. Para lograr esto, requerimos que el Estado genere información relevante, accesible y pertinente sobre el funcionamiento de tales mecanismos, de manera transparente.

*Paulina Padilla es Oficial de Proyecto en el área de Políticas Públicas de la organización @EquisJusticia

Close
Comentarios