Cerrar la brecha digital

Más o menos el 50 % de los hogares del país carecen de acceso a internet, muy por debajo de países desarrollados que alcanzan cifras del 80 %. Lo anterior está relacionado con la falta de infraestructura, la falta de competencia en el sector, la dispersión geográfica de muchos municipios del país, y la pobreza en que se encuentran muchos hogares.

Por: Carlos Martínez Velázquez (@carlosmartinezv)

Dentro de un mes, aproximadamente, se cumplirán 5 años de la aprobación de la reforma de telecomunicaciones. Como hemos argumentado en este mismo espacio, en ésta se vinculó por primera vez la competencia económica con la satisfacción de los usuarios. Lo anterior, quiere decir que entre más proveedores de telecomunicaciones haya en el mercado, los consumidores estarán más satisfechos ya sea porque se observan menores precios y/o aumenta la calidad del servicio.

Y por eso es importante ver qué ha pasado con la concentración económica en distintos mercados del sector de telecomunicaciones. Para ello, se puede analizar el Índice Herfindhal Hirschman (IHH) que mide qué tanta concentración hay en un mercado, menores valores del índice indican menor concentración (mayor competencia económica), el máximo valor que puede alcanzar son 10 mil puntos. Típicamente valores mayores a 2,500 puntos indican mercados altamente concentrados (con poca competencia).

Gráfica 1 Concentración en mercados de Telecom

 

Fuente: Datos del Tercer Informe Trimestral del IFT.

Como se puede observar, en la mayoría de los mercados se sigue observando una alta concentración económica. Sin embargo, en los servicios de banda ancha (fija y móvil) es en los que se ha experimentado mayor competencia. ¿Qué quiere decir esto? Que la reforma de telecomunicaciones ha generado competencia diferenciada en los mercados. Sin embargo, con el IHH no se puede inferir mucho sobre los precios. Éstos han disminuido desde la reforma en todos los servicios.

¿Por qué si los mercados siguen altamente concentrados se observan menores precios? La razón es sencilla, la amenaza de entrada en el mercado genera una presión competitiva que empuja los precios hacia abajo. Como ejemplo, los hogares más desfavorecidos del país redujeron casi a la mitad los ingresos que destinaban a comunicaciones móviles entre 2014 y 2016. Además, la penetración de los servicios móviles aumentó casi 10 % entre los hogares del decil más bajo de ingresos. Lo anterior parecería soportar el precepto Constitucional que marca el hito de la reforma.

Sin embargo, hay pendientes importantes en cuanto a penetración de ciertos servicios. Por ejemplo, más o menos el 50 % de los hogares del país carecen de acceso a internet, muy por debajo de países desarrollados que alcanzan cifras del 80 %. Lo anterior está relacionado con la falta de infraestructura, la falta de competencia en el sector, la dispersión geográfica de muchos municipios del país, y la pobreza en que se encuentran muchos hogares. Para resolver lo anterior, todos los actores del Estado (gobierno, empresa, ciudadanía) deben de trabajar juntos.

El artículo sexto de la Constitución establece como derecho fundamental el “acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet”. El gobierno y los privados están trabajando para ello en el proyecto de la Red Compartida para que a través de ésta se provean servicios de telecomunicaciones a precios competitivas. Nuevas empresas que han llegado después de la reforma, como AT&T, están desplegando infraestructura en todo el país y promoviendo servicios para la penetración de banda ancha, con el reciente lanzamiento de su “Internet en Casa”. Desde el lado de la sociedad civil, se ha buscado participar en obtener títulos de concesión de servicios comunitarios de telefonía móvil, por citar un caso.

Para el siguiente gobierno será fundamental establecer una política de telecomunicaciones que promocione la competencia económica en el sector, con ello se puede esperar mejores condiciones para el usuario. Este plan debe tener un horizonte amplio (digamos 15 años) y debe establecer las prioridades de política pública para cerrar la brecha digital en el país. En la medida en que en ésta participen gobierno, empresa y sociedad civil, se podrá asegurar su éxito.

NOTA AL PIE

Ahora que viene el mundial muchos andan llenando su álbum de Panini. Sin embargo, la Cofece le debería de echar un ojo. Para llenarlo completamente hay estampas que únicamente puedes conseguir en la compra de ciertos productos (o recurrir al mercado secundario). Lo anterior quiere decir que para llenar el álbum tienes que comprar esos productos y no existe la seguridad de que obtengas la estampa, si sumas la cantidad pagada por todos los productos comprados para obtener las estampas acabas pagando un precio por arriba del que pagarías si no existiera esta exclusividad. Lo anterior reduce el excedente del consumidor que quiere llenar su álbum o da incentivos a la generación de mercados secundarios (hay varios puntos de venta que te “ahorran” comprar esos productos). En fin, parece un caso de exclusividad o ventas atadas.

 

* Carlos Martínez Velázquez es director de @centralcyc.

Close
Comentarios