Con ustedes todo, sin ustedes nada

¿Qué pasaría con México si pasamos del agandalle, el pasmo y la falla a la responsabilidad? Un México Posible.

El pasado 21 de marzo tuvimos la oportunidad de comunicarle al pueblo de México, a esta gran nación pluricultural, que hay un grupo de locas y locos, brujos y brujas, tecnicxs y rudxs de diferentes partes del mundo que podemos dialogar y que queremos construir un mejor México para esa generación que se nos escapa de las manos y que nos pide a gritos dignidad.

Méxicos Posibles es una plataforma de diálogo entre distintitos que hemos proyectado al calor del debate, de la construcción de confianza y de pensar en el futuro de las nuevas generaciones. A partir de ello, planteamos lo que le pasaría a México en cuatro probables escenarios: Unos Toman: México Agandallado, Algunos Ponen: México Pasmado, Todos Ponen: México Responsable, Todos Pierden: México Fallido.

Los escenarios uno, dos y cuatro ya se desarrollan de diversas maneras, la probabilidad de que sucedan está presente, la inercia ya nos pone en el camino del México agandallado, pasmado y fallido; sin embargo, el escenario número tres: Todos Ponen: México Responsable, solo sucederá si lo construimos.

Méxicos Posibles no se trata únicamente de dialogar entre distintas personas, se trata de que distintas personas nos movamos de lugar y hagamos cosas distintas. Esa es la única forma en la que el diálogo se convierte en una articulación que puede sostener cambios en nuestros estilos de vida y modificar los hábitos en la vida cotidiana de familias, instituciones, partidos políticos, empresas, universidades, escuelas, barrios, comunidades y pueblos.

Hacer cosas distintas es la acción por la cual las personas siempre han esperado que el privilegiado realmente demuestre que quiere que las cosas cambien, pero sobre todo que puede renunciar a muchos privilegios por el ejercicio pleno de nuestros derechos.

Moverse de lugar implica reconocer que las capacidades de México son profundamente distintas y fuertemente arraigadas. Es por lo tanto una oportunidad de ver con y desde la ciudadanía cómo tejemos una mirada de país en donde la discriminación, la exclusión social, el sexismo, el racismo, las nuevas formas de esclavismo, la explotación laboral, la cultura mafiosa y la violencia contra las mujeres y los jóvenes quedan como un pasado el cual nos llevará a hacer memoria para no equivocarnos de nueva cuenta.

Buena parte del trabajo de Méxicos Posibles implica fomentar un cambio radical en las formas de obtener beneficios y romper las clientelas electorales, las clientelas criminales y las clientelas monopólicas comerciales, así como motivar que políticos y empresarios dejen de pensar sólo en el patrimonialismo clientelar que lleva a la ruptura del Estado, de forma tal que se fomente el ejercicio pleno de todos los derechos humanos.

Hacer cosas diferentes invita a recrear creativamente nuevas opciones pedagógicas. Pongamos el cascabel al gato, imaginemos que renunciamos a seguir enseñando la cultura de la legalidad y tomamos los cuatro escenarios. Si hablamos de lo educativo en el que el civismo lo único que construye es una cultura de la legalidad por encima de la cultura de la justicia, entonces bien podríamos pensar que los cuatro escenarios se convierten en el nuevo modelo de formación cívica y ética que la Secretaria de Educación Pública podría utilizar como material didáctico para formar y educar a nuestras niñas, niños, adolescentes y reeducar a jóvenes y adultos.

Desde mi actuar en Mexicos Posibles proponemos una forma por la cual TODOS PONEMOS e imaginamos a nuestras niñas, niños y adolescentes colaborando y participando y transformando su propia comunidad.

En este momento histórico es necesario el acompañamiento del mundo adulto, poniendo el pecho, poniendo el amor y, sobre todo, poniendo sus experiencias de haber roto todas las formas del diálogo en el pasado, porque las #señalesdelcorazon dan alegría para vivir y no para sobrevivir, por los pensamientos de cuidar la patria grande, de construir un México en paz con justicia y dignidad.

 

@carloscauce

Close
Comentarios