10 conclusiones preliminares del transporte en la ZMVM

Solo el 41% de los hogares en la Zona Metropolitana del Valle de México cuenta con un automóvil y los usa de forma muy ineficiente, de acuerdo con la nueva Encuesta Origen-Destino.

Por fin están disponibles los resultados preliminares de la nueva Encuesta Origen-Destino de la Zona Metropolitana del Valle de México. Quienes trabajamos en Jetty esperamos con ansia esta información, pues justo estamos expandiendo nuestras áreas de cobertura. El cruce de la encuesta O-D con las casi 50,000 solicitudes de viaje que hemos acumulado en nuestra app servirá para identificar dónde está concentrada y cómo se comporta la demanda de transporte. Apenas comenzamos a hurgar en la enorme base de datos de la encuesta, y suponemos que muchos otros empresarios, académicos, políticos y funcionarios ya están haciendo lo mismo. Ojalá que la publicación de la encuesta detone una animada discusión pública sobre cómo nos movemos en la ciudad. Este artículo podría ser un primer saque.

A reserva de seguir refinando nuestro análisis (y a la espera de la publicación de los resultados definitivos de la encuesta), estas son 10 conclusiones preliminares:

El transporte colectivo tradicional (micro, pesero, etc.) sigue siendo el rey. Según la encuesta, los colectivos mueven diariamente a 6.09 millones de personas, una cantidad mayor a la que mueven los autos (3.15 millones) o el metro (2.39 millones). En promedio, hay 11.53 millones de viajes diarios en colectivo. Esto representa el 74.1% del total de viajes en transporte público. La gente valora la cobertura, la frecuencia, y el precio de los micros, y/o no encuentra alternativas más cómodas, confiables y seguras.

Las calles están llenas de autos vacíos. La encuesta estima que solo el 41% de los hogares en la ZMVM cuenta con un automóvil. Y los datos también sugieren que la gente utiliza estos autos de forma muy ineficiente. El 68.1% de los viajes en auto transportan a un solo un pasajero y solo el 2.9% de los viajes en auto circulan llenos (4 o más pasajeros). Como ya hemos discutido, tenemos que modificar este comportamiento o la ciudad seguirá paralizada por el tráfico.

A pesar de múltiples inversiones en infraestructura de transporte, los tiempos de traslado empeoraron. En los diez años desde la última encuesta, construimos el tren suburbano, la Línea 12, más de 100 kilómetros de Metrobús y Mexibús, decenas de kilómetros de autopistas urbanas e implementamos Ecobici. A pesar de todo ello, la encuesta 2017 documentó un incremento de 3 minutos en los tiempos de traslado, comparado con el promedio registrado en 2007. Hoy la gente tarda en promedio 57 minutos en llegar a trabajar (60 min si vive en el edomex, y 54 si vive en la CDMX). Uno de cada tres viajes al trabajo en la ZMVM toman más de una hora. Y 7.2% de los viajes al trabajo que inician en los municipios conurbados y 3.1% de los que inician dentro de la CDMX duran más de dos horas. Si queremos resultados diferentes no podemos seguirle apostando a las mismas ideas.

La ciudad tiene tres horas “pico,” y el número de viajes en estas horas está creciendo. Hay 6 millones de viajes que inician entre las 7 y las 8:15 hrs. A mediodía, entre las 13 y las 14:15 hrs, inician 4 millones de viajes. Y 4.1 millones de viajes inician entre las 18 y las 20:15 hrs (el pico de la tarde está más extendido). Comparado la encuesta 2017 vs la de 2007, el número de viajes realizados entre las 7 y las 8 hrs creció en 375 mil, y el número de viajes realizados entre las 18 y las 19 hrs creció en 230 mil. Esos números equivalen a agregar los viajes de otra Condesa a la ciudad.

La ciudad es policéntrica. Solo uno de cada ocho viajes que inician en los municipios conurbados terminan en la CDMX. Y solo uno de cada siete de los viajes que inician en la CDMX termina en un municipio conurbado. Esto sugiere que existe un buen balance de hogares y empleos en los distintos rincones de la zona metropolitana. (Aunque aún tenemos que esperar los resultados definitivos de la encuesta, pues podríamos estar ante un problema de contabilidad: Un viaje metropolitano puede tener muchos tramos no metropolitanos). Aún así, hay aproximadamente 4.4 millones de viajes diarios que “cruzan” la frontera entre la CDMX y otra jurisdicción política.

No es lo mismo vivir en la CDMX que vivir en el EDOMEX. Las disparidades regionales en infraestructura y nivel de ingreso quedan claramente reflejadas en la encuesta. Quienes viven en el EDOMEX usan más el transporte colectivo tradicional y la bicicleta para ir a trabajar que quienes viven en la CDMX. (Sí, en serio, la bici no es solamente onda de la Roma/Condesa). En contraste, quienes viven en la CDMX usan más el automóvil, el metro y el metrobús/mexibús para ir a trabajar que quienes viven en el EDOMEX. Ambos grupos caminan al trabajo en la misma proporción.

Santa Fe no está entre los principales destinos. Los principales atractores de viajes en la ZMVM son: la zona centro (que atrae 535 mil viajes diarios), Chapultepec-Polanco (522 mil), Buenavista-Reforma (416 mil), la Del Valle (372 mil) y la Condesa (339 mil). En contraste, Santa Fe únicamente atrae 172 mil viajes diarios. Hay 82 zonas de las ciudad que atraen más viajes que Santa Fe. (Aunque ojo, esos 172 mil viajes se notan mucho porque Santa Fe ofrece muy pocas alternativas de calidad al automóvil).

La violencia de género se cuela hasta en las estadísticas de transporte. Las mujeres usan muchísimo más el taxi y muchísimo menos el transporte público que los hombres. Una posible explicación es que las mujeres experimentan una profunda sensación de vulnerabilidad en el transporte público tradicional. Algo similar ocurre con la bici. El porcentaje de viajes en bicicleta es tres veces más alto en el caso de los hombres (3.3% del total de viajes vs 1.1% de las mujeres).

Los viajes en taxi (con app y sin app) van en picada. La encuesta de 2007 fue levantada antes de que aparecieran aplicaciones como Uber y Cabify. En aquel entonces los taxis concentraban el 16.4% del total de viajes en transporte público (aproximadamente 2.4 millones de viajes diarios). En la encuesta 2017 este porcentaje cayó hasta 10.5% (1.64 millones de viajes diarios). Es decir, entre 2007 y 2017, “desaparecieron” 760 mil viajes al día en taxi. Y este número esconde el verdadero tamaño del colapso del taxi, pues cuenta a los viajes en taxi de calle, de sitio, y vía app dentro de la misma categoría.

Si hay que priorizar, prioricemos la movilidad peatonal. La encuesta anterior no contó los viajes a pie. La nueva encuesta corrigió este error, y resulta que los viajes exclusivamente caminando representan el 32% del total (11.15 millones de viajes diarios). Además, todos los demás viajes forzosamente inician o terminan a pie. Es urgente revalorar al peatón -no en el sentido filosófico, sino con presupuesto público.

El levantamiento de la encuesta representa un trabajo titánico de especialistas del INEGI y de la UNAM, y debería nutrir el debate público en la ciudad. La información ahí contenida puede informar las políticas de los candidatos a Jefe de Gobierno, las estrategias de las empresas del ramo y los argumentos de las organizaciones civiles. No permitamos que la encuesta pase desapercibida. Discutámosla. Ya es hora de solucionar el problema de la movilidad en la ciudad.

PD. ¿Ya conoces Jetty? Somos una aplicación de transporte colectivo privado diseñada para viajar cómodo y seguro sin gastar toda tu quincena en taxis o ubers. Visita nuestra pagina, descarga nuestra app, o síguenos en twitter para saber más.

 

 

@oneflores

Close
Comentarios