Propuesta del Movimiento Nacional Indígena a AMLO

El próximo presidente de México debe convertirse en un aliado de los pueblos indígenas ante “las pretensiones de empresas mineras o de cualquier otra índole", propuso el Movimiento Nacional Indígena a Andrés Manuel López Obrador.

En días pasados en Jerez, Zacatecas, el Movimiento Indígena Nacional entregó a Andrés Manuel López Obrador su propuesta para los pueblos originarios de nuestro país. Plantean lo siguiente:

  • Que la Presidencia de la República convoque a un congreso nacional para formar la Coordinación Nacional Indígena que estaría integrada por representantes de los 68 pueblos indígenas de México. Esta coordinación se encargaría de todos los asuntos relacionados con este sector de la población.
  • Que el total del presupuesto del Estado para los pueblos indígenas se concentre en una sola entidad. Consideran que “es insuficiente, y para colmo, (está) divido en varias dependencias del Gobierno Federal” y afirman que “a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, nunca se le ha asignado más del 10% del presupuesto total anual, la mayor parte se va a rubros que ni sabemos en qué se utilizan”. Proponen que se le asigne a la Coordinación Nacional Indígena para que sean los propios pueblos los que lo administren.
  • Que se reforme el artículo 27 Constitucional “para que retome su espíritu original, es decir, que las tierras comunales y ejidales sean inembargables e inalienables, y que los recursos naturales de los territorios indígenas sean administradas por las propias comunidades y pueblos indígenas”.
  • Que le presidente envíe al Congreso una iniciativa de reforma constitucional para que se cree la sexta circunscripción plurinominal indígena en la que los pueblos estén representados por 50 diputados federales y 20 senadores. Asimismo, plantean “la remunicipalización y redistritación electoral en zonas indígenas atendiendo a su ubicación geográfica y no tanto su posición numérica; y donde las condiciones objetivas así lo determinen, impulsar la justicia y representación política a través de nuestros sistemas normativos propios por usos y costumbres”.
  • Que se convoque a un nuevo congreso constituyente “para que sus integrantes elaboren una nueva constitución, para que los pueblos indígenas seamos contemplados y los principios de la libre determinación y autonomía sean ejes rectores”.
  • Que el presidente de México se comprometa a respetar las tierras y territorios indígenas y a adoptar el principio de la consulta previa libre e informada, y que se convierta en un aliado de los pueblos ante “las pretensiones de empresas mineras o de cualquier otra índole, que sin respetar nuestro derecho a la libre determinación y autonomía amenazan con despojarnos de nuestras tierras y territorios, así como de nuestros recursos naturales, amenazando la existencia de nuestros pueblos y culturas indígenas”.

Si bien el Movimiento Indígena Nacional no representa a todos los indígenas del país, sí aglutina a un sector considerable, por lo que me parece importante difundir su propuesta.

Quien sea que llegue a la presidencia del país debería volverse aliado de los pueblos indígenas, no sólo ante los embates de las empresas mineras y similares, sino en todos sentidos.

 

@yotlacuila

Close
Comentarios