Sobre el foro indígena en la ONU

Mientras la participación de los indígenas en Naciones Unidas se reduzca a un organismo asesor como el foro, su incidencia será mínima.

Desde el pasado 16 de abril y hasta el próximo viernes 27 se está llevando a cabo en la sede de la ONU, en Nueva York, la XVII sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas. El foro es un organismo asesor del Consejo Económico y Social (ECOSOC) que sesiona anualmente desde 2002. El tema de este año son los derechos colectivos de los pueblos indígenas a las tierras, territorios y recursos.

En la inauguración del evento el presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó la importancia de la participación de los pueblos indígenas en la ONU y recordó las luchas de los pueblos de América Latina por su liberación. Afirmó que la humanidad está en peligro porque las políticas orientadas a concentrar el capital en pocas manos “no respetan los derechos de la Madre Tierra” y que los indígenas sí viven en armonía con ella. “Si no cambiamos estas políticas del capitalismo, mal podemos decir que está garantizada la vida para todos los seres humanos que habitan el planeta”, advirtió. Propuso plantear a las Naciones Unidas que se reconozcan los derechos de la Madre Tierra, así como se reconocieron los derechos humanos hace 70 años.

Morales se refirió además a las políticas de exterminio al movimiento indígena en Latinoamérica, tema que también mencionó la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, quien en su discurso ante la plenaria del foro habló de la criminalización y los actos de violencia hacia líderes indígenas en todo el mundo y posteriormente, en una rueda de prensa, afirmó que los defensores indígenas de los derechos de sus pueblos y del medio ambiente continúan siendo asesinados en América Latina. Propuso hacer un llamado al sector privado para que implemente los lineamientos de derechos humanos.

Cada año asisten al foro representantes de pueblos indígenas de todo el mundo, incluidos varios de nuestro país, y cada año se denuncian los asesinatos a líderes indígenas latinoamericanos, pero eso no los ha detenido. Ahora son personalidades como Morales y Tauli-Corpuz quienes los denuncian, tal vez eso sirva de algo. Sin embargo, mientras la participación de los indígenas en Naciones Unidas se reduzca a un organismo asesor como el foro, su incidencia será mínima. Es por eso que Mirna Cunningham, ex presidenta del foro en cuestión y actual presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe, propuso que se otorgue a los pueblos indígenas representación oficial en la Asamblea General de la ONU. “Casi todos los temas que se tratan en las Naciones Unidas nos afectan, no queremos por lo tanto una participación que nos reduzca a determinados espacios, queremos participar en la Asamblea General, en los órganos subsidiarios, en reuniones específicas, en las reuniones de alto nivel y en otros espacios de toma de decisiones”, afirmó en una de sus intervenciones en el marco del foro.

Cunningham propuso que sea a través del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas que se dé esa participación, pues por la forma como está constituido garantiza paridad y cierto grado de representatividad.

Si pasaron más de 20 años de lucha de los indígenas para que se constituyera el foro en cuestión y cinco años más para que se aprobara la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, probablemente pasarán varios años para que se logre lo que plantea Mirna Cunningham, pero la propuesta ya está circulando y será sin duda una de las próximas metas de los representantes indígenas en la ONU.

 

@yotlacuila

Close
Comentarios