Día de muertos en Pátzcuaro

Hoy es día de muertos. Mientras algunos están celebrando la fecha en familia de acuerdo a sus tradiciones, otros están aprovechando el puente en alguna playa o balneario y, como cada año, alrededor de 20 mil turistas están en la isla de Janitzio observando cómo honran los purépechas a sus difuntos. Cada año es lo mismo, la pequeña isla de unos 2 mil 500 habitantes se atiborra de visitantes nacionales y extranjeros que van al panteón como si fuera un centro de espectáculos.

Sin el menor respeto pisan las tumbas, se emborrachan y molestan a las personas que están celebrando con sus muertos con preguntas tontas. Los camarógrafos de las televisoras piden a las familias que muevan “un poquito” las veladoras o las flores para poner sus tripies, mientras sus compañeros narran las ceremonias como si fueran un concurso de belleza o un encuentro deportivo.

Otros visitantes quieren comprar los tamales de las ofrendas o los adornos, etc. (aclaro: por principio, nuca he ido a Janitzio en esas fechas, pero sí muchas veces en días posteriores y lo que aquí describo es lo que me han relatado, y lo he comprobado con fotos y viendo la televisión). Si bien es la isla de Janitzio el lugar que más visitantes recibe, sucede lo mismo en toda la región purépecha del lago de Pátzcuaro. En síntesis, una falta absoluta de respeto a los lugareños, sus costumbres y tradiciones y a sus difuntos.

Los hoteleros y restauranteros de la zona están felices porque hay lleno total en los hoteles y están obteniendo grandes ganancias, el gobierno estatal habla de la “derrama económica” que beneficia al estado, pero ésta pocas veces (si no es que nunca) llega a los indígenas que son molestados en sus celebraciones.

La festividad de día de muertos en Michoacán fue catalogada por la UNESCO en 2008 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La solicitud la hizo la secretaría de turismo estatal sin consultar con los involucrados, es decir, con los purépechas que la celebran.

La Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO dice claramente que se debe tomar en cuenta a las comunidades y afirma que los Estados deben “adoptar las medidas necesarias para garantizar la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial presente en su territorio” (artículo 11). Más adelante declara que se debe “garantizar el acceso al patrimonio cultural inmaterial, respetando al mismo tiempo los usos consuetudinarios por los que se rige el acceso a determinados aspectos de dicho patrimonio” (artículo 13). Nada de esto ha respetado el gobierno michoacano. Al contrario, lo que han logrado es que la gente modifique sus costumbres para huir de los turistas. Cada vez son más quienes han optado por realizar sus ceremonias en la madrugada o en sus casas, huyendo de los turistas y de los paparazzi. Pero no es lo mismo, pues de acuerdo a sus creencias, los muertos llegan al panteón (no a la casa) y a una hora determinada, aunque probablemente los mismos difuntos ya también se hayan visto obligados a cambiar sus costumbres.

Todo esto no es más que otra forma de explotación y de despojo a los pueblos indígenas y una violación a sus derechos, pero al parecer a nadie le importa, y menos a las autoridades gubernamentales.

 

@yotlacuila

Close
Comentarios