Y lo viral más viral…

La publicidad se esta reescribiendo para diferentes fines y los usuarios de las redes están siendo testigos de cómo las marcas y ahora los partidos buscan estratégicamente impactarlos.

Y lo viral más viral…
Especial

La semana pasada publiqué un tuit que decía: “Sociedad:  no necesitamos tuits virales, necesitamos empatía, mucha empatía” y es que en un mundo dominado por la viralidad, la red se ha convertido en el escaparate más efectivo para alcanzar fama y dinero.

Da igual que seas cajero en el oxxo, ama de casa, o… presidiario (de ojos verdes y guapo, eso sí). Si impresionas a unos miles alcanzarás a millones; ello te traerá inesperados ingresos que pueden llegar a ser muy altos. En el caso de los ya famosos, las posibilidades de arrasar se multiplican. Por ejemplo el trasero de la Kardashian o la pelea entre los restaurantes de comida rápida.

Un ejemplo de viralidad traducido directamente en ventas es el de Cristiano Ronaldo que protagonizó un video filmado en su propia casa para hacer el lanzamiento oficial de sus nuevos zapatos Mercurial 5 de la marca Nike.

El video comienza con un saludo del goleador merengue dando la bienvenida en la puerta de su casa con una invitación a pasar adelante a los famosos DjMariio y Vinsky 360, dos de los más famosos fanáticos del videojuego Fifa.

Cristiano comienza el recorrido de su casa junto a los dos gamers y todo queda registrado en los videos de su propia historia de su cuenta oficial de Instagram.

En las imágenes se puede ver la impresionante colección de los diferentes modelos personalizados de los zapatos Nike, marca que patrocina a Cristiano, en una vitrina de lujo iluminada de luz.

Es en ese momento cuando Cristiano Ronaldo muestra por primera vez en el video los nuevos zapatos.

En la última parte del video, Cristiano le coloca sus nuevos zapatos a su hijo Cristiano Ronaldo Jr, para estrenarlos con remates a una portería en el jardín de su casa y realizar una serie de juegos con sus invitados.

Un crack de estrategia mercadológica. Nike no tuvo que invertir más en grandes eventos como era su costumbre, invirtió en la viralidad e impacto que un Ronaldo causa actualmente en el mundo.

La publicidad se esta reescribiendo y los usuarios de las redes están siendo testigos de cómo las marcas buscan estratégicamente impactarlos.

En la semana vimos un fenómeno viral sobre Andrés Manuel López Obrador, un video recopilatorio de frases que el tabasqueño ha dicho jocosamente sobre el poco daño que le pueden causar las fakes news que sus contrincantes fabrican.

Este video pensaríamos alguien muy creativo se tomó el tiempo de hacer, para quizá solo causar un poco de hilaridad, sin embargo hoy en día todo lo que vemos en el ciberespacio no es obra de la casualidad, son estrategias como ya mencione hacen de los momentazos las delicias de la red (a más morbo, más visitas).

Pero de nada sirve tener un gran impacto si va a ser para generar opiniones negativas, el “que hablen de ti aunque sea para mal” es algo que una empresa no se puede permitir.

Por tanto Viralidad, sí. Pero no ha cualquier precio.

Por eso hoy cuando vemos que los restaurantes de comida rápida se apuntan para recibir burlas en redes sociales y nos parece de lo más inocente por parte de ellos, lo inocente es nuestro pensamiento.

Cuando haces una cosa así, pública, te arriesgas a que te caigan palos por todos lados, sobre todo de los usuarios de Twitter, pero si la marca afectada contesta prepárense a presenciar una estrategia bien planeada.

Las guerras son detestables, pero las de este tipo nos encantan. Potencian la creatividad de las marcas, y las hacen mucho más cercanas y humanas.

Así pasa con nuestros pobres y preparadísimos políticos. Así que faltando tan poco para elegir gobernantes nos falta un rato por ver los teatros mercadológicos y el desempeño creativo en este nuevo mundo o mejor dicho campo de batalla.

@maricelarosales 

 

Close
Comentarios