Conspiraciones contra AMLO

La facilidad de la red para amplificar conspiraciones ha sido bien aprovechado por partidos políticos, líderes de opinión e intelectuales. Y han sido bien escuchadas por un segmento al que logran intimidar y manipular con la estrategia del “miedo”.

Estamos en la época en que emanan informaciones, comentarios y análisis más o menos sesudos sobre la supuestas conspiraciones que penden de manera silenciosa sobre las próximas elecciones en México.

Estas conspiraciones actúan como una inmensa caja de resonancia de nuestros miedos multiplicada gracias al altavoz que supone la red.

Es como un déjà vu de rumores que gravitan sobre el candidato del partido de Morena, pues ya hemos vivido la propaganda sobre el peligro que representa votar por una opción y cambio radical al que ha gobernado hasta ahora este México hartado de tanta maniobra política sin vergüenza.

Ya perdí la cuenta de todas las conspiranoias que me han dicho últimamente, todas buscan lo mismo. Esto es, ser reconocidas como una auténtica conspiración. Hay quién dice afirmar haber escuchado como se fragua la nueva trampa para Andrés Manuel. En este punto, la viralidad de Internet parece la condición necesaria para multiplicar hasta el infinito rumores absurdos tales como la devaluación de la propiedad privada una vez que AMLO gane las elecciones, así que mejor no votar por él, ya que tu propiedad valdrá menos y quedarás en la vil calle.

O de cómo al primer minuto de su gobierno México vivirá escasez de alimentos y bienes de primera necesidad. Sí, exactamente igual que Venezuela. Como si México fuera Suiza actualmente. “Okya”.

Un spin más extraño de estas teorías asegura que existen criaturas alienígenas que están infiltradas en la élite de nuestra sociedad, por supuesto que en el partido Morena e incluso algún miembro de la familia de Andrés Manuel sería alguno de estos extraterrestres encubiertos.

Y si piensan que este es un clásico de internet y que Maricelita ya está alucinando de tanto oír “movimiento naranja, el futuro está en tus manos…nananananá…”, pues pueque.

Pero yo me pregunto, ¿por qué siempre se ven involucrados los mismos grupos de poder y diversos poderes fácticos? Las teorías son múltiples y se articulan sobre dos ejes: uno deductivo básico sobre el clásico principio del Qui prodest? -¿A quién beneficia?, en latín- y otro inductivo que las alinea al borde de la conspiranoia -resulta imposible en la mayoría de los casos ni descartarlas totalmente ni asumirlas en su globalidad-.

¿Te has puesto a pensar, lejos de hacer bromas y memes, sobre quién en realidad es la mafia del poder? ¿Será un grupo perteneciente a la secta de los Illuminati la cual planea controlar el mundo gracias a la introducción de Internet y las nuevas tecnologías?

O realmente es una presunta agrupación de políticos mexicanos miembros del PRI que tendrían su campo de acción en el Estado de México. Y cuyo líder supremo es Carlos Hank González. O quizá debamos seguir investigando que hay detrás de NXIVM y Carlos Emiliano Salinas Occelli.

Con todo, y como anécdota, conviene señalar que esta última facilidad de la red para amplificar conspiraciones ha sido bien aprovechado por los partidos políticos, por los líderes de opinión, por los intelectuales que nunca dejan de opinar. Lo que queda claro es que son bien escuchadas por un segmento al que logran intimidar y manipular con la estrategia del “miedo”. Debo de reconocer cómo mi mamá me ruega que piense bien mi voto y no caiga en el terrible error de arrojar al fuego eterno a nuestro país.

Qué bueno y viene a bien decir que existen iniciativas como Verificado 2018, que muy a pesar de las críticas y malintencionados intentos de desprestigio continúan trabajando a favor de la verdad informativa.

Eso sí, seguro que algún fan de la teoría de la conspiración no vería en esas acciones una intención buena, sino el inicio de un proceso de concienciación de la sociedad para…

Complete usted el enunciado, mi querido lector.

 

@maricelarosales

Close
Comentarios