3 lecciones de superhéroes para aprender democracia

Spiderman, Batman y Supermán tienen varias lecciones de las cuales podríamos tomar ejemplo en estos días de campaña electoral.

Reflexionar sobre qué es la democracia y su importancia en nuestra vida diaria es algo que deberíamos hacer por lo menos ahora que se habla tanto de tendencias políticas y preferencias de candidatos y eso pasa a cada momento.

Mientras esperamos en la fila del banco, mientras caminamos a nuestro trabajo o dentro de nuestro auto cuando vamos a recoger a nuestros hijos al colegio, por la mañana cuando tomamos nuestro café y ¿por qué no? en la sobremesa en nuestras reuniones familiares.

Tomar conciencia de que la vida pública es importante para el destino de todos y que nos urge una buena guía para acercar a los humanos comunes y corrientes a las cuestiones más importantes del debate político contemporáneo es necesario.

Nada ganamos y todos perdemos con los spots y argumentos que nos acercan a prácticamente odiar al que contiende en estas elecciones próximas a llevarse a cabo en México.

Así que por qué no tomamos un poco de los superhéroes que existen actualmente y tomamos un poco del ejemplo que nos dan. He aquí 3 lecciones sobre democracia que podrían servirnos mucho para esta época de elecciones.

Spiderman

El sentido arácnido es una voz que no se puede acallar. Su instinto súper heroico tiene el poder de anular cualquier aspecto de la vida del superhéroe que entorpezca su incorporación inmediata a la lucha por los intereses de la democracia. A la llamada del deber autoimpuesto todo debe esperar, el amor, la familia, las relaciones con nuestras amistades.

Parece que la lucha por defender la democracia bien vale que la vida personal de un “súpertipo” se frustre por el bien de todos.

Batman

Para muchos superhéroes luchar por la democracia es como alimentarse o respirar. La lucha por proteger la democracia de los ataques del totalitarismo es una empresa que requiere plena dedicación por parte del superhéroe.

Batman en todas sus películas -a pesar de su carácter explosivo impulsado por la tragedia de la muerte de sus padres- posee la fuerza moral, algo tan olvidado hoy día y a lo que la mayoría de nosotros deberíamos aspirar por y para la democracia.

Superman

El súper hombre evolucionó y pasó de ser más rápido que una locomotora, más fuerte que un león y capaz de saltar por encima de la torre mayor de un solo salto y moverse a la velocidad de la luz.

Y a pesar de sus poderes es el héroe que mejor comprende que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Los superhéroes de los cómics de manera analógica retratan cualidades éticamente deseables tanto para la ciudadanía como para los gobernantes.

El trabajo en equipo, la honestidad, la responsabilidad, la justicia y la igualdad son por mucho lo que deberíamos aspirar todos. Hoy es importante lograr un clima abierto y democrático para poder lograr relaciones de trabajo positivas.

Quizá es momento de tomar éstos ejemplos y mejorar el entorno político. O ¿ustedes qué creen?

 

@maricelarosales

Close
Comentarios