En redes sociales la intercampaña no existe

En este periodo en el que los candidatos tienen prohibido hacer actos de proselitismo, los contendientes hacen uso de las redes sociales y espacios digitales para tratar de ganar posiciones con contenidos especialmente diseñados para plataformas digitales.

Por: Alejandro Avendaño Bautista (@esquelalex)

Las campañas y la conversación política en México continúan, las limitaciones a los medios como la radio y la televisión no funcionan en un contexto en donde la ley y los medios que eran hegemónicos se están quedando cortos.

Cada campaña se produce en un momento histórico distinto y cada momento está determinado por un esquema de comunicación diferente. En algún momento fue el tema de las redes ciudadanas, desde el 2006 se habló de la importancia de los blogs y recientemente se habla de la importancia de las redes sociales como la alternativa para continuar con la proyección electoral.

Esto ocasiona que las propias dinámicas de las campañas se vayan adecuando a los esquemas que en ocasiones están adelantados a los marcos legales que los regulan, como lo estamos viendo en el periodo de intercampañas, establecido a partir del año 2012 tras la reforma 2007-2008. El cual establece básicamente que los candidatos y candidatas no pueden aparecer en los spots de sus partidos correspondientes, hacer proselitismo y llamado al voto.

Ante esto, la radio y la televisión se encuentra con un marco restrictivo que le impiden generar debates o entrevistas que terminen con el llamado al voto de los precandidatos, el cual es un elemento que le resta interés ante las audiencias.  Esto se ha presentado en un contexto donde la intercampaña tiene como antecedente ya un esquema de comunicación oficial y los actores políticos tienen incentivos para seguir buscando puntos durante este periodo.

Bajo esta lógica el espacio digital se convierte en un esquema estratégico para tratar de ganar posiciones, ya que el marco regulatorio es más laxo y vemos piezas que en televisión no podrían ser difundidas. Son contenidos especialmente diseñados para plataformas digitales.

 

Esto nos da pie para analizar si el periodo de intercampañas es útil en el ejercicio electoral o si la forma en que está diseñada es la correcta, ya que, a pesar de tener reglas claras, cada actor le da una interpretación y establece una postura diferente de acuerdo con sus intereses.

Después de la experiencia que nos está dejando este periodo obliga a los distintos actores a considerar los puntos que generen mayor certeza en un periodo tan importante:

  • A las autoridades revisar el marco legal
  • A los actores políticos fortalecer sus capacidades para comunicarse en este entorno
  • A los medios generar mejores formatos de información
  • Desarrollar en los propios ciudadanos capacidades para poder comunicar y procesar información que se distribuye en estas nuevas plataformas de manera constante

Ahora nos queda observar lo que ocurrirá en estas elecciones y analizar si se presenta un nuevo esquema en los procesos electorales posteriores y la forma en que los distintos actores se involucraran.

 

@LEXIAGlobal

Close
Comentarios