Salvar vidas desde lo local: caso Neza

En México, sí hay gobiernos que están apostando por fortalecer a sus policías municipales, y construir estrategias de seguridad de la mano de la ciudadanía y de la sociedad civil.

Por: Cynthia Castañeda (@ccastan3da) y Mariana Nolasco (@anairamzepol)

Nezahualcóyotl es uno de los 125 municipios del Estado de México que ha sido gobernado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) desde 1996, con un periodo interrumpido por el gobierno priista de Edgar Navarro (2009-2012). Foto: Mariana Nolasco

En un contexto de violencia tan complejo como el que atraviesa el país, el municipio mexiquense de Nezahualcóyotl ha registrado una reducción constante de homicidios dolosos. De 2013 a 2017, este delito se redujo en 13% pasando de una tasa de 15.2 a 13.2.[1] Esto, más que una casualidad, es el resultado de un modelo de seguridad que ha apostado por empoderar a sus policías, con el fin de que puedan mantener una relación cercana con la comunidad y ser un actor principal en el diseño de políticas preventivas desde lo local.

La Dirección General de Seguridad Ciudadana en Nezahualcóyotl está a cargo de Jorge Amador, un sociólogo y filósofo que, con un enfoque distinto al de la mayoría de los funcionarios, ha comprobado que la preparación continua y la profesionalización de sus policías permite transitar de un modelo de seguridad pública meramente reactivo a uno de seguridad ciudadana, en el que el policía es capaz de resolver problemas de convivencia cotidiana que podrían desembocar en riñas y más violencia.

Además, ha formado círculos de lectura para que los policías conozcan a Pedro Páramo o aprendan a alimentarse mejor con Cerebro de Pan; los impulsa a terminar la licenciatura y a los que han tenido un desempeño destacado los premia con bonos cada seis meses.

Y es que en esta administración ha sido clave la construcción de la seguridad pública desde lo local: entender que no hay una sola estrategia para inhibir el delito en una zona de 65 km2, y crear estrategias hechas a la medida de cada colonia y calle para las distintas violencias.

En #MxSinHomicidios buscamos el acercamiento con casos que, como éste, apuesten por innovar en materia de seguridad ciudadana y contribuyan de manera significativa a contener la violencia.

¿Entender las dinámicas delictivas dentro de las más de 10 mil cuadras que componen a Neza?

Sí, a través de las más de 11 mil redes vecinales. Amador creó una red vigilancia vecinal que informa lo que pasa de esquina a esquina a las policías vía WhatsApp. El municipio fue dividido en 100 cuadrantes y los uniformados organizan reuniones con los habitantes para identificar factores de riesgo y canalizar sus demandas.

“Se trata de coproducir la seguridad. La policía de proximidad nos ha permitido trabajar juntos vecinos y policías cuadra por cuadra en forma de red”, explica Jorge Amador.

Esto ha resultado en una mejora de confianza por parte de los habitantes en la policía. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU2017), de las 55 ciudades analizadas, Nezahualcóyotl quedó en 5º lugar. También se registra una mejora en el tiempo de respuesta promedio de la policía, pues éste se redujo de 8:10 minutos en 2013 a 5:51 minutos en 2017.[2]

La tecnología ha sido una aliada más en la estrategia. Además de contar con un sistema de 1,800 cámaras de vigilancia que ayuda al monitoreo de la zona, el año pasado se lanzó Neza Segura, una app disponible en Apple y Google en la que, mediante un clic desde un celular, el usuario puede activar un botón de pánico, envía su ubicación geográfica al Centro de Mando C4, así como a la patrulla del cuadrante correspondiente a esa zona.

Otra herramienta indispensable es el helicóptero Coyote I. Neza es el único municipio de la zona metropolitana que actualmente cuenta con una aeronave que, en permanente comunicación con el C4, ayuda a detectar, inhibir y perseguir el delito. Se tienen identificadas las zonas más conflictivas, en las colonias Las Águilas, Metropolitana Primera Sección y Metropolitana Segunda Sección. Todas con la particularidad de ser limítrofes a la CDMX. Además de los tres sobrevuelos de vigilancia diaria que tienen programados, el Coyote I también traslada heridos en situaciones de emergencia.

La suma de todos los componentes antes descritos no es una fórmula mágica, más bien plantea un desafío a analizar, evaluar y, de ser posible, replicar como modelo de trabajo en otros municipios del país. Representa una lección que merece tomarse en cuenta más allá de un liderazgo o un gobierno.

Desde México Evalúa creemos que no sólo es necesario un cambio drástico en el paradigma de la seguridad pública, sino que también es posible. Sostenemos que el diseño de la estrategia de seguridad debe buscar la articulación entre las escalas de gobierno, partiendo de lo local, con soluciones concretas a problemas específicos. Es por esto que la próxima semana, como ya lo han hecho 482 localidades en el país, la Dirección General de Seguridad Ciudadana y la Presidencia Municipal de Nezahualcóyotl suscribirán las propuestas de la iniciativa #MxSinHomicidios y la alianza en Latinoamérica Instinto de Vida.

#SalvarVidasSíesPosible ¿Qué esperamos para hacerlo?

 

* Cynthia Castañeda y Mariana Nolasco coordinan la iniciativa @mxsinhomicidios desde @mexevalua.

 

 

[1] Estimaciones del gobierno municipal de Nezahualcóyotl con base en datos del C4 municipal.

[2] Ver en Prevención del delito en México, ¿cómo se implementa? Una evaluación de acciones financiadas por el Pronapred en Nezahualcóyotl.

Close
Comentarios